domingo, 9 de marzo de 2014

¿El nacimiento de la Marea Roja? Manifiesto por la Cultura




La Plataforma en Defensa de la Cultura nació nominalmente el pasado 25 de febrero de 2014. Para solemnizar el acto ofrecieron un manifiesto, que reproduzco a continuación. Y para hacer visible la situación patética del "sector cultural" en España, convocaron para esta mañana un acto de expresión pública, que se ha celebrado entre las plazas de Colón y Cibeles y que ha culminado siguiendo la senda marcada por Riccardo Muti, con una interpretación muy especial del Va pensiero. 
Aunque entre las asociaciones que forman parte de la "Plataforma" hay entidades con las que "no me tomaría un café" —seguro que ellas tampoco se lo tomaban conmigo— y aunque algunos "puntos" me parecen muy discutibles, es oportuno reproducir en este modesto foro el manifiesto que hicieron público el mismo 25 de febrero: expresa lo que sentimos y defendemos casi todos los que, de un modo u otro, tenemos alguna relación con el "asunto cultural".

25 febrero, 2014 

La cultura es  patrimonio común de toda la humanidad y forma parte primordial de la identidad y dignidad de la ciudadanía de un país; es un bien con valor simbólico, un derecho de todos y un factor decisivo para un desarrollo integral y sostenible, sabiendo que el respeto y la valorización de la diversidad cultural son indispensables para la dignidad social y al desarrollo integral del ser humano.
El artículo 9.2 de la Constitución asegura que corresponde a los poderes públicos “facilitar la participación de los ciudadanos en la vida cultural”. Por tanto debe reconocerse el derecho universal de acceso a la cultura como uno de los pilares de la construcción en una sociedad más igualitaria y participativa que integre tanto a la infancia, los adultos, y la tercera edad como a todos los colectivos con riesgo de exclusión social.
La cultura es un sector no sólo de gran proyección económica, también tiene una importante dimensión pública y ciudadana. Su desarrollo y puesta en valor deben ser una prioridad política, ya que pueden ligarse a sectores como el turismo, la educación, el desarrollo local y la proyección internacional, así como a conceptos tan sensibles y esenciales como el paisaje, la memoria, el desarrollo personal o la identidad.
La cultura no puede seguir siendo considerada únicamente como un subproducto del desarrollo, sino que debe ser vista por todos los agentes políticos y sociales como uno de los principales factores del desarrollo sostenible. La cultura no puede ser entendida como un problema o como algo incomodo a los políticos. La crisis actual no puede ser ni un freno ni una excusa, es una oportunidad para toda la ciudadanía para reencontrarse y participar de todos esos valores, sentimientos e ideales. Los bienes, servicios y actividades culturales no son mercancías o bienes de consumo que puedan ser considerados únicamente como objetos de comercio, aunque tengan un valor económico importante, por ello la externalización no resulta una buena solución.
El reconocimiento en el artículo 44 de la Constitución de la cultura como un derecho, implica la obligatoriedad de una actuación pública que promueva el desarrollo cultural y el acceso a los bienes culturales. Dado que los sucesivos gobiernos, lejos de fomentar el desarrollo de este derecho público, han impulsado patrones culturales que han fomentado la separación entre sociedad y cultura.

Desde la Plataforma en Defensa de la Cultura exigimos:

  • La NO PRIVATIZACIÓN de los espacios culturales de uso público.
  • La REDUCCIÓN del IVA cultural.
  • Cultura y espectáculos accesibles y de calidad para toda la ciudadanía.
  • Que se impida la pérdida constante del patrimonio histórico y cultural cuyo valor pertenece a todos los ciudadanos, y se impidan privatizaciones espurias y contrarias al bien común.
  • Que se reconozca a los representantes de los diferentes sectores culturales como interlocutores en el desarrollo y elaboración de las leyes culturales: Ley de Propiedad Intelectual, Ley del Mecenazgo, Leyes de Patrimonio Cultural.

Que se reconozca:    

  • Que los espacios urbanos públicos sean utilizados y mantenidos para utilización y disfrute de la ciudadanía, eliminando la usurpación de estos para usos publicitarios o privados, donde músicos, actores y cualquier creador de espectáculos puedan desarrollar su expresión libremente.
  • Una radiotelevisión pública sin dependencia de los dictados políticos, que prime la difusión de espacios y espectáculos culturales.
  • (Que) la enseñanza de las artes, (música, teatro, artes plásticas y visuales) no desaparezca de las escuelas, y que las diversas expresiones artísticas no se privaticen.
  • Que se respete y reconozca que lo que hoy se construye, crea, pinta, escribe, compone… es un valor patrimonial para nuestro futuro.
  • Que se impulse y fortalezca el trabajo en todos los ámbitos culturales: bibliotecas, centros de arte, cines, teatros, museos, asociaciones vecinales, agentes culturales, escuelas municipales, archivos, centros culturales, salas alternativas, etc.
  • Solicitamos la solidaridad y apoyo internacional de los artistas de todo el mundo.
  • Solicitamos que la LOMCE y cualquier ley sobre Educación incluya  y articule adecuadamente en su programa todos los valores de la cultura.
  • Proponemos la celebración de un congreso de la cultura, patrimonio y espectáculo donde se elabore un libro blanco sobre LA CULTURA.

Sin cultura no hay futuro ni dignidad.


Madrid, 9 de marzo de 2014 (Paseo de Rcoletos)
Madrid, 9 de marzo de 2014, Solfónica 15M
Los más optimistas creen que ha nacido la Marea Roja...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada