miércoles, 9 de julio de 2014

Die Alte Pinakothek de Múnich, un museo en obras



La Pinacoteca Antigua de Munich, que pasa por ser una de las más importantes del mundo, ocupa un edificio de Leo von Klenze, encargado por Luis I de Baviera, el más poderoso amante de Lola Montes (o Lola Montez o Lola Montés), que, según dicen, deseó convertir la capital bávara en una nueva Atenas. 
Durante la Segunda Guerra Mundial el edificio sufrió tantos desperfectos que estuvo a punto de ser demolido por completo. Fue restaurado a mediados del siglo XX según un proyecto de Hans Döllgast, que fundió "lo viejo" con lo nuevo con criterio bastante sensato, aunque el resultado final reste entidad al proyecto original. Particularmente, me parece oportuno enfatizar las consecuencias de unos bombardeos tan apocalípticos como innecesarios.


La grandiosa escalera de acceso a la planta "principal" predispone el espíritu para... un espectáculo frustrante. La Pinacoteca Antigua está en fase de profunda remodelación que se entiende necesaria al entrar en las pocas salas aún visitables: una parte de los fondos más relevantes se pueden contemplar en la Nueva.
Los planteamientos expositivos de la Pinacoteca Antigua son más propios de países regidos según criterios pre-racionales. Iluminación manifiestamente mejorable, cartelas pobres (rotuladas en los marcos), exceso de reflejos,  paredes con colores que alteran la percepción de las obras; salas de reducidas dimensiones, que sólo permiten el acceso a grupos menores de 11 personas,... Me pareció entender dónde se habían "inspirado" algunas instalaciones más meridionales. 


Una pena contemplar obras como el autorretrato de Durero de modo tan precario.
Lo más positivo: la actitud de los vigilantes, siempre preocupados por ayudar al turista, y la colocación de amplios asientos (con catálogo a disposición del público).
Por razones comprensibles, no parece contar con demasiado éxito de público: los muniqueses prefieren disfrutar del parque que une o separa La Antigua Pinacoteca de la Nueva...o de los beer gardens.

Será interesante contemplar cómo están resolviendo los problemas mencionados y los que no he sido capaz de apreciar. Habrá que volver...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada