viernes, 31 de diciembre de 2010

Repaso del sobrepeso de “Dulcinea” antes de cerrar el año

Por Andrea Mateo


“El último hurto fue cometido el pasado mayo en la capital francesa, cuando fueron sustraídos de su Museo de Arte Moderno Le pigeon aux petits pois, de Picasso, y La pastorale, de Henri Matisse” (diario “Público”). Me parece increíble que se produjese el robo forzando una verja y rompiendo una venta. Vaya medida de seguridad para el Museo de Arte Moderno de París…
Hablar de “aficionados” en algo tan serio como el robo de obras de arte es de risa: “no, si yo me dedico a esto en mis ratos libres…” Podrían hablar qué se yo, de “inexpertos”, aunque siendo capaces de cometer robos de esas dimensiones más merecerían una medalla… o quizás los encargados de poner las medidas de la seguridad oportunas, una por idiotas.
Y, ¿qué me decís del furgón robado en Getafe? Afortunadamente se encontraron las obras pero es alucinante que fuesen robadas porque el vehículo tenía las llaves puestas… Si no fue un robo por encargo como en un principio se creía entiendo que se hable de ladrones corrientes, de los que se dedican a aprovechar momentos de despiste como ese. Pero de “aficionados” nada, que dudo mucho que fuera la primera vez que robaban un furgón...
“Dulcinea” entonces finaliza el año con más de 8000 piezas en su listado. Para encontrarlas hará falta movimiento; mientras las obras permanezcan en alguna casa para deleite de su “propietario” será prácticamente imposible dar con ellas. Nuestro gozo en un pozo. A ver si los “herederos”, no sabiendo de la procedencia de las obras, intentan subastarlas, venderlas a una galería; en fin, que se produzca movimiento.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

A la ministra Sinde le crecen los enanos. Estallaron las Pinturas negras

Alejandro Pedregal, que conoce algunos de mis vicios y muchas de mis debilidades, me envía la noticia publicada hoy mismo en Público, sobre Las pinturas negras...
Carlos Foradada, de la Universidad de Zaragoza, profesor de Historia del Arte y pintor, ha tenido la feliz idea de consultar las fotografías realizadas por J. Laurent en la Quinta del Sordo, poco antes del arrancamiento de las pinturas, y que se conservan en el Instituto del Patrimonio Cultural, en Madrid. El resultado es demoledor para el prestigio del buque insignia de nuestra cultura pictórica...
Se sabía que durante el proceso de traslado las pinturas padecieron los excesos de creatividad del "conservador " Salvador Martínez-Cubells, pero era difícil imaginar hasta dónde llegaron las alteraciones del pintor que materializó en imagen la "gesta" de Guzmán el Bueno. Es... sorprendente que a nadie se le hubiera ocurrido contrastar los datos recogidos en la enciclopedia on-line del propio Museo:
"Se conoce con el nombre de Pinturas negras el conjunto de catorce pinturas que Goya realizó al óleo directamente sobre las paredes de dos salas -pisos bajo y alto- de la llamada Quinta del Sordo, próxima al río Manzanares, propiedad que adquirió en 1819 y que legó a su nieto Mariano en 1823, antes de marchar a Francia. Fueron trasladadas a lienzo por Salvador Martínez-Cubells, restaurador del Museo del Prado, en 1874 y donadas por su propietario el barón Frédéric Émile d'Erlanger, en 1881, al Estado, que las asignó al Museo del Prado, donde se conservan. La disposición original de las pinturas se ha reconstruido gracias a la información suministrada por diferentes documentos, entre ellos el inventario realizado por Antonio de Brugada a la muerte de Goya (1828) y las fotografías de Laurent, hacia 1864 (...)"
Francamente, no puedo creer que a los profesionales del Museo del Prado les haya pasado desapercibido una cuestión tan importante que, además, se podría haber canalizado a efectos documentales mediante radiografías. ¿No se le ocurrió a nadie estudiar detalladamente las radiografías de las Pinturas negras?
Los medios de comunicación han filtrado unos pocos datos sueltos entre los que destacan las "rectificaciones" de El duelo a garrotazos y El perro... ¡Tantos años explicando ambas con matices retóricos posmodernos! Y ahora resulta que no era para tanto...
No es fácil entender una situación tan anómala (¿fraudulenta'), que subsiste, al menos, desde el cambió de la instalación antigua de Goya, hace mil años. Y más cuando Manuela Mena "se lió la manta a la cabeza" con El Coloso y lo atribuyó a Asensio Juliá, en un ambiente "enrarecido" por la tesis de Juan José Junquera. Éste sostenía que las obras de la Quinta del Sordo pudieron ser realizadas por Javier Goya, hijo del maestro aragonés, y adjudicadas a éste para incrementar el valor del edificio. La tesis de J. J. Junquera, amparada en la muy probable posibilidad de que la planta alta de la Quinta fuera construida tras la muerte de Goya, no pudo ser publicada en España: The Black Paintings of Goya by Juan José Junquera, Paperback, 1999. Seguramente, "nadie" deseaba menoscabar el prestigio de la pinacoteca madrileña con "hipótesis malintencionadas"...
Para culminación de despropósitos, el trabajo de Carlos Foradada verá la luz en la revista Goya que, a pesar de su nombre, no potencia especialmente la actividad investigadora sobre la figura del pintor aragonés, y se edita en la Fundación Lázaro Gadiano, dirigida por Jesusa Vega.
Y la ministra empleando tiempo y esfuerzos en beneficio de la SGAE... ¡Vaya marrón se le viene encima! Y aunque parezca extraño por la orientación del blog, en este caso, no demandaré responsabilidades a doña Ángeles González Sinde, porque es en los momentos complicados cuando se manifiesta el temple de un político... Además, sabiendo cómo funcionan los museos españoles en general y el Prado en particular y conociendo el orden de prioridades de la gestión política española (con gobiernos del PSOE o del PP), sería absurdo, surrealista.
Supongo que los conservadores ya estarán diseñando la reorganización de las Pinturas negras... ¿añadiendo paneles explicativos?
Cuando lea el artículo de Carlos Foradada, continuaré... o no, según me plazca. Son las ventajas de un diletante.

La “difusión” del arte por parte de las galerías

Por Andrea Mateo


“Descubrir, defender y difundir el arte” es el título elegido por la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de Barcelona para la actuación conjunta en conmemoración a sus 20 años de trabajo en la ciudad. El título elegido sería muy apropiado si hiciese referencia al trabajo que han realizado. No obstante me permito recordar que las galerías son empresas privadas que, como tal, pretenden ganar dinero. Y precisamente no es el caso de las galerías que lo hagan mediante el consumo cultural masivo, objetivo que al parecer persiguen los “museos” de hoy en día. Las galerías muestran arte por y para las “élites” y poca gente corriente se pasa por ellas a ver sus exposiciones.

Esa actuación conjunta que han decidido hacer consiste en que cada galería realizará una exposición propia en sus dependencias. ¡Vaya “actuación conjunta”! ¡Qué innovador con respecto a lo que suelen hacer!
A su vez va a haber otra exposición, esta sí que es conjunta, “con el propósito de poner de manifiesto las relaciones que se establecen entre los artistas y los galeristas y que, más allá del comercio, forman parte de la experiencia vital de ambos: los galeristas descubren artistas, defienden su obra y la difunden” (Hoyesarte). Va a ser eso…

martes, 28 de diciembre de 2010

Han perdido una batalla pero ganarán la guerra. De nuevo, las supuestas "mayorías silenciosas".

Richard Nixon, seguramente aprovechando ideas de H. Kissinger (eso dicen), pronunció en 3 de noviembre de 1969, el famoso discurso de "La mayoría Silenciosa", con el objetivo de cohesionar a la sociedad norteamericana frente a la Guerra de Vietnam o cuando menos, de hallar una justificación política a un conflicto progresivamente impopular, al menos, en los ambientes de mayor formación cultural. Aunque se revolvieran los estudiantes universitarios, la mayor parte de la población, catequizada con la teoría del dominó y de la progresiva expansión comunista, seguía respaldando una guerra de ocupación imposible de ganar.
Lo que está sucediendo estos días en España, unas veces se inclina hacia fórmulas de dudosa calidad democrática, empleadas en los momentos más negros del pasado reciente. Ese es, a mi juicio, lo que parece desprenderse de una iniciativa-contrapeso que ha aparecido en la Web bajo el lema "No somos anónimos y somos más", seguramente, siguiendo instrucciones emanadas desde la SGAE. En el momento de escribir estas páginas, ya han firmado alrededor de 2.500 personas, indicando nombre y ocupación, no siempre de forma clara. El primer vistazo informa de lo que comentaba en una entrada anterior: la escasa representación de "creadores" y la sobreabundancia de comerciales (videoclubs)... Y por supuesto, "no son más": al día de hoy el manifiesto de FACUA aglutina casi veinte veces más adhesiones. Pero como quienes defienden la ley Sinde han convertido la inexactitud en instrumento de manipulación estratégica, dicha página les servirá para lanzar titulares de prensa destinados a quienes, apabullados por el exceso de datos, entiendan que sería una tragedia terrible el fin la creación...
Al señor Zapatero le saldrán las cuentas como al señor Nixon: basta sumar el censo de la mayoría silenciosa, fácilmente manipulable contando con el apoyo de los medios (sector interesado), a la minoría cualificada. Además, los grupos "diletantes" son potencialmente abstencionistas.
El señor Gabilondo, en su última entrevista en CNN+, hablaba con el vicepresidente, señor Pérez Rubalcaba, quien se refirió a la "ley Sinde" como algo necesario en un país serio y desarrollado como el nuestro... Frente a las palabras del señor Pérez Rubalcaba, me gustaría enfatizar algunas cuestiones importantes:
1. Promulgar una ley que tenga por objeto facilitar la explotación comercial de los productos culturales matiza la actividad del Ministerio de Cultura en dirección incompatible con los objetivos sociales de ese ministerio. Si las medidas fueran promocionadas desde el Ministerio de Industria, acaso fuera más sencillo entenderse.
2. En un país serio y desarrollado como el nuestro hay multitud de asuntos pendientes mucho más urgentes desde el interés de las mayorías en tiempo de crisis: acabar con la corrupción y con las corruptelas institucionalizadas, combatir la economía sumergida, erradicar los privilegios de la clase política, la reforma educativa, etc. Si los beneficios de la explotación comercial de los productos culturales fueran gestionados por entidades intachables, acaso fuera más sencillo entenderse, pero entonces perdería interés legislar sobre ello.
El Iñaki Gabilondo decía el otro día en una entrevista concedida a Gemma Nierga que en España "no sabemos discrepar". Creo que el ilustre periodista se equivocaba porque la situación es más dramática. A la clase política española le importa una mierda la discrepancia, porque entre sus recursos habituales sólo aplican el razonamiento para desarrollar estrategias de manipulación. Los debates parlamentarios son muy explícitos. Las palabras de la Ministra de cultura también. Frente a la argumentación discrepante, invariablemente se recurre a la descalificación: son "opiniones de diletantes". Y así nos luce el pelo.
Richard Nixon fue obligado a dimitir.Aquí sólo dimiten los "aficionados"; los profesionales del poder, las personas "serias", saben que abandonar el barco cuando estalla la tempestad es de cobardes.

Άγια Σοφία. Ya podemos contemplarla sin andamios.



Titulo en griego por evitar los sesgos impuestos por las traducciones...
Los medios de comunicación informan de la finalización de los "últimos" trabajos de restauración de uno de los edificios más singulares del orbe: la gran basílica de Constantinopla. Buen momento para acercarse a Estambul sin la incomodidad de los andamios, que atormentaron a los madrugadores, a quienes no siempre ayudan los dioses...
Primero fue basílica cristiana (532-537) dedicada al "Logos", como segunda persona de la Trinidad; luego, desde 1453, mezquita; y desde 1935, por iniciativa de Mustafá Kamal Ataturk, museo. ¿Cómo debe mostrarse un museo tan peculiar? Los asesores de Ataturk, en su afán por acercarse a las fórmulas occidentales, optaron por una solución de compromiso que no fue ejemplarizante para otras situaciones afines, comparables y simétricas: recuperar el carácter de la iglesia inicial progresivamente, a velocidad desesperantemente lenta, sin renunciar a los 500 años que la contemplaron como mezquita. Para mantener el componente islámico, decidieron conservar los "horripilantes" medallones (en la fotografía del interior se puede ver el trasdós de uno de ellos), que otorgan carácter especial al espacio diseñado por Antemio de Tralles e Isidoro de Mileto. La última restauración ha seguido por el mismo camino.
Aunque según mis amigos católicos, en la época de Justiniano ya estaba sistematizado el dogma de la Santísima Trinidad en términos comparables a los de los actuales catecismos, lo cierto es que la dedicación del templo a la Santa Sabiduría, nos hace pensar en un trasfondo cultural profundamente vinculado con las raíces helenísticas. La dedicación nos remite a la cosmogonía platónica reformulada según los intereses de la nueva religión, en Demiurgo (Dios eterno creador), Logos (razón universal) y "Anima Mundi" (especie de principio vital que inunda todas las cosas). ¿Cómo refundir las tres "cualidades" (tres "personas") en un "único Dios verdadero"? Problema imposible para quienes carecemos de fe... pero fácil de comprender intuitivamente si nos remitimos a la iconografía tradicional: anciano, hombre joven o maduro y paloma.
El templo de Estambul nos ofrece el perfil de uno de los problemas más tratados por el hombre desde que tiene conciencia de sí mismo: la relación con la divinidad, sin aceptar pasivamente el absolutismo dogmático inducido por todas las formas religiosas.
Justiniano, que pretendía reconstruir el Imperio Romano, encargó a sus servidores un templo a la "Santa Sabiduría" que, a su vez, fuera expresión de los conocimientos acumulados durante los últimos mil años de cultura humana... Algo así como lo que se planteara Peter Shaffer en aquella película que dirigió Milos Forman (Amadeus)...  El resultado fue una basílica cuyas piedras y ladrillos son concreción material de los conocimientos de la Antigüedad; una especie de enciclopedia. arquitectónica, para cuya edificación fue necesario recurrir a los conocimientos en Física, Matemáticas, Técnica Constructiva, Ingeniería, Albañilería, Escultura, Musivaria, etc.
La edificación debió afrontar el dramatismo subyacente al "Anima Mundi", según Freud, caracterizado invariablemente por la oposición dialéctica entre Eros y Thanatos, en un periplo infernal. Por suerte o por desgracia, los sucesos históricos tienen la mala costumbre de imponerse a dioses y humanos y, por si ello fuera poco, el lugar elegido, por sus peculiaridades tectónicas, ofrecía cualidades especialmente delicadas. Y "Hagia Sophia" hubo de luchar contra terremotos, conflictos religiosos endógenos (conflicto iconoclasta y "Cisma de Oriente") y exógenos (enfrentamiento con los turcos). Todos ellos se tradujeron en daños de cuantía variable que afectaron a todos sus componentes: cayeron fragmentos de cúpulas; cristianos y musulmanes destruyeron, mutilaron o escondieron imágenes; los soldados saquearon el mobiliario...
Desde el año 537 hasta la intervención de Mimar Sinan (tercer cuarto del siglo XVI) la basílica padeció los males reflejados en las innumerables cicatrices actuales, pero consiguió mantenerse erguida para dar testimonio de que, a pesar de todo, la voluntad humana puede ser inquebrantable... Y para mayor abundamiento, su configuración, filtrada según los criterios de Sinan, arquitecto apenas conocido en Occidente, fue empleada como referencia para un tipo concreto de mezquita que aún se sigue construyendo.

¿Con qué criterios de restauración actuales se debería haber trabajado en la basílica bizantina? Supongo que a las personas de cultura occidental nos molestan "demasiado" los medallones turcos (que también han sido restaurados en esta campaña), pero lo cierto es que las intervenciones de Mimar Sinan y de sus seguidores fueron tan decisivas para su conservación que hubiera sido absurdo y, además, insultante, forzar la recuperación imposible del edificio "original", que sufrió las complejas vicisitudes de aquella zona durante más de mil años... Y debo reconocer que aunque a mí también me molestan los medallones, su conservación parece razonable, porque responde al título de la basílica, dedicada, gracias a la prepotencia de Justiniano, al Logos, a la "inteligencia humana"... a su propia inteligencia. Supongo que eso era lo que, en realidad, pretendía decir a sus súbditos quien se vanagloriaba de haber superado a Salomón. Todos sabemos cómo se comportan los hombres con poder cuando tratan con los dioses. Lo explicó muy bien Bob Reiner en Algunos hombres buenos (1992).

domingo, 26 de diciembre de 2010

RUBENS 360º

Por Andrea Mateo

En el video “Rubens 360º” que el Museo del Prado ha puesto a disposición del público hacia el minuto 2:30 Alejandro Vergara (Jefe de Conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte) nos cuenta lo siguiente: “El montaje es inusual, es inusual porque los cuadros se cuelgan de forma más compacta de lo que suele ser habitual actualmente, ¿no? Históricamente los cuadros se colgaban muchos cuadros en muy pocos metros de pared, es una cosa relativamente reciente el colgar los cuadros con más espacio, el darles jerarquía darles espacio en las paredes y hacer que se vean mejor digamos ¿no?” Pues sí, es una cosa relativamente reciente, pero no se hace por que sí y el mismo lo dice… ¿Por qué en esta exposición se cuelgan todos pegaditos? ¿Para remitirnos que parezca de su época? ¿Por falta de espacio? ¿Para no distinguir la paja? Pues que sólo pongan lo que realmente merezca la pena, pero que lo expongan decentemente… o si realmente todo merece la pena que habiliten un espacio mayor, hagan varias exposiciones o qué se yo pero que se dejen de mercadillos.

Por otro lado me pregunto si merece la pena el dinero invertido en este vídeo. Da la sensación de que no supiesen en que gastárselo… aunque en realidad lo saben perfectamente, con la excusa de acercarse a la gente nos hacen pensar en el progreso pero en realidad nos están engañando y siguen con su modelo liberal. Este vídeo dudo mucho que incentive que la gente vaya a ver la exposición, al contrario, como está “tan conseguido” para que se van a molestarse en ir a ver las obras… “La pintura tiene un efecto de ebriedad, una cualidad física que te envuelve como un campo magnético y que se hace más acusada cuando se lleva un rato mirando. Eso nos pide el arte, igual que la literatura o la música, o que lo mejor de la vida: que le dediquemos nuestra atención total, no dividida, no atolondrada, que nos paremos a mirar o a escuchar” (Antonio Muñoz Molina)

CONSTRUCCIONES SINGULARES EN EL ESPINAR (SEGOVIA)


Por Andrea Mateo

Villa Mundi
Los árboles de Villa Mundi asoman sus ramas a la calle, cualquier día se le caerán encima a un paseante… y es que la protección del arbolado a que se acoge debe de hacer complejo el poder podarlos: “en aquellos edificios o elementos para los que se establezca algún grado de protección, ésta se entenderá extendida a las zonas arboladas o ajardinadas de las fincas o parcelas. Se conservarán todos los ejemplares cuyo tronco tenga un desarrollo mayor de 50 cm, salvo que representasen un peligro de caída y no pudieran recuperarse”. Según me dijo un día un chico de la familia a la que pertenece esta casona decimonónica no se pueden tocar los árboles, y yo le pregunté, ¿pero ni podarlos? Me acerqué al Ayuntamiento para ver si hay algún tipo de ampliación de esta protección que tuviese que ver con el podado. Simplemente me contestaron que para ello es necesario pedir un permiso al Ayuntamiento. Entonces entendí porque el arbolado se encuentra en esa situación, burocracia…


Pabellón secundario
La gran casona tiene un pabellón secundario acogido a un grado de protección menor, “ambiental”, frente a la protección “estructural” del edificio principal. Según se cita en la ficha de Villa Mundi, del pabellón secundario “se conservará la volumetría y composición general del edificio. Cualquier intervención tanto en la edificación actual como en una posible ampliación…” ¿Ampliación? Pero, ¿no tiene que conservarse la volumetría? Esa primera frase contradice no sólo el resto del párrafo sino el grado de protección mismo a que se acoge el edificio, pues la protección “ambiental” permite, entre otras, las obras de ampliación: “son las que se realizan para aumentar el volumen construido de edificaciones existentes, ya sea mediante el aumento de ocupación en planta, el incremento del número de plantas, el aumento de la altura de las existentes o el aprovechamiento de los espacios bajo cubierta…” Y me pregunto yo, ¿cómo es posible que en una misma finca se deba conservar el arbolado y se pueda ampliar una edificación? Parecen medidas antagónicas y sin embargo se dan, ¿quién hace estas leyes? Una revisión por favor.


Palacio del Esquileo






Declarado Bien de Interés Cultural se acoge a una protección “integral” según la cual “Se prohíben asimismo expresamente las actuaciones de los particulares y empresas concesionarias de servicios relativas a fijación de elementos extraños a la naturaleza del propio elemento catalogado con este grado de protección tales como tendidos aéreos de redes de energía, alumbrado o comunicación, señalización de tráfico (…)”
Por supuesto que hay que proteger también el arbolado, pero, ¿hasta este punto? jajaja

Art Exchange, la primera bolsa de arte, al fin la especulación abierta...

Por Mirian Herráez

Finalmente se va a crear una bolsa de arte. Dudo que esto promocione el arte, mis razones son las siguientes:
- Las obras serán compradas por individuos que desconocen completamente lo que es arte, comprarán participaciones, y si dichas obras alcanzan valores muy altos los inversores considerarán que "es beneficioso invertir en dichas obras" y el valor de dichas obras seguirá aumentando.
Esto puede provocar que las obras más apreciadas en términos artísticos posiblemente sean las más apreciadas en términos económicos, entonces hemos de identificar que dichas valoraciones económicas de las obras podrían venir dadas por un proceso puramente especulativo, lo cual no favorece la valoración del arte, ya manipulada sin necesidad de participar en bolsa.
- Manteniendo la conclusión del punto anterior, dicha valoración de las obras desde mi punto de vista no beneficia si se desea acercar el arte a todos y promocionar el arte, ya que si en el momento actual existe un pensamiento social de falta de comprensión del arte, una valoración fundada en un proceso especulativo basada en criterios totalmente ajenos a los que objetivamente se puedan determinar, o incluso subjetivamente, dudo que mejore la concepción general del arte.El hecho de que algunas obras valgan más porque personas que puede que ni las hayan visto compren participaciones, hace que no sean valoradas en términos objetivos por críticos o historiadores ni subjetivos, por su belleza, impresión o cualquier característica que personalmente hace que nos atraiga una obra.
- Las galerías definirán cuales son las obras "suficientemente valiosas" como para que puedan entrar en la bolsa, si actualmente las galerías no son sólo intermediarios ahora se convertirán en los auténticos críticos de arte y tendrán un poder enorme sobre las tendencias, evaluaciones...
En fin, lo más curioso es el comentario de un galerista:
"tenemos la esperanza de inspirar a la gente a convertirse en coleccionistas. Hemos optado por ofrecer a través de este sistema únicamente obras que sean propiedad de la galería, una fórmula que nos parece más respetuosa con los intereses de los artistas. No queremos implicarles en los posibles riesgos".
¿Por tengo la impresión, de que en un mercado en el que se valora lo que dicen unos pocos, un mercado en el que se "engaña" al público e incluso se le hace sentir ignorante y se saca partido de ello, un mercado en el que se está perdiendo la formación, la valoración de la tradición y generando posturas extremas ante el arte contemporáneo, no paran de tomarnos el pelo?.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Cultura de aficionados...

La señora González Sinde no aprende de los errores. Sostenella y no enmendalla... aunque grite la canalla.

Sé que no leerá este blog, pero por si cayera en manos de quienes velan por la buena imagen del Ministerio de cultura, me permito recordar lo que recoge el Diccionario (DRAE):

cultura. (Del lat. cultūra).
1. f. cultivo.
2. f. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.
3. f. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.
4. f. ant. Culto religioso.
~ física.
1. f. Conjunto de conocimientos sobre gimnasia y deportes, y práctica de ellos, encaminados al pleno desarrollo de las facultades corporales.
~ popular.
1. f. Conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo.

Desde hace tiempo, desde que en los ambientes cultos se pusieron de moda los "modelos sistémicos", fue ampliándose el "concepto"... Y algunos modelos políticos (André Malraux) preconizaron la conveniencia de establecer fórmulas de protección frente a los bloques hegemónicos o dominantes... Historias antiguas que, como la mierda, no merecen demasiadas reconsideraciones, a la vista de los resultados. Basta contemplar por dónde camina el cine francés de los últimos años.
En la actualidad esa postura, matizada en tintes sombríos por las medidas emanadas desde el Ministerio y otros datos de dominio público, parece atrincheramiento a la desesperada. Es obvio que estamos frente a una situación cuyo dinamismo desborda actitudes políticas comprometidas con los intereses de entidades obsesionadas en defender unas prerrogativas superadas ampliamente por los acontecimientos; más les valdría emplear esa energía en proponer propuestas ingeniosas.
Y para justificar una situación tan anacrónica, la ministra proyecta una imagen de sí misma tan patética como la de "la Esteban". Muñoz Molina se extrañaba de que El País dedicara una portada a "la princesa del pueblo"; yo alucino con que a alguien se la haya ocurrido nombrar ministra de cultura a una persona como la señora González Sinde, que acredita formación cultural incompatible con la exigencias del cargo. Y seguramente, esta imagen es errónea.
Para fundamentar el juicio negativo he recogido lo que declaró a Europa Press tras conocerse el resultado de la votación en el Congreso:

(...)  "el Gobierno "seguirá trabajando" en buscar un modelo que sea "satisfactorio para todos" y seguirá dando respuesta a "esta situación", ya que, según señala, "el compromiso con la defensa de la propiedad intelectual y el compromiso con las industrias culturales y su potencial de desarrollo económico, y su potencial de generación de empleo, pasa inexcusablemente por la red y es una prioridad para el Gobierno".

En este sentido, Sinde ha señalado que actualmente están analizando cuáles pueden ser los siguientes pasos para seguir en ese camino de "defensa de la propiedad intelectual, de encontrar esa fórmula que permita a los usuarios la posibilidad de acceder a contenidos legales en la red, a precios asequibles, que no persigan y criminalicen a los usuarios".
A su juicio, son necesarias unas reglas "justas y equitativas" en la red, porque si no se perderá el patrimonio cultural, se dejarán de hacer inversiones y sólo existirá lo que la ministra ha denominado "cultura de amateurs", que son "quienes pueden dedicar gratuitamente y no puedan vivir profesionalmente la cultura".
Para Sinde, esto supone una "merma" para el país y una "merma internacional". "Nuestro país tiene una lengua, un potencial cultural que está muy por encima del de otros países, y no puede permitirse el lujo de despilfarrar el talento de nuestros creadores y el talento de tantas personas que trabajan en la cadena de valor de la cultura", ha lamentado.

¡Sólo crean cultura quienes reciben salarios, honorarios o emolumentos de las empresas de entretenimiento! Como Ramoncín, Alejandro Sanz, Alex de la Iglesia, Santiago Segura... y Belén Esteban. Interpreto que para González Sinde, Kafka no hubiera sido sino un diletante marginal... Van Gogh... otro diletante. ¿Tiene previsto cerrar la versión española de la Wikipedia? Es notorio que perjudica a los editores de enciclopedias.
La señora ministra sigue agitando el espantajo de la protección a la creación... ¿Para sintonizar electoralmente con la audiencia de Belén Esteban? Operibus credita et non verbis. Y se empecina en no comprender la suerte de vivir un momento maravilloso para la creación y la difusión culturales, precisamente, porque la creación ya no necesita inclinarse ante ninguna forma de poder. Hoy cualquier persona con talento puede enriquecer el acervo colectivo sin necesidad de asumir las servidumbres impuestas por quienes controlan los medios de difusión y distribución o por quienes desde el poder político pretenden poner puertas al campo o servir de mamporreros a intereses ajenos.
Los creadores deben cobrar por su trabajo... Naturalmente, pero mediante cauces que se irán definiendo poco a poco, de acuerdo con el desarrollo de los medios, las circunstancias y las necesidades sociales. Lo que está pasando a la historia irremediablemente es la situación precedente (de 10 € que se paga por un libro sólo llega al escritor 1), apuntalada contra natura mediante decisiones políticas que perjudican a la mayoría y a quienes pretenden abrirse camino desde las diferentes actividades creativas.
Por no hablar en abstracto, me pregunto públicamente qué sentido tiene hoy obligar a los ciudadanos a comprar libros de texto para sus hijos o a que los paguen a través de los impuestos. Los libros y los ordenadores no son incompatibles, ¿pero qué sentido tienen los libros de texto cuando mediante los medios actuales se puede recabar documentación académica infinitamente más actualizada? No hace mucho cierto "escritor no diletante", de literarias veleidades pedófilas, se expresaba en público descalificando la capacidad de los medios informáticos para proporcionar información relevante, que él acumulaba en forma de notas manuscritas...
Los libros seguirán existiendo porque seguirá habiendo personas que los lean... y los demanden en formato tradicional. La profecía de Ray Brasbury, llevada al cine por François Truffaut (Fahrenheit 451), ha sido eliminada como hipótesis, precisamente, gracias a las posibilidades de los medios informáticos, capacitados para reproducirlos infinitamente y ponerlos a disposición de quienes los necesiten. En la actualidad quienes dificultan la difusión, los bomberos locos, son aquellos que, cubriéndose las vergüenzas con el espantajo de la creación cultural, con un 20 % de paro, ofrecen películas o libros a precios incompatibles con los 1000 € mensuales que puede cobrar un joven "bien situado".
Y aún deberíamos tener en cuenta otro "pequeño detalle": gracias a un modelo educativo tercermundista, a un ambiente poco propicio ("homo videns") y a otras circunstancias comparables, los españoles leemos cada vez menos, nos preocupamos poco de la "cosa cultural" (ver encuestas del propio Ministerio de Cultura)... y preferimos entretenernos con programas de Tele 5, películas de Álex de la Iglesia y debates protagonizados por Ramoncín.
Alguien debería explicar a la ministra que identificar "creación cultural" con "industria del entretenimiento" es tan aberrante como confundir el culo con las témporas y que empeñarse en hacer política mirando hacia atrás (medallas de bellas artes a toreros, a la duquesa de Alba y a personalidades marginales al hecho creativo, mantenimiento de estructuras de explotación caducas, etc.) es un signo de conservadurismo incompatible con la actual dinámica cultural global, protagonizada por las sociedades de nuestro entorno referencial. Y hacerlo con la responsabilidad derivada de estar al frente del ministerio interesado es especialmente grave, porque ello quebranta las expectativas de una sociedad con voluntad de estar en los primeros puestos del desarrollo cultural. Ignoro quién asesora al señor Zapatero en estos asuntos, pero alguien debiera decirle también a él, que las medidas que se le ocurren a la señora González Sinde, en su naturaleza contracultural y reaccionaria, recuerdan mucho aquel "¡vivan las caenas!" sobre el que se construyó el resurgimiento absolutista del siglo XIX. Y todo parece indicar que, también en este caso, viviremos algo parecido. Beati hispani, quibus vivere bibere est.
La pérdida de puestos de trabajo... Es cuestión delicada, con fácil declinación demagógica, pero si continuamos subvencionando actividades innecesarias, lo tenemos crudo. Acaso mereciera la pena apostar por iniciativas de mayor proyección a medio y largo plazo para que nuestros jóvenes creadores no tengan que emigrar a Alemania, Francia o Inglaterra . A mí se me ocurren mil fórmulas... pero, por desgracia, mis contraprestaciones salariales son muy diferentes a las de la señora ministra y, en un soporte propio de diletantes, sólo dan para aplicar capacidad crítica. Lo demás sería intrusismo...

(Fotografía de EFE)

martes, 21 de diciembre de 2010

Si es legal, es legal

De un lado los ciudadanos; del otro, la industria "cultural"...
No reiteraré argumentos, reforzados por las revelaciones de Wikileaks.
Los de Facua han puesto en marcha una iniciativa interesante, que cobra nuevo carácter ante lo sucedido ayer en el Congreso de los Diputados.

Muñoz Molina...

Soy de los muchos que, generalmente, se sienten identificados con los juicios de Antonio Muñoz Molina... Mejor debiera decir: Soy de los muchos que, hasta ahora, se sentían identificados con los juicios de Antonio Muñoz Molina. Un pequeño cambio de tiempo verbal encierra un juicio que destruye la premisa primera... Una decepción más que unir a tantas otras.

Conocida la portada del último número de El País Semanal, dedicada a Belén Esteban, el académico y escritor ha publicado en su blog un breve comentario que ha circulado a velocidad de vértigo por los medios de comunicación y al que me lancé con la esperanza de reforzar los cauces de sintonía. Lo incluyo íntegro a continuación:

"He leído El País desde que empezó a publicarse: me acuerdo de leer el primer número un día de mayo de 1976, tomando el sol, en los jardines del Triunfo, en Granada, cerca del Hospital Real, donde estaban entonces los primeros cursos de la facultad de Letras. Que apareciera un periódico así era un síntoma de que tal vez estaba de verdad comenzando otra vida, otra época. Llevo escribiendo en él veinte años(de todo empieza a hacer ya mucho tiempo). Nunca, nunca, habría imaginado que en la portada de El País Semanal pudiera aparecer una foto de Belén Esteban. ¿De verdad ya da todo lo mismo?
Me consuelo leyendo a Elvira, a Santos Juliá, ese artículo de Vargas Llosa sobre una escuela sueca que, como bien apunta Manuel, no sería posible bajo un sistema económico como el que él mismo preconiza. O encontrando en la columna de William Chislett algunas reflexiones en paralelo sobre España y Finlandia, que pueden ser muy aleccionadoras:
http://www.elimparcial.es/economia/marca-pais-75815.html"


¿El señor Muñoz Molina se entera ahora de por dónde camina la empresa que le paga? El escepticismo me lanza a pensar si no estará haciendo méritos para que le contraten en La Noria...
Para completar la imagen de perspicacia, incluye la referencia a un artículo, supuestamente "ejemplarizante", de William Chislett con algunas iniciativas finlandesas que podrían ser útiles para España.
La primera: apostar por un cambio radical en la imagen de marca de España, de lo español, empleando para ello el conducto diplomático... Plantearlo ahora, cuando los papeles de Wikileaks nos retratan como democracia bananera, parece, cuando menos, aventurado en exceso.
Y culmina el texto publicado por El Imparcial (dirigido por Luis María Ansón) refiriéndose al informe PISA para enfatizar la importancia de la educación en cualquier iniciativa ambiciosa a medio y largo plazo. ¡Loor a Perogrullo! ¿Reflexiones aleccionadoras? Que lo diga un inglés tiene sentido; que lo enfatice un escritor español de prestigio empapado en la realidad cotidiana, vuelve a ser afrenta a la inteligencia ajena. Me gustaría saber cómo se pasa de un sistema que ha hundido la educación pública por no enfrentarse con la Iglesia, a otro parecido al finlandés, donde apenas existe educación privada... Nuestro sistema cultural, en la parte encarcelada por los círculos de poder, aún antepone las creencias y, en general, los derechos de los grupos privilegiados, al bien común.

Suponiendo que no está haciendo méritos para participar en La Noria, me sorprende que el señor Muñoz Molina conozca a estas alturas la relación (de realimentación) existente entre las estrategias de empresas como PRISA y Tele 5 con "fenómenos" como Belén Esteban... No me cabe en la cabeza que alguien tan agudo se haya enterado a finales del 2010 de que los medios de comunicación son, ante todo, empresas dedicadas a vender publicidad.

La ley Sinde. Talante y "tatrás".



¿Sinde? ¿Sin... qué? Como persona de buena cultura cinematográfica, parece empeñada en vivir la leyenda de Robin Hood, aunque se haya adjudicado el papel menos glamuroso, el del príncipe Juan sin Tierra (legal, pero usurpador según la leyenda).
La ministra española de cultura (con minúsculas, ¡naturalmente!) ha resuelto, por fin, el viejo problema de las poéticas conceptuales: Sólo pueden ser "arte" (o "cultura") los objetos comercializables. Lo demás, si refleja creatividad y no proporciona beneficios a los especuladores, debe ser perseguido por las leyes.

Mientras escribo estos renglones se está votando en el Congreso la "Ley Sinde"...
¡Vaya forma de pasar a la historia!
Empezaron enalteciendo el "talante" y acaban reconstruyendo los privilegios estamentales.
¡Talante..."tatrás"!

ADENDA

El PSOE se quedó solo y los parlamentarios tumbaron la propuesta Linde.
Reivindiquemos la risa como terapia vital...

El celo de los aduaneros

Un amigo dice que existen tantos tipos de arte como grupos sociales definamos a partir de un grupo significativo de cualidades y actitudes.
Ahora resulta que algunos grupos se definen mediante la negación.. al rebote de la actitud de otros (grupos). Y lo digo de modo tan enrevesado porque la realidad es más complicada de lo que permite suponer el titular aparecido en la prensa:
  • La Comisión Europea no considera 'arte' las obras de Bill Viola y Dan Flavin
  • La Comisión Europea, en una decisión al menos sorprendente, ha revocado una decisión anterior adoptada por un tribunal de impuestos de Reino Unido, negándose a clasificar varias piezas de Dan Flavin y Bill Viola como "obras de arte". (...)
En el año 2006 la galería Haunch of Venison importó de USA 6 instalaciones de Bill Viola y otra más ("escultura de luz") de Dan Flavin. Al ver los "bultos", la autoridad competente (británica) determinó en 2008 que deberían pagar la tasa ordinaria. La galería reclamó y tras los vaivenes legales imaginables, por fin, las autoridades políticas decidieron que la decisión británica era correcta.
La justificación parece tomada de un manual de teoría estética española, de tiempos orsianos: la obra solo es obra cuando está montada; como ha de trasladarse desmontada, durante el viaje -durante el traslado-, no existe la obra como tal sino simplemente, objetos de "potencialidad" estética. ¡Si Aristóteles levantara la cabeza!
El problema aparente: la ignorancia de los "comisionistas" europeos. Sí, ya sé que suena fatal, pero ¿Cómo debemos llamar a los miembros de las "Comisiones"?
El problema real: pagar más (20 %) o menos (5 %) impuestos; el "arte" debe pagar menos...
El asunto colateral: el mal ambiente que hay en ciertos espacios sociales hacia el arte contemporáneo que, en tiempo de crisis, se adereza con el ámbito sociológico donde éste se mueve.
Y desde este constatación, conocidas las circunstancias económicas actuales, sabiendo cómo se plantea los asuntos culturales nuestra actual ministra, y conociendo quiénes pueden comprar obras de Dan Flavin o de Bill Viola, acaso fuera conveniente revisar la fiscalidad aplicada al mercado del arte... ¡pero para subirla!
Pero... Nadie se eche las manos a la cabeza porque para nuestros políticos actuales las cosas están muy claras: antes se aplicarían tasas a las cámaras fotográficas para "compensar" a la SGAE porque, además de "robar el espíritu", las imágenes fotográficas podrían suponer el fin del arte.
Dan Flavin at The Hayward Gallery,  22-01-2006

lunes, 20 de diciembre de 2010

Chillida al peso

Dicen que, con frecuencia, la fantasía supera a la realidad... En ocasiones, el arte abre metáforas y paradojas que espantan, pero, sobre todo, alegran nuestra tediosas vidas.

El otro día Simona se hacía eco de una situación que ponía al arte en la proximidad de la chatarra...
Poco antes nos hacíamos eco del cierre del Chillida-Leku ante la mengua en el número de visitantes...
Parece que un genio malicioso ha metido ambos hechos en una coctelera metafísica para obtener un resultado esperpéntico, muy adecuado para una película de Torrente.

Hace un mes fue denunciada la desaparición de un furgón estacionado en una zona industrial de Getafe, que contenía 35 obras de arte... Gracias a la eficacia policial y a otras contingencias, se han recuperado las obras. La noticia ha sido publicada en Getafe Capital del siguiente modo:

"Un Chillida vendido a un chatarrero "al peso" por 30 euros dio la pista de las obras robadas en el polígono industrial de Los Olivos el pasado 27 de noviembre, con un valor de cinco millones de euros. Fue encontrada antes de que se fundiera y se convirtió en la clave para llegar hasta otra quincena de obras también de Botero, de Picasso, Tapies y Antonio Saura. El sábado ya se produjo la recuperación del resto de obras, que ascendían a una treintena.
Aún no se ha detenido a los autores del robo, pero la policía está convencida de que se trata de unos aficionados, al ver la forma en la que se han desprendido de un Chillida en una chatarrería de Getafe. Las pistas dejadas en el furgón robado con las obras de arte y que fue localizado tres días después del robo en Alcorcón, han permitido acotar la búsqueda y llegar hasta las obras de arte".

¿Aficionados? ¿Ahora los llaman aficionados?
Para reflexionar...

El informe Pisa, según Andreu Faro Lalanne

domingo, 19 de diciembre de 2010

¿Cesión gratuita de la colección de la baronesa Thyssen?

Por Andrea Mateo


Me deja perpleja que se hable de una cesión gratuita de la colección durante 11 años y que ahora por la “generosidad” de la baronesa dispondremos de esa gratuidad hasta 2012. Puede que el dinero no vaya de una manera directa del Estado a la persona de Carmen Cervera, pero dudo mucho que podamos estar hablando de gratuidad. ¿A caso no se considera al Thyssen un museo privado y sin embargo no deja de recibir dinero público? Entonces, ¿la baronesa todavía pretende que en algún momento, superada la crisis, el Estado le alquile la colección? Y lo que aún comprendo menos es que, hablemos de “cesión gratuita” o de alquiler, la entrada siempre tiene un precio. Si en este momento se le ha cedido al Estado la colección, todos los ciudadanos deberíamos poder disfrutar de ella exentos de pago, o al menos en algún momento, como ocurre en el Prado y en el Reina Sofía.

Por otro lado estamos hablando de un posible alquiler, tras esta última propuesta de cesión, durante 25 años. Y es que nuestra querida Carmencita no quiere desprenderse de su ilustre colección, dejándola ante un futuro incierto que ha de decidir el heredero…

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Cuestiones de patrimonio histórico-artístico en el contexto rural.

Hace años, cuando se redactó la Ley del Patrimonio Histórico Español quedaron aparcadas algunas cuestiones importantes; entre ellas, las relacionadas con las edificaciones, de titularidad difusa, tradicionalmente utilizadas por la Iglesia. Pasados los años, casos como los recogidos en el documental de TVE, nos hacen pensar si no estaremos caminando por la Historia hacia atrás. Y lo peor del caso es que estas apropiaciones tal vez sean un mal menor desde el punto de vista de la conservación del Patrimonio...







Arte o basura

Por Simona Cheli


Ya estamos otra vez: una obra de arte contemporánea ha sido confundida con basura y consecuentemente tirada, destruida. La instalación “Legg-io”, obra de la artista Isabella Facco, formaba parte de un proyecto llamado “artisti al muro”, una iniciativa que consiste en exponer varias obras de arte contemporánea a lo largo de la ciudad de Padova, en Italia.
Para completar la crónica hay que añadir que en cuanto los organizadores se han percatado de lo que había pasado, han devuelto una copia de la obra a su sitio añadiendo esta vez un cartelito donde se especificaba (“certificaba”, dice el artículo que he leído) que se trataba de una obra de arte.
Dejando a un lado la ironía que siempre me provoca este tipo de acontecimientos, me pregunto si los incultos basureros habrán sido reprochados por no saber distinguir entre una obra de arte y la vil basura, o si el hecho de que se tratara de Arte Povera pueda ser considerado un atenuante de su gesto, considerando la tendencia de este tipo de arte hacia materiales pobres (perdón por la redundancia) y, por eso, fácilmente confundibles con lo que, evidentemente, no son.
Por otro lado, me pregunto si un accidente de este tipo (sobre todo considerando que la exposición se desarrolla fuera del marco museístico) no sería algo muy previsible por los organizadores y, consecuentemente, evitable. Quiero decir, evitable a no ser que no se quiera evitar. Porque está claro que en cuanto pase algo así, cualquier exposición desconocida va a recibir cobertura e incluso cierta notoriedad en un par de periódicos de edición nacional, y eso es, si uno quiere pensar mal, lo que un organizador puede hasta llegar a buscar.

A propósito de ese par de periódicos deseosos de ocuparse de tal noticia, es interesante recordar el tercer principio de la Propaganda según Goebbels:
“Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.”
Y si son noticias insulsas, mejor. Añadiría yo.
Volviendo al tema del accidente ocurrido, y dando por sentado que, a lo mejor, uno ya ha empezado a pensar mal, se puede llegar a suponer que esto también ha sido lo mejor que le haya podido pasar a la artista. Alguien, por lo menos, habla de su obra y eso no está mal, ¿no? Y, además, puede presumir de haber tenido la misma suerte de nada más y nada menos que Damien Hirst, que según cuenta Donald Kuspit en su “A critical history of the 20th century art”, tuvo que enterarse de como una obra suya fue arrojada a la basura por un encargado de la limpieza de la galería Mayfair en Nueva York, que no entendió que esas botellas de cerveza medio vacías, tazas con residuos de café, ceniceros con colillas y envoltorios de caramelos no eran, precisamente, basura.
Lo que realmente resultaría genial seria que la artista de “Legg-io” se apuntase, con esa obra, a lo que Michael Landy ha llamado “Art Bin”, traducible como “Cubo de basura del arte” un proyecto que consiste en arrojar obras de arte dentro de un enorme contenedor que de alguna forma las trituraría hasta transformarlas en inmundicia. Parece ser que, al proyecto, se hayan unido autores muy conocidos tales como el omnipresente Hirst o Tracey Emin. Lo dicho, el círculo perfecto sería que “Legg-io” se convirtiese, definitivamente y esta vez por decisión de su autora, en basura.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Atlas. ¿Cómo llevar el mundo a cuestas?. Una exposición de Georges Didi-Huberman en el Reina Sofía.

 

Si accedemos por la plaza Nouvel, al entrar en la exposición nos encontramos con una mesa sobre la que han colocado varios libros... He anotado los títulos:

 
  • Michel Foucault, Las palabras y las cosas.
  • Walter Benjamin, Ensayos estéticos t literarios. Fragmentos estéticos. Conferencias y discursos. Y otros
  • Georges Didi-Huberman, La invención de la histeria. Charcot y la iconografía fotográfica de la Salpêtriêre
  • Georges Didi-Huberman, La imagen superviviente. Historia del arte y tiempo de los fantasmas según Aby Warburg
  • Ernst Cassirer, Las ciencias de la cultura
  • Gerard Richter, Atlas
  • Aby Warburg, Atlas Mnemosyne
  • Marc Bloch, L'Histoire, la Guerre, La Résistance
  • Hans Blumenberg, La legibilidad del mundo
  • Jorge Luis Borges con María Kodama, Atlas
  • J.L. Borges, El Aleph
  • Giorgio Agamben, Medios sin fin. Notas sobre la política.
  • Pietro Montani y Claudia Cieri Via, Lo sguardo di Giano. Aby Warburg fra tempo e memoria
  • Jean-Paul Sartre, Critique de la Raison dialectique
  • Philippe-Alain Michaud, Aby Warburg et l'image en mouvement
  • Michael Baxandall, Giotto y los oradores. La visión de la pintura en los humanistas italianos y el descubrimiento de la composición pictórica 1350-1450
  • Mario Praz, El paralelismo entre la literatura y las artes visuales. Mnemosyne

 
¿Es una invitación al visitante para que se documente, para que se sienta a leer o...?
De súbito, me asalta el recuerdo de las 10 estrategias de manipulación mediática de Noam Chomsky: distraer; platear problemas y, de inmediato, soluciones; graduar el discurso; aplazar; apoyarse en lo emotivo; proponer complacencia con la mediocridad; reforzar la autoculpabilidad... Sobra la última apuesta estratégica para definir una situación próxima a lo que, en la actualidad, hacen los medios de comunicación para que nos comportemos y pensamos según conviene a los intereses de la estructura liberal.
 Y me pregunto si el comisario y el director del museo se habrán planteado a quién va dirigida... Está claro el distanciamiento con el grupo diletante más numeroso, ese que se aglomera en las exposiciones de Caja Madrid, la Fundación Mapfre y la Juan March.
¿Quizás... a los alumnos de Historia del Arte y de Bellas Artes? Ellos serán quienes obtengan mayor partido de la referencia bibliográfica: para acreditar sintonía con "los expertos", deberían estar familiarizados con los textos de los autores mencionados y con las corrientes de pensamiento a las que pertenecieron: fenomenología, existencialismo, "escuela de Warburg", posmodernidad... O, cuando menos, advertirán la conveniencia de ofrecer una imagen que presuponga esa familiaridad. A lo mejor, alguno lo resuelve con la Wikipedia...
Por último, Me permito hacer observar que cometieron un error en el título... Aunque el punto de partida sea el Atlas Mnemosyne de Aby Warburg, el título de la exposición debía ser otro: Enciclopedia (cuasi-visual) de arte contemporáneo... Seguramente, nadie pretende que los museos ocupen el lugar de los libros... pero sería peor invadir el de los geógrafos.
Lo mejor: el intento del director del Reina Sofía por extraer el centro de gravedad de las vanguardias recientes de su ubicación natural (USA). La intención merece toda suerte de parabienes, pero no sé si es una apuesta afortunada para orientar a quienes buscan la estrella Polar en las instituciones especializadas.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Exposición de baratillo en Alcalá 31: Martín Santos Yubero

Con gran éxito de público, en Alcalá 31 podemos ver una selección de fotografías de Martín Santos Yubero, cronista iconográfico de España, realizadas entre 1925 y 1975.
En interés de estos eventos está garantizado por varios factores ajenos a la calidad de las fotografías:
1. La creciente demanda del "consumo cultural".
2. El factor emotivo-nostálgico de aquello que nos acerca al pasado reciente.
3. La escasa capacidad crítica del público.
4. La fotografía está de moda.
Los gestores de la Comunidad de Madrid saben que, en esas condiciones, es fácil y barato realizar una exposición fotográfica.
Impresiones de baja calidad, montaje y enmarcados sencillos... Me gustaría saber cuántas horas han dedicado a ver imágenes para elegir las 160 positivadas que determinan secuencia con lagunas cronológicas descomunales.
Como estoy familiarizado con las imágenes de Santos Yubero, lamento que se haya realizado una selección tan volcada hacia el potencial documental en detrimento de la calidad fotográfica.
También es lamentable que no se hayan tratado un poco más las imágenes para compensar con mayor vigor los efectos de las transformaciones químicas ocasionadas por el paso del tiempo.

Lo más positivo: las magníficas condiciones de seguridad, acreditadas por un escáner, el arco detector de metales y los vigilantes de porte parapolicial que pasean por las salas imponiendo disciplina de colegio religioso antiguo a los visitantes locuaces. La sensación de seguridad tranquiliza el espíritu y potencia la sensibilidad...

Jardines impresionistas en la Fundación Caja Madrid

Como de costumbre, Caja Madrid hace de gancho para la Fundación Tyssen-Bornemisza, con una exposición "de género" en la que lo exhibido no corresponde exactamente con la promesa del título: algunas pinturas, en proporción muy destacable, no son impresionistas. Cosas del marketing... y de los hábitos de quienes merodean en torno a las Cajas de Ahorro: si la gente acude en tropel a ver obras impresionistas, aprovechémoslo para consolidar audiencia. ¿He dicho audiencia? ¡Qué lapsus!

Aunque hay alguna de inclinación expresionista (según Argán, "impresionismo" es lo contrario de "expresionismo"), son pinturas amables, de esas que gustan al público en general (suele haber cola), pero sobre todo a los diletantes seguros de sí, a quienes tienen claro el carácter fraudulento de las vanguardias recientes y el esnobismo de quienes otorgan el premio Turner y prebendas comparables: el arte tiene que ser "agradable a la contemplación", acreditar buen gusto y habilidad del artista... y como diría Banksy, las pinturas deben estar bien enmarcadas. Imágenes para calendarios de floristerías o para decorar "con sensibilidad" cualquier vivienda, por supuesto, según criterios estéticos de El Corte Inglés.
Supongo que esa proximidad a las imágenes de calendarios es la razón por la que, como es habitual en esta sala, prohíben hacer fotos: para que evitar que algún espabilado se apodere del espíritu de las obras y las utilice como fondo de escritorio. ¡Qué falta de sensibilidad!
En mi presencia una de las "vigilantas" se encaró velozmente con un joven que pretendía sacar partido de su teléfono maravilloso... ¡Qué falta de sensibilidad!
Lo más destacable, según mi juicio estético: las tres pinturas de Klimt, obras secundarias de la producción del, por otras razones, interesantísimo pintor austriaco. Forman parte de la serie que le sirve para ensayar juegos de articulación entre figura y fondo, que anticipan corrientes de gran éxito entre las vanguardias del siglo XX.
Lo demás... refleja el exceso de sensibilidad de los gestores de Caja Madrid.
Buena exposición para mitigar el frío... si no hay que esperar para entrar.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Permuta peculiar

El título suena fatal, pero viene al caso.

Los famosos documentos secretos que vamos conociendo por entregas, alumbran un curioso cambalache: el gobierno norteamericano propuso en 2008 al ministro de cultura español, César Antonio Molina, zanjar el contencioso con la compañía Odyssey, a propósito de un barco español hundido, a cambio de que Claude Cassirer "recuperara" la propiedad de una pintura de Pissarro (Rue St. Honoré) vendida por su abuela a los nazis por 900 marcos.
El ministro se remitió a las decisiones de los jueces...

"The Ambassador noted also that while the Odyssey and Cassirer claim were on separate legal tracks, it was in both governments' interest to avail themselves of whatever margin for manuever they had, consistent with their legal obligations, to resolve both matters in a way that favored the bilateral relationship. The minister listened carefully to the Ambassador's message, but he put the accent on the separateness of the issues. Molina said that no Spanish government could return the painting (if this is what the claimant wants). To begin with, while the minister presides over the board that manages the Thyssen Museum's collection, the minister could not oblige the board to return the painting without a (Spanish) legal judgment. The minister added that paying compensation, as the British government has reportedly done in a number of cases, also posed legal problems. Director General van Damme said, however, that perhaps the Spanish government had "sinned" (pecado) in not meeting with the claimant or his representative. The minister said that he was willing to meet with the claimant or his representative in connection with a trip to Washington, D.C. in September or October this year. "

Chapeau.

martes, 7 de diciembre de 2010

Premio Turner 2010

Por Mirian Herráez


Debo estar terriblemente equivocada...porque siento que nos "toman el pelo" continuamente respecto a la valoración del arte, no se, lo malo es que veo complicado opinar sencillamente como hacen los que deciden no complicarse y decir: de acuerdo, no entiendo de arte, pero esto no me convence.
¿Os ha dado tiempo a analizar el ganador del premio Turner 2010? Ya conozco que es un premio que normalmente trae mucha polémica, ok, esto lo entiendo porque si analizamos los premios otorgados desde luego que han buscado varias veces generar la espectación. Pero lo que me pregunto es:
-O yo no tengo ni idea de arte, en términos de valoración objetiva.
-O debo educar a mi gusto artístico, en terminos subjetivos.
-O ya no sabemos ni lo que premiar porque estamos cansados de todo.
De cualquier modo como yo no asigno los premios lo que me pregunto es: ¿Intentan darnos una lección de arte contemporáneo? ¿De liberalismo? De... En fin, supongo que el objetivo es sentirse más moderno, fashion y avanzado que el resto. Lo malo es que ellos marcan las tendencias es decir, indican por donde se debería de enfocar el arte contemporáneo.
Lo peor es que me da la sensación de que este tipo de actuaciones sólo llevan a llevar a peor lugar al arte contemporáneo, ya que al tomar en todo caso situaciones tan extremas parece que todo debe ser así...y lo dicho, si no lo entiendes o no te gusta es que no sabes. Pues lo siento pero a todos se nos ocurren situaciones extrañas o extravagantes, y esto es lo que veo últimamente en los premios otorgados.
Premios que son considerados como tales por la extrañeza o extravagancia, eso, siempre parece que son con fines de lucha, realizados por artistas únicos en su especie, irreplicables...y esta vez lo tienen mejor, la actual ganadora no entró en la escuela de arte porque no la cogieron, sólo lo menciono porque si fuera una escuela Española seguro que esto sería explotado, en el caso actual, dudo que esto se explote.
Desde luego que el arte no tiene que ser lo que nos parezca bello, ni lo que este bien encajadado, pintado, sea armónico...pero que ahora parezca que el mejor arte es aquel en el que se generan situaciones desagradables o incómodas para el individuo me desagrada, o lo que desde mi punto de vista es todavía peor, que el arte sea lo que nos dicen ellos que es arte, lo que nos dicen: párate y escucha, es arte...
En el primer caso (arte que genera situaciones desagradables, que intenta escandalizar), posiblemente un niño de 12 años generaría una obra de arte tras otra, obras que interpretadas por los galeristas que lo representasen serían un éxito, pero como sientes algo al exponerte a dichas obras, tu educación se revela ante aquello que rompe toda norma (ya que es su objetivo, y único objetivo), nos lo creemos, nos volvemos nosotros niños y creemos que es arte por desconocimiento.
Pero en el segundo caso, la causa por la que aceptamso que es arte es peor, es el miedo al ridículo, a no ser valorado, a no "entender como el resto", nos dicen que es arte y claro! sin duda lo creemos, es arte, como niños bajamos la cabeza e intentamos al menos pasarlo lo mejor posible ya que nos han dicho que es arte...

lunes, 6 de diciembre de 2010

El desarrollo tecnológico contra la "cultura".


"Las nuevas tecnologías han convertido el mercado de la cultura en un mercado robado". Así titulaba Europa Press la noticia que se hacía eco de un acto presidido por la Ministra de Cultura y celebrado en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía: el II Foro de las Industrias culturales en español (Estados Unidos y España).
El cardenal Belarmino hubiera dicho lo mismo con un telescopio en la mano para justificar la quema de Giordano Bruno y el procesamiento de Galileo Galilei. El desarrollo cultural confunde a los poderosos.
No había salones de actos más adecuados que el auditórium del Reina Sofía para albergar un evento de este tipo. Indirectamente, el hecho sirve para imaginar por dónde caminan las líneas de acción del Ministerio de Cultura, cada vez más preocupado por las posibilidades empresariales asociadas a los fenómenos culturales y más alejado de las necesidades de la creación cultural. Se podría justificar esta actitud sabiendo que ese aspecto de la acción institucional depende, sobre todo, de las Comunidades Autónomas...
El desarrollo de los instrumentos es contemplado como un inconveniente, no como una posibilidad. El Ministerio de Cultura se está convirtiendo en un medio para velar por los intereses de las empresas dedicadas a la especulación cultural y para condecorar a los creadores institucionalizados... Como en tiempos de Lorenzo el Magnífico, si no se lavara la imagen del poder, quedaría con matices patéticos.
¿El Ministerio de Cultura contra el desarrollo tecnológico... o intentando domesticarlo? Si Thomas S. Khun (La estructura de las revoluciones científicas, 1962) viviera caería fulminado ante el refinamiento de los análisis amaparados por un ministerio de funciones tan peculiares... 

Misión del Museo Centro de Arte Reina Sofía, según aparece en la página oficial:
"El programa del Museo Reina Sofía gira en torno a dos reflexiones. La primera, volver a pensar la función y constitución del museo en la contemporaneidad. La segunda, preguntarnos si existe alternativa a los modelos históricos de esta institución, el museo moderno, surgido en los años ’20 para representar una historia lineal y excluyente, o el postmoderno, planteado a mediados de los ‘80 como absorción de la confrontación y el disenso en un nuevo territorio globalizado.
El museo no se concibe como la institución que exhibe un saber universal, identitario (sic) y excluyente, sino como un lugar capaz de generar nuevos espacios intersticiales de socialidad (sic) y discusión en la esfera pública. En este sentido, debemos comprender qué modelos de resistencia proporciona en una sociedad en la que el consumo y la mercancía abarcan espacios de privacidad y en la que la producción se ha fragmentado y desmaterializado ocasionando no sólo un mapa geopolítico inédito, sino nuevas clases sociales, relaciones y subjetividades. En este contexto, el entramado de la(s) narración(es) alternativa(s) a la historia moderna, el pensamiento de nuevas formas de intermediación y la consideración del espectador no como un sujeto pasivo ni consumidor, sino como agente, un sujeto político son las tres líneas de fuerza propuestas por el Museo. (...)"
No sé cuántas horas habré pasado delante de este texto... Primero, buscando el sentido profundo de las coces al diccionario; luego, indagando sobre la interpretación correcta de las sentencias posmodernas, reinterpretadas por el genio de Mickey Mouse. Más tarde, en discusiones con algunos amigos... ¡Por fin me ha quedado clara la misión del Reina Sofía!

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Viendra ce qui viendra

Cuando hace casi un año, un anciano socialmente insignificante solicitó a Claude Picasso, hijo del pintor, la autentificación de 26 obras inéditas, se ponía en marcha una aventura de resolución incierta. Según Pierre Guennec, había conseguido reunir 271 obras del pintor malagueño, realizadas en momentos muy diversos, gracias a la familiaridad que alcanzó con él mientras realizaba algunos trabajos de electricidad en su vivienda. Inicialmente los especialistas imaginaron un fraude monumental, tal vez, al estilo de la broma recogida por Orson Welles en F for Fake (1975)...

Enjugada la duda, gracias al concurso de los especialistas, surgió la necesidad de cuantificar "la situación": La valoración de los supuestos obsequios de Picasso se tasó en 60 millones de euros. Todo el mundo sabe que la hora de electricista está por las nubes...
Para desgracia del aguerrido "chispas", en los ambientes picassianos no acaban de creer la historia por varias razones:
La primera: si fuera un robo, el delito habría prescrito (Picasso falleció hace 35 años)
La segunda: Picasso tenía la costumbre de firmar sus obsequios, porque conocía bien la importancia de ese pequeño detalle para quien los recibía. En contraposición, muchas de las obras en posesión de Pierre Guennec no están ni acabadas ni firmadas.
Todo parece indicar que, presuntamente, el electricista habría distraído cuanto tuvo a mano mientras trabajaba en el hogar de Picasso.
Si a Pierre Guennec se le hubiera ocurrido escamotear cualquier otro objeto, a estas horas podría pasear tranquilo por los Campos Elíseos, pero... Si lo hubiera hecho en España, acaso hubiera recibido una oferta de Tele 5 para explicar su versión de los hechos en la Noria y, de paso, narrar los últimos escarceos amorosos de Picasso. Pero en Francia... De momento le ha caído encima l’office central de lutte contre le trafic des biens culturels, dirigida por el coronel Stéphane Gauffeny,y han ordenado retener la colección en Nanterre... En Francia los asuntos de patrimonio histórico-artístico son muy serios.
Cuando alguien del periódico Liberation intentó entrevistar al anciano electricista, éste se limitó a decir: "Viendra ce qui viendra". Si Orson Welles viviera, moríría de risa...

El Chillida-Leku cierra

Las bondades de la gestión privada... Otro museo privado con problemas. ´Con estos titulares lo recoge ABC:

"La dirección del museo Chillida-Leku de Hernani (Guipúzcoa) ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal y ha decidido cerrar sus puertas a partir del próximo 1 de enero."
Página oficial:
"El Museo Chillida-Leku es una entidad privada que pertenece y es gestionada por la familia Chillida. El Museo se financia a través de la venta de entradas y artículos de la tienda. Para conseguir recursos adicionales y para realizar actividades culturales, gestionar exposiciones, crear programas escolares… el museo necesita patrocinios o colaboraciones".
Los patrocinios mencionados son:
"Departamento de Cultura del Gobierno Vasco
El Gobierno Vasco, desde la Dirección de Patrimonio Cultural, otorga una ayuda al Museo Chillida-Leku para su promoción museística y el desarrollo de actividades relacionadas con el patrimonio y la difusión cultural. Gracias a ello podemos proponer una programación de exposiciones y actividades culturales que ayudan apercibir mejor la obra del escultor.
Departamento de Industria, Innovación, Comercio y Turismo
La ayuda del departamento de Turismo nos permite hacer un esfuerzo en la difusión y comercialización de nuestra propuesta cultural dirigiéndola particularmente a los turistas que visitan Euskadi.
Diputación Foral de Gipuzkoa.
La Diputación Foral de Gipuzkoa, a través de su Departamento de Deportes y Acción Exterior, pretende contribuir a la actividad turística de Gipuzkoa impulsando la promoción de los recursos existentes, en este caso, del Museo Chillida – Leku.
Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián.
Desde 2001, el Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián patrocina la actividad educativa del Museo, tomando como marco el convenio firmado con la Fundación Eduardo Chillida y Pilar Belzunce. Podemos, gracias a ello, trabajar con los escolares en el acercamiento a la obra y el pensamiento del escultor.
Ayuntamiento de Hernani. Hernaniko Udala.
Colabora con regularidad con el Museo Chillida-Leku en diversas actividades, como el Solsticio de Verano, incluido desde 2004 en el programa de fiestas o el Día de la infancia en 2004.

Grupo Urvasco."
Según su propia página,
"GRUPO URVASCO es en la actualidad la sociedad cabecera que engloba a un grupo de empresas que funciona desde hace treinta y tres años y que basan su actividad fundamentalmente en tres áreas de negocio: la Construcción y Promoción Inmobiliaria, el Sector Hotelero y las Energías Renovables."

¿Entidad privada?  Museo-punto de encuentro, que funcionaba gracias a las aportaciones de los visitantes y los cables lanzados por el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián, el Ayuntamiento de Hernani,  Hernaniko Udala y un importante grupo de empresas.
Y si el negocio va mal... 
La idea de museo liga bien con la de empresa privada si, por alguna razón excepcional, está garantizada la rentabilidad; en caso contrario...
A lo peor, desde los principios liberales, lo más "recomendable" es cerrar todos los museos salvo los "parques temáticos" y los "puntos de encuentro" solventes... gracias a negocios tangenciales (aparcamientos, hoteles, cafeterías, etc.).