domingo, 30 de octubre de 2016

¿Una variante del experimento de Milgram?

Es lo que tiene la endogamia, que en dos generaciones, la degradación es absoluta: uno se rodea de acólitos fieles y cuando el lameculos fiel se hace con el poder, la siguiente generación supera todas las fronteras de la estulticia. Por asegurarse la situación actual los chusqueros y "las chusqueras", "por el bien de España, de los españoles y de las españolas",  se han enredado en un proceso que no ofrece sino imágenes patéticas, como de una reinterpretación casposa del experimento Milgram. La situación es tan ridícula que hasta los líderes del PP van a sacar partido a corto y medio plazo, dado que, con mucha probabilidad, deberán ofrecer "gestos progresistas", en supuesto guiño a "la oposición", que no serán sino recomendaciones imperativas: la sociedad española tiene que "girar" necesariamente hacia una situación social menos dura para favorecer el consumo y, por supuesto, la recaudación de impuestos.
Contando con que los chusqueros y "las chusqueras" del PSOE cuenten con el apoyo de los medios de comunicación, que ya están manifestando una exacerbada beligerancia contra Podemos y contra cualquier que "saque los pies del tiesto", ¿alguien cree que ese apoyo servirá para recuperar los votos necesarios para gobernar en solitario o con el exclusivo apoyo de Ciudadanos? Alguien con dos dedos de frente, que conozca como funcionan los canales de comunicación que en la actualidad maneja de la gente joven, ¿puede imaginar un vuelco radical en la intención de voto de quienes les han visto el plumero?

El fantasma de la libertad, Buñuel, 1974
A Pedro, el Guaperas, le costó entender el perfil que ofrecía la situación del tablero pero a la postre comprendió que aunque unas terceras elecciones fueran erosivas, le quedaban "argumentos" para competir con Podemos en las cuartas... Pero los chusqueros y "las chusqueras", presionados por quienes acaso habían comprometido su "honor" más allá de lo razonable, pusieron en movimiento la maquinaria de autodemolición que no sé si alguien dentro del PSOE será capaz de detener, dadas las cortas entendederas de quienes no ven más allá del culo que tienen delante. En definitiva, han apostado por garantizarse el apoyo del "sistema", como diría Mario Conde, y conservar el poder en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha.
La negativa a gobernar con Podemos sólo podía conducir al bloqueo, y deshacerlo a establecer, para los próximos 20 ó 30 años,  una "estabilidad" para España bajo gobiernos conservadores, que garantizan la acumulación de capital y el "crecimiento", pero también sueldos de miseria, aniquilación científica, cultural y educativa, precariedad sanitaria y, probablemente, la independencia de Cataluña.
Me pregunto cuánto tardarán en espabilar los andaluces y las andaluzas, los extremeños y las extremeñas, los castellanos y las castellanas, y cuándo, "por el bien de España, de los españoles y de las españolas", se dejarán de remilgos y votarán directamente al PP y a la PePa... Acaso sean corruptos —por supuesto, sólo "algunos" de ellos— pero, al menos, no son gilipollas...
Tenemos "¡Vivan las "caenas"! para rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada