jueves, 29 de enero de 2009

El Manga y el Louvre

Por Miguel Ángel Rego Robles

Ya solo con el título del artículo, se denota cachondeo. Parecen dos compañeros de fechorías típicos del tebeo. Y es que de tebeos anda la cosa. Parece ser que los comisarios de este emblemático museo, se acaban de dar cuenta de la importancia de la tira cómica, la viñeta o la caricatura en el mundo del arte, mejor dicho en la Historia del Arte. En ciertos portales de Internet, el manga se califica como arte contemporáneo ¿?¿?¿ El procurador de esta exposición Fabrice Douar, argumenta que quiere resaltar la calidad de las tiras cómicas. (Más ¿?¿?¿)
Las condiciones de los encargados es que los dibujantes deberían referirse a Paris, y demás aspectos históricos que rodean a la ciudad y al museo del Louvre ¿De nuevo el poder encaminando? Y es que desde la aparición de las primeras caricaturas a raíz del Salón de Paris de 1789, donde cualquier persona podía admirar las obras de los antiguos (y que más tarde cualquiera podría exponer junto a ellas), el poder se apresuró a aprovechar esas risas incondicionales que surgían del espectador. Parece ser que se nos han olvidado nombres como Alfons Allais y esos monocromos donde a plena carcajada se reía de lo acaeciente en su época, Duchamp dotando de un peculiar “mostacho” a la mona lisa, o simplemente cuando en esos salones se exponían cuadros del revés.
Creo que esta idea tampoco es que haya surgido de una cabeza alumbrada por la divinidad ya que ¿Qué hace sino el Perro Puppy de Koon al darnos la bienvenida al Guggenheim? Esa es la verdadera tira cómica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada