domingo, 29 de noviembre de 2015

El MACBA celebra los veinte años de existencia

Entre las diversos eventos programados para celebrarlo, destaca un mercado gastronómico ofrecido mediante furgonetas-restaurante (food trucks). Según recogen los medios,

"El Van Van configurará un espacio pensado para que vecinos del barrio y visitantes puedan disfrutar de la comida en un entorno privilegiado al aire libre, al lado del MACBA.
Entre la oferta gastronómica figuran especialidades asiáticas, peruanas, indias, cocina mediterránea, italiana, mexicana o bocadillos de autor. Los restaurantes presentes con sus clásicas furgonetas son The Rooftop Smokehouse, Mr frank and the butis, Caravan Made, Chôk the chocolate Kitchen, Toya Petit Bar, Masala ‘73, Eureka Street Food, La Cocina Palpita, El Petit Bangkok, L’Agosarada, Maria Una Crepe, La Carletta, Fogons Urbans, Warike, La Porchetta, Chivuo’s y la Pick Up."


Tengo entendido que, en tiempos de la Ilustración. alguien ideó una fórmula muy eficaz para que los ciudadanos de San Petersburgo elevaran su espíritu acudiendo a cierto museo: ofrecer una copa de vodka. Al parecer, los rusos hicieron largas colas pero no sé si acrecentaron sus posibilidades espirituales...
Me pregunto si ofrecer comida es útil como recurso persuasivo para que "la gente" acuda a los museos, pero en todo caso, seguro que altera la imagen antipática que suelen ofrecer a los más jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada