sábado, 12 de enero de 2008

La “protección” de la creación cultural: La letra del Himno Nacional Español y el dinero del canon

Por fin conocemos el sentido social del canon que pagamos todos cuando compramos un disco duro para guardar nuestras fotografías o nuestras grabaciones en vídeo por esas tierras de Dios. Según mostró el pasado día 11 (11.01.08) el diario ABC, el empeño puesto en práctica por el Comité Olímpico Español y la Sociedad General de Autores y Editores, fructificó en la selección de una “letra” para el Himno Nacional Español, gracias al hercúleo esfuerzo de un comité de expertos integrado por: el director del Instituto Complutense de Ciencias Musicales, Emilio Casares (experto en música, supongo); la regatista doble campeona olímpica, Theresa Zabell (experta en regatas, supongo); el ex presidente del Tribunal Constitucional Manuel Jiménez de Parga (experto en Derecho Constitucional, supongo), Juan Pablo Fusi, catedrático de Historia Contemporánea (experto en Historia Contemporáneas, supongo); Tomás Marco, compositor y académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (experto en Música Contemporánea, supongo); Aurora Egido, catedrática de Literatura Española de la Universidad de Zaragoza y académica correspondiente de la Real Academia de Buenas Letras (experta en Literatura, supongo).
 

La letra elegida es:
¡Viva España!/ Cantemos todos juntos/ con distinta voz/ y un solo corazón. ¡Viva España!/ Desde los verdes valles/ al inmenso mar,/ un himno de hermandad. Ama la Patria/ pues sabe abrazar,/ bajo su cielo azul,/ pueblos en libertad./ Gloria a los hijos/ que a la Historia dan/ justicia y grandeza/ democracia y paz. (SIC)
¿Tantos expertos para “esto”? ¿Éste es el tipo de creación que fomentamos al abonar el canon? ¿Éste es el tipo de creación musical que sale perjudicado cuando los adolescentes hacen copias en MP3?
¿El “sentido social”…? Todos… bueno, casi todos, estamos de acuerdo en que es… Sólo se me ocurren vocablos susceptibles de ser considerados ofensivos y por lo tanto, recurriré a la elipsis: complete el lector la frase a su gusto, procurando evitar términos como “mierda”, “ñorda”, “cagarro” (creo que este aún no ha sido aceptado por la RAE), “parida naif”, “gilipollez” y afines o sinónimos.
Así se hace patria, engendrando “entes” que susciten la anuencia general, que conciten la cohesión del grupo, que refuercen los sentimientos comunes. Antes… en el lejano pasado, nos enorgullecíamos de ser españoles porque algunos de los nuestros habían escrito El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha o La Celestina, habían pintado Las Meninas o Las Señoritas de Aviñón, habían compuesto El Aprendiz de Brujo o El Concierto de Aranjuez… habían ganado el campeonato de mundo de baloncesto…
  
Ahora, en la pos-posmodernidad, gracias al canon y a otras componendas endogámicas, nos sentiremos agrupados porque casi todos (menos los que sacan partido del canon y algún otro calilo o mamacallos), pensaremos que sería mejor propugnar la anexión a Gibraltar y, de ese modo, matar dos pájaros de un tiro: acabar con la última colonia en Europa y hacernos ciudadanos británicos, porque allí, aunque les apliquen mayores cargas impositivas, los comités de expertos tienen sentido del ridículo.

1 comentario:

  1. paleolitico superior12 de febrero de 2008, 2:41

    patriótico, si, patriótico, y me reitero...Había que verle a nuestro líder ayer en la tele, diciéndonos que los pueblos realmente avanzados conservan y valoran su patrimonio cultural. Que no hay que quejarse, vamos. Que hay que portarse bien y ser niños buenos. Y si te quitan la piruleta, también, que hay que compartir. ¿Pero es que estamos en el parque con mis niños? ¿A qué le llama cultura el de las cejas? Preservar de la ruina ( y no tanto, que no creo que nadie se arruine, como mucho igual tienen que trabajar un poco más) a unos cuantos...¡Que ya vendrán otros, hombre! ¡Qué poca fe demuestran los políticos en el futuro! Si va a tener razón Llamazares con lo del estado ciclotímico. Y si los paises vecinos no resuelven lo de los derechos de autor satisfactoriamente es porque estais todos en el mismo juego, asegurandoos la transición, para que aunque cambien los cosas, nada cambie y sigan siendo los mismos los que se lleven los beneficios. Ahí tienes a kodak y a hollywwod, imponiendo el ritmo de las implementaciones tecnológicas hasta que les salgan los números. Es puro patriotismo. Pero funciona, porque tenemos unas tragaderas enormes. Esto es "solo" un impuesto, antes el patriotismo se reservaba para convencernos de morir gaseados en agujeros llenos de barro, y coló. El que manda, manda.

    ResponderEliminar