lunes, 25 de mayo de 2015

¿Podemos?

Se han cumplido los presagios que vaticinaban el fin del bipartidismo y, francamente, a pesar de ciertos indicios significativos, no sé si han cambiado mucho las cosas en la dirección de los intereses sociológicamente dominantes…Lo alumbrarán los destellos de los días sucesivos.
Tal y como estaba previsto, algunos medios dicen que se han resentido las corrientes centrífugas. Ya veremos en qué cuantía, porque las cifras no están claras.
Tal y como estaba previsto, se terminaron los gobiernos de mayoría absoluta de los pijos del monopoly; a partir de ahora, la acción de gobierno deberá pactarse con “otras fuerzas”, todas ellas más o menos integradas en las estructuras del sistema liberal, pero menos contaminadas por el hedor de la zahúrda. Nadie debería alarmarse, ni tan siquiera los ultracentristas; además, las autoridades municipales "afectadas" ya se habrán cuidado de hipotecar la gestión futura a corto plazo: según dicen, entre deudas y contratos blindados, el Ayuntamiento de Madrid no tendrá capacidad de maniobra hasta el año 2015. Si llega a la alcaldía, la señora Carmena necesitará sus conocimientos jurídicos...

Imagen tomada del diariodenavarra
Tal y como estaba previsto, los dos partidos que permanecieron al abrigo de los vientos dominantes —IU y UPyD— se han hundido con gemido de Titanic. Supongo que, por fin, quienes habían hecho de sus objetivos políticos personales necesidades ineludibles, habrán comprendido lo estúpido de mear contra el viento; aunque podrían creer que conviene mantener la misma postura a la espera de un cambio en las circunstancias meteorológicas... o climáticas. La próxima glaciación les pillará con el gesto hosco y la vergüenzas fuera; y así los encontrarán los arqueólogos del futuro.
Veremos cuánto tiempo tardan los partidos "emergentes", esos que para unos deben cambiar la forma de pensar de la gente y para otros, limitarse a hacer las cosas bien, en asumir razonablemente las contradicciones éticas asociadas al ejercicio del poder y, entre ellas, las inducidas por la endogamia, que parecen ser “invariante castizo” de la sociedad española. Me gustaría saber qué instrumentos van a movilizar los de Podemos para anteponer las personas más capacitadas a "las más convenientes"; teniendo en cuenta las capacidades profesionales de la señora Aguirre y que, tal vez, tenga mucho tiempo libre...
Por fortuna y de momento, quienes han protagonizado vuelcos en los resultados electorales han sido personas situadas en las antípodas de la mediocridad sedimentada por la dinámica endogámica y corrupta de los últimos cuarenta años. Puede que durante los próximos años, cuando miremos hacia las instituciones, encontramos personajes que no nos abochornen. Sería mucho hasta para un cambio “lampedusiano”.
Y hasta podrían suceder milagros y que los líderes de Ciudadanos eludan pasar por “la marca blanca” del PP… Sería tan sorprendente como la beatificación de Óscar Romero, pero teniendo en cuenta la complejidad del tablero político ante las próximas elecciones generales, nada es imposible. El desenlace del "problema andaluz" proporcionará pistas claras.
Se vislumbran días interesantes, de esos que alimentan la mítica de la maldición china.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada