domingo, 11 de mayo de 2008

El proyecto CUE

Por Alma Canicio

Ayer Viernes 9 de Mayo -de 20.00 a 1.30- disfruté como hacía mucho que no sucedía: Disfruté como una enana.
Un deleite o placer ocasionado por el gozo de la creación, de la creación en colectivo. La interacción, la expresión espontánea y la improvisación fueron los protagonistas principales de la noche, en un espacio donde la interdisciplinaridad que abarca la música, la pintura, el dibujo, el collage, el vídeo-arte, la performance, y la danza, estaban al alcance y disposición de todos los presentes, convirtiendo la noche del primer viernes de Mayo en... PURO JUEGO.
Autonomía y tolerancia en un ambiente de libre expresión donde la creación subsiste de forma plural, simultánea, y por qué no, también caótica. Los sentidos se fueron estimulando y encendiendo al tiempo que la emoción, sensibilidad y sentimientos comenzaban a trabajar en ese proceso químico de dopaminas y endorfinas que origina aquello que llamamos alegría o felicidad.
Al llegar, en primer término, una pantalla, justo al lado, la primera fascinación: un 'bosque' para 'bucear'. Tiras traslúcidas de una palma de grosor colgaban del techo formando una superficie cuadrangular de cuatro metros lado. El caminar entre las tiras dificultaba la percepción visual y parecía propiamente que uno estaba andando en otro mundo, nebuloso o submarino, a elección.
En frente, cuatro lienzos blancos (1x3m.) estaban dispuestos en el suelo junto a un gran papel mural que cubría parte de la pared del fondo. Tres superficies blancas más, se encontraban arbitrariamente en la sala apoyadas en columnas. Todo ello, acabaría, al final de la noche, rebosando pintura. Otras dos superficies de papel, blanca y negra, en la misma pared, estaban preparadas para acoger trozos de papeles negros, rojos y blancos, pegados al más rústico estilo 'collage'...
Micrófonos en distintas partes de la sala se ofrecían al uso del que gustase y esto fue verdaderamente determinante en la recreación de todos aquellos que terminamos enganchados a la impro musical.
Música de armonía disonante, psicodélica, densa, envolvente, de ritmos elípticos y base electrónica invitaba al trance y a la expresión corporal mientras en la gran pantalla se proyectaban imágenes de estética retro y surrealista.
En medio de esta atmósfera dionisiaca irrumpió un grupo de danza que, con el torso al descubierto y movimientos esotéricos, reprodujo la expresión de aquel destemplado sonido musical que nos envolvía y fue decisivo para configurar el conjunto perceptivo completo de una experiencia estética particular.
En un punto, el suelo se cubrió de dinámicas bolas de porex que invitaban a patinar y nos exhortaron, de algún modo, a revolcarnos en el suelo y a rodar unos encima de otros como si de un puro juego infantil se tratara...
Pintura, dibujo, expresión corporal y música conectadas en un mismo espacio para el disfrute plural. Lo pensado para divertir y emocionar, divirtió y emocionó en un entorno en el que se da cabida a toda etnia, cultura e intelectualidad. Un espacio para la recreación -tanto visual como productiva, expresiva y sonora- y la acción de cualquier forma de expresión ya sea o no artística en un colectivo con el que hay que interactuar para lograr una comunicación.
En conclusión, un espacio en consonancia con el siglo XXI, que lejos de querer ser un recipiente cultural que se visite con cierta indiferencia y cuyo fin capital sea ante todo económico, es un evento activo y gratuito que pretende tratar el arte desde su dimensión lúdica y no como mero objeto de mercado. Por ello, su desarrollo está subvencionado por instituciones y particulares -sin filtro de comisariado-.
Este proyecto se llama CUE y la iniciativa comenzó en Berlin, llevándose a cabo en la Galeria Weissenseer Freitag, en Marzo del año pasado (2007). La inauguración en Madrid tuvo lugar en el Matadero de Madrid el pasado viernes 9 de Mayo y a partir de esa fecha tendrá lugar los primeros viernes de cada mes.
La ayuda en Madrid ha sido concedida por el Ayuntamiento y a partir de esta primera vez calculo que aumentarán notablemente los medios de promoción, o al menos, la difusión. Con decir que a mis oídos llegó la noticia por escuchar en el autobús una conversación telefónica entre una chica que le decía a otra lo que vagamente sabía sobre una inauguración de improvisación y expresión corporal que se celebraba esa tarde en el Matadero, lo digo todo.
Y no digo más. Que no cunda el pánico, que no es todo pasividad y mercado, que hay algo más y está bien que esto también lo sepamos. Para más saber:
http://cuemadrid.blogspot.com/2008/04/de-verdad-sabemos-lo-que-es-cue.html

Y también: http://www.cue-ifyouneed.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada