miércoles, 8 de junio de 2016

Repetición de la jugada

Deben sobrarnos los días y deben sobrarnos las noches, porque de otro modo no se entendiera lo sucedido en los áticos del poder, donde siguen empeñados en repetir las elecciones hasta que salga lo que debe salir: una victoria amplia y no vergonzante de los sectores políticamente correctos y "renovados", es decir, del PSOE con C's. Pero el pueblo español es duro de mollera y sigue votando al "partido de la corrupción" y a "los populistas".
Como me he despachado a gusto con ese 33 % de la población que vota lo que le mandan, creo que tengo justificación moral para decir en este punto que alabo el gesto de quienes con bastante sensatez han entendido que la supuesta política "renovada" de PSOE y C's apenas es cambio de primogénitos por bastardos y advenedizos. En consecuencia, los conservadores seguirán votando al "partido de la corrupción", porque es "su partido" y los demás, es decir, el 33 % de la población, a quienes saben que, al menos en principio, no defenderán intereses contrarios; al menos, en principio...
Pero los poderes fácticos continúan empecinados en el objetivo de hace meses: Podemos no puede gobernar —oximoron político— y, menos aún, si lo hace en coalición con IU. ¡Hasta ahí podríamos llegar! Con lo que les ha costado llegar hasta donde han llegado; con los sudores que han padecido por mantener sus privilegios durante tantos años y con tantos cambios institucionales; primero, con el régimen franquista; luego, con la Democracia. De ningún modo pueden consentir que esos descastados "populistas", sujetos de acumulación semántica infernal, les desplacen de los aledaños de la teta, que poseen en exclusividad desde los tiempos del rey Ramiro. La teta, contemplada desde lejos, puede parecer grande, pero...  ¡sólo tiene un pezón!

Tal y como están las cosas, sólo se me ocurren dos soluciones: o la ya enunciada en torno al señor Rivera, hermoso mancebo, acreditado fajador y líder brillante, presidiendo un gobierno de "coalición antipopulista" con el PSOE y el PP,  o repetir las elecciones hasta que salga lo que debe salir; hasta que los conservadores se olviden de "su partido" y los progresistas se aburran. Además, ¿quién dijo que se debe renovar el gobierno periódicamente? En España nos mantuvimos colgados de la brocha procesual durante 40 años y no pasó nada; absolutamente nada. Sí, ya sé que el director del Reina Sofía dice que pasaron muchas cosas, pero... ochenta años después, aquí estamos, agitando la sonaja del complot judeomasónico —hoy, iraní, comunista y bolivariano— para justificar los intereses de los magnates de picaresca, espadón y abolengo rancio.
Se me ocurre que podríamos pasar a la historia como los inventores de la "Democracia en stand by". ¿A que mola?

Adenda

Me dicen los correctores, siempre atentos al rigor de las fuentes, que lo de la "Democracia en stand by" ya se ha aplicado a Túnez, Egipto, Afganistan, Argelia, Irak, Libia...
Eso sí que da miedo y no la amenaza judeomasónica o como la quieran llamar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada