miércoles, 26 de octubre de 2011

Andreas Fogarasi en el Reina


La exposición está articulada en cuatro espacios alejados entre sí de la Institución: en las zonas sur y norte de la planta del edificio Sabatini y en las terrazas del bloque de Nouvele.


Como casi todos los visitantes están familiarizados con Vasarely, las vanguardias húngaras y la obra de Andreas Fogarasi, que se dedica a realizar biombos de mármol con calados geométricos, no se necesitan mayores aclaraciones que recomendar a los visitantes comenzar con el visionado del vídeo "Vasarely Go Home". En él se documentan hechos del 1969 acaecidos en Budapest coincidiendo con una exposición de Victor Vasarely. Lo más destacable: János Major, en  gesto de "lealtad y autoironía", enseñaba  un cartel donde ponía "Vasarely Go Home!" a quienes se reunieron en el acto de inauguración.
El evento —gesto conceptual de János Major—, la obra de Vasarely y la entidad de las placas marmóreas de Andreas Fogarasi, componen un conjunto tan heterogéneo que parece razonable la dispersión de la exposición...


A destacar: la escasamente cuidada a ejecución —¿calculada?— de las obras de mármol, que me han hecho recordar las celosías medievales hispanas...  aunque se supone que la obra de Fogarasi remite a valores estéticos muy actuales, como la relación entre la escultura y el contexto urbano. Contemplar esos biombos en la terraza de Nouvele me proporcionó una sensación ingrata, comparable a la que me produjo el espejo cóncavo de Anish Kapoor  (Sky Mirror) en Great St Helen's & Undershaft Sculpture Park. Cuando colocas dos "cosas" juntas —una al lado de otra—, es inevitable la relación abstracta, la comparación...
Las obras de Fogarasi son más ornamentales, quizás porque el espacio de Nouvel es un espacio híbrido entre lo exterior y lo interior...
De nuevo me pregunto si no existen autores jóvenes españoles de entidad comparable o superior a la de Andreas Fogarasi...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada