lunes, 14 de abril de 2008

La muerte de Pippa Bacca

El País, recoge la noticia: "Era un trabajo basado en la confianza en los demás". Así sintetiza Rosalia Pasqualino di Marineo el motivo que condujo a su hermana menor Giuseppina, más conocida por el nombre artístico de Pippa Bacca, hasta Turquía, donde fue violada y asesinada. La artista, que tenía 33 años y vivía en Milán, era sobrina del creador conceptual Piero Manzoni. Las autoridades turcas encontraron el cuerpo de Pippa Bacca el pasado sábado tras detener a Murat Karatas, un parado de 38 años, que confesó haberla violado y estrangulado poco después de haberla subido en su coche, el 31 de marzo, el día que dejó de enviar noticias. Bacca había utilizado el autoestop ya en otras performances y para este proyecto Brides on tour (Novias en viaje), que realizaba junto a Silvia Moro, tenía previsto viajar de esta forma desde Milán hasta Jerusalén, "por los países tocados por la guerra", vestida de novia. "El traje era una metáfora del encuentro con el otro, la unión y la búsqueda de la parte femenina positiva, de la mujer como fuente de vida, estabilidad y sensatez", explicó ayer su hermana, directora de los Archivos Piero Manzoni en Milán



Francamente, me sobran las palabras, porque sé que diga lo que diga, diré chorradas. Por ello, lanzo al lector el repertorio de conceptos "sobrantes", que me queman las entrañas: “pacto de civilizaciones”, globalización, “arte contemporáneo-mundo islámico”, “arte para élites”, “arte popular”, “libertad creativa”, provocación, transgresión, excentricidad, ingenuidad, "prerrogativas del arte"... Y que cada cual escriba su lamento.

7 comentarios:

  1. Desde luego su acción viene a fortalecer concepciones sabidas por el general… que la posibilidad de confiar en los demás (por el hecho de ser personas) no existe.

    Sobrina de Piero Manzini sospecho/entiendo debe haber vivido dentro de un mundo artístico, ilimitado, ilusorio, bello o sino no habría manera de entender por qué ha creído en estos conceptos, si habiendo vivido en un mundo aparte que confundió con la realidad, pero la realidad ya se ha encargado de sacarla. Y es que no por nada la sabiduría popular dice que no te fíes ni de tu padre. Sale de toda lógica que alguien consciente de la situación real y los peligros a los que se expone en zonas bélicas y además islámicas se embarque en un proyecto así. Porque si pensaba que el arte le iba a dar algún tipo de licencia…ha quedado claro que no, menos aun en un sitio donde las convenciones contemporáneas artísticas de tipo conceptual o se desconocen o no se aceptan, dado el contenido de doble moral propio de occidente rechazo por el Islam. Y es que en zonas donde hay trata de blancas y cosas del estilo ¿en qué momento se le ocurre a esta buena mujer plantarse un vestido de novia y ¡ala! a hacer autostop! ¿Por amor al arte, por ser muy artista? Siendo lo mas objetivos posible, una performance realizada en el Mundo Islámico y pidiendo la colaboración del mismo no tiene ni pies ni cabeza. El arte contemporáneo es en su mayoría inaccesible para la sociedad islámica (y añadamos una sociedad desinteresada en arte contemporáneo occidental y arte occidental en general).

    La posibilidad de un pacto de Alianzas en la búsqueda de la Globalización cada vez se entiende menos en cuanto al Mundo Islámico.
    ¿Multiculturalidad y globalización? o más bien ¿multiculturalidad versus globalización?
    La globalización gira alrededor de términos como economía, sociedad , política, mercado, medio ambiente… todos ellos tratados desde un sistema capitalista occidental basado en la doble moral y que se quiere hacer global en todos los ámbitos y las culturas.
    El pacto de alianzas entre comunidades diversas. Otra bonita utopía esta vez construida en las bases de la manipulación política y cultural, dado que es imposible que el Islam se adapte a los sistemas de doble moral, orgulloso de su verdad única universal aplicable a todos los ámbitos de la vida, Conceptos que chocan frontalmente con el occidentalismo.

    Esta mujer ha sido al fin y al cabo víctima de su credulidad, de la manipulación cultural, de un ambiente elitista desmarcado de la realidad tangible, de la ingenuidad, y de las enseñanzas artísticas repetidas mecánicamente, que le hicieron creer que su libertad de creación pasaría por encima de cualquier obstáculo con la licencia que el arte le confiere, perdiendo la conciencia, exenta de esa sensatez que buscaba en su parte femenina.
    Demostrado queda para ella y quienes fueran los que apoyaban este proyecto que la confianza en los demás es una utopía, que la bondad universal no existe y va contra la naturaleza del ser humano, y que evidentemente el mundo de rosa tiene poco.


    Digo demostrado para ella y allegados, porque creo que nadie necesitaba que esta mujer hiciera… eso…, ya éramos conscientes de la realidad, no vivíamos en un mundo aparte, y que ciertos valores, hoy por hoy, aun constituyen un sueño, que pese a mucho arte y palabras bien dispuestas la realidad es lo que es y punto. Al hombre que la mató le importaría poco que se tratase de una performance, un video-arte o una loca disfrazada de novia con macuto verde.

    Tampoco es cuestión de temer el todo y acabar colocándo pulseras de control a los pequeñuelos. Creo yo.

    ResponderEliminar
  2. Pues no. No hay que poner pulseras a los pequeños. Todo es cuestión de suerte o mala suerte. El mundo es el que es. Y los tíos son lo que son.

    Esta chica, ha tenido mala suerte. Estaba haciendo un performance pero podría haber estado yendo a por el pan. O en casa con sus hijos, esperando que llegara su marido para asestarle un par de puñaladas. O secuestrada por soldados durante una guerra. O en manos de un traficante de mujeres, niñas, bebés...

    Permítanme ser un poco frívola. A mí esto me recuerda una escena de “En busca del arca perdida” cuando un árabe saca la espada haciendo filigranas y amenazando a Indy, que después de verle hacer todo eso, saca un revólver y le pega un tiro.

    Pues eso.

    ResponderEliminar
  3. Para Andrea:

    Suscribo casi todo lo que dices, pero por suprimer alguna "sombra" me gustaría decir algo: Sospecho que a Pippa Bacca podría haberle sucedido lo mismo en cualquier lugar del mundo donde existan personas que no frenen sus deseos ante el respeto debido a los demás. Y en ese sentido,los musulmanes son especialmente sensibles, mucho más que los occidentales (por supuesto, cuando no se sientan agredidos en sus creencias)
    La aceptación de la transgresión, de las pequeñas actitudes irrespetuosas (insultar a los árbitros, pintar graffitis, conducir a gran velocidad, etc.), la idea de "superhombre" y fenómenos comparables son más propios de las culturas de tradición cristiana.

    Para Vera:

    ¿Los tíos? ¿No sería mejor haber dicho "algunos tíos"? Tengo entendido que existen "tíos" que respetan a las mujeres sin ninguna reserva...

    ResponderEliminar
  4. A eso voy, que le pasase eso era lo "menos" que podía haberle pasado, si era consciente o no del riesgo que corría, es lo que me pregunto, tras la declaración de intenciones que tenía la chiquilla segun su hermana.

    Deacuerdo también, en el mundo occidental la pérdida generalizada de valores éticos y morales y la idea de libertad individual lleva a imponer acciones al resto, seas cuales sean y por encima de quien sea. Y lo peor, es que ya hablando en las pequeñas transgresiones que comentas algunos, por no decir la mayoría, no son cosncientes de lo que implica para con el resto lo que hacen. Y como se ha comprobado, se cierran a entenderlo.

    ResponderEliminar
  5. Perdón... algunos tios que "no frenen sus deseos ante el respeto debido a los demás"...

    ...

    ResponderEliminar
  6. Para Andrea:

    Está claro que coincidimos...

    ResponderEliminar
  7. Sabemos desde hace d�cadas el peligro que conlleva hacer autoestop y el a�adido de hacerlo sola.. La sociedad es cada vez mas precavida y desconfiada �a caso es esta cada vez mas peligrosa? �o la prudencia con la que actuamos se debe a las cantidades ingentes de dramas y tragedias de las que somos impasibles receptores?

    Puede ser esta tragedia uno de esos paradigmas que nos llevan a esta suma precauci�n y no sin razon..
    Esta claro que en este crimen el hecho de que tuviera lugar en un pais islamico (donde las mujeres son oprimidas, avasalladas y discriminadas) acrecent� el riesgo que implica de por si el hacer autostop en solitario y a ello se sumo ademas el infortunio de tropezar con un demente.

    Hay quien piensa que el arte solo reside alla donde llega, en los individuos que reciben el hecho artistico. En una performance el hecho sucede y termina en una linea temporal de modo ef�mero, por eso cabria buscar el reconocimiento en un publico con ciertas capacidades de asimilacion o valoracion estetica y cultural.

    En el caso de Pippa hecho en falta esa busqueda de comunicacion directa, no tiene en cuenta la limitada capacidad de comprension o asimilacion de esta performance en el bajo ambito cultural en que estaba siendo expuesta, ni el nihilismo de la sociedad islamica en cuestiones de arte contemporaneo.

    Abogo a los valientes del arte que se remitan a frentes menos contraindicados

    ResponderEliminar