domingo, 1 de noviembre de 2015

Rosslyn Chapel, un buen reclamo turístico

Cobran 9 libras por entrar a ver una pequeña iglesia de mediados del siglo XV, popularizada por un best-seller. Y francamente me parece bien que se aproveche la estupidez humana para hacer negocio, porque acaso sea el recurso comercial más socorrido desde los tiempos de Sinuhé, el Egipcio. Frente a lo que sucede con otros lugares relevantes por acotaciones literarias (el Reino Unido está lleno de ellos), en este caso creo que sería exagerado hablar de “literatura”, dadas las cualidades de las obras de Dan Brown; como mucho, de la de construcción de una imagen alternativa y laica a la figura histórica de Jesucristo y de su familia hipotética...
En todo caso, las cosa funcionan así: si un lugar se populariza, con independencia de las razones de la popularización, serán numerosos quienes, movidos por la curiosidad más prosaica, acudan a visitarlo.
A destacar la amplia tienda anexa a la capilla, que canaliza el fetichismo y las ansias de consumir de los curiosos, que lógicamente no pueden realizar fotografías en el interior de la capilla, sujeta a vigilancia rigurosa, seguramente, para no alterar el confort requerido por una visita de grandes pretensiones estéticas.


Lo más curioso es que el lugar concentraba varias tradiciones "exóticas" desde antes de la publicación del libro de Dan Brown, En primer lugar, destaca la "columna del aprendiz", sobre la que se construyó una leyenda curiosa, probablemente relacionada con el mito de Dédalo, acaso del siglo XVIII; según ella, la columna, cuya labra pudiera hacernos pensar en algunos elementos barroquizantes de ornamentación románica, testimoniaría la capacidad del aprendiz para superar a su maestro y la reacción de éste ante la lógica del progreso: el maestro, enloquecido de celos, machacó la cabeza del aprendiz. Para dar testimonio del hecho y castigo al malvado artista, éste, convertido en cabeza pétrea, fue condenado a contemplar eternamente la obra del aprendiz.
A tan ejemplarizante "tradición", que simplifica la relación entre Dédalo y Perdix, deberíamos sumar que, desde los años ochenta del pasado siglo, se relaciona la capilla con la Orden del Temple, con la masonería y con los fenómenos "paranormales" y "legendarios" frecuentes en las "interpretaciones creativas" y "divulgativas" de ambos fenómenos históricos. Y aún deberíamos mencionar que para algunos el lugar es una "puerta cósmica" de la que han visto salir ovnis...
Apuesto algo muy valioso a que cuando se olvide el libro de Brown, nacerá otra leyendo exótica; acaso, relacionen el lugar con el nacimiento de Nessy, cuya cabeza aún es posible contemplar en los alrededores de una de las puertas laterales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada