sábado, 28 de noviembre de 2009

Manuel Castells, comunicación y poder

Por Marina Ortega

“La difusión y desarrollo de ese sistema tecnológico ha cambiado la base material de nuestras vidas, por tanto la vida misma, en todos sus aspectos: en cómo producimos, cómo y en qué trabajamos, cómo y qué consumimos, cómo. nos educamos, cómo nos informamos-entretenemos, cómo vendemos, cómo nos arruinamos, cómo gobernamos, cómo hacemos la guerra y la paz, cómo nacemos y cómo morimos, y quién manda, quién se enriquece, quién explota, quién sufre y quién se margina. Las nuevas tecnologías de información no determinan lo que pasa en la sociedad, pero cambian tan profundamente las reglas del juego que debemos aprender de nuevo, colectivamente, cuál es nuestra nueva realidad, o sufriremos, individualmente, el control de los pocos (países o personas) que conozcan los códigos de acceso a las fuentes de saber y poder.”   Manuel Castells, en torno al G-7 en Bruselas, 1995.
Esto era dicho ya en 1995. Pero parece que este tipo de comentarios no están del todo desactualizados aún, de hecho, cada día se remarca más, las tecnologías de la información en ocasiones sí parecen determinar lo que pasa en la sociedad. Sin embargo, en este blog hemos estado tratando sobre las fuentes del saber, y hemos criticado y defendido que los medios actuales difundan o no conocimientos, teniendo tantas posibilidades, que se aprovechen de verdad. Actualmente, y por lo que hemos podido ir tratando parece que los códigos de acceso a las fuentes del saber son distintas a las de las fuentes del saber en cierta manera, parece que esta tecnología en más ocasiones de las debidas se centran demasiado en controlar el poder, más que el saber. Sin embargo quien consigue saber y comunicación libre, parece conseguir poder, y todo esto gira en torno a Internet, por lo tanto, Internet parece oponerse a los medios de comunicación, o parece que los medios de comunicación (los que hemos tratado como medios de manipulación), tendrían motivos para temer a Internet, ya que Internet es incontrolable, y la información y su comunicación también.
Según Castells: “La información es poder. La comunicación es contrapoder. Y la capacidad de cambiar el flujo de información a partir de la capacidad autónoma de comunicación, reforzada mediante las tecnologías digitales de comunicación, realza sustancialmente la autonomía de la sociedad con respecto a los poderes establecidos.”
Por otro lado, dudábamos hace poco del posible cambio que podría dar Internet frente a la crisis, ya que la publicidad se aprovecharía de él por ser un medio más barato en principio. Incluso se paga por más publicidad, por un mejor posicionamiento en la web y en los principales servidores: http://www.ealtamira.com/
Y se habla de Internet como medio de mayor potencial para la publicidad (no estoy segura de que aún sea así):
http://chasqui.comunica.org/delpozo70.htm
En torno a esta relación entre tecnología, poder, saber me parece interesante esta entrevista concedida en 2008:
http://www.nodo50.org/tortuga/article.php3?id_article=7263
Y sobre la educación y la tecnología. Puede levantar polémica el comentario de que el libro en las escuelas está anticuado, su idea de abrir Internet en los ordenadores de los colegios, y su visión de la escuela como lugar sociabilizador. También nombra a Finlandia (que ha encabezado tanto el informe de Pissa) y justifica su buen nivel educativo con la buena formación y nivel de vida del profesorado, y no lo atañe a la tecnología y a Internet (que también afirma que los ordenadores e Internet están tanto en las escuelas como fuera):
http://www.educared.org.ar/biblioteca/dialogos/entrevistas/entrevista_castells.asp

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada