domingo, 1 de marzo de 2009

Un paseo deprimente por el Reina Sofía

Esta mañana hemos regresado al Reina Sofía... Desde la última visita, coincidiendo con la apertura de la exposición de Eulalia Valldoseera, se habían inaugurado la de Alia Syed y la de Paul Thek. En aquella ocasión no escribí nada en el blog por "razones estratégicas"... Desde entonces teníamos pendiente subir a la Torre de Leandro Erlich... Nueva prueba de que los gestores del Reina Sofía sienten debilidad por la física recreativa. Creo que "la obra" tendría más sentido en el Museo de la Ciencia de Alcobendas, aunque si yo lo dirigiera, exigiría "cosas" de mayor interés y complejidad. Las cámaras de "ilusiones ópticas" son muy habituales en los museos científicos de todo el mundo. Yo mismo he utilizado muchas veces un vídeo sobre percepción que empezaba con una broma ambientada en un laboratorio de la Universidad de Stanford.
Continuamos la visita con las obras de Alia Syed. Si olvidamos la palabrería para consumo de la beatería estética, quedan sendas "obras" de cualidades visuales y argumentales irrelevantes. Desde que apareció la posibilidad de ofrecer reflexiones estéticas mediante la imagen-movimiento, millones de creadores en todo el mundo han propuesto al espectador "instrumentos proyectivos", en competencia desigual con los directores cinematográficos empecinados en convertir el cine en instrumento de expresión estética personal. Y desde esa apreciación sugiero al director del Reina Sofía que si persiste en esta línea, busque por otro lado... Existen infinidad de jóvenes creadores con que obras más interesantes que las de Alia Syed... y las de otros "acreditados artistas" (Deimantas Narkevičius, sin ir más lejos) cuyas obras pudimos ver recientemente en ese Museo.
Cuando visité las exposiciones (ya clausuradas) de Zoe Leonard y Nancy Spero, me asaltó la idea de si las "autoridades competentes" habrían decidido rebajar la categoría del Reina Sofía... acaso por abaratar su gestión. ,Hoy me ha sucedido lo mismo. Zoe Leonard, Nancy Spero, Paul Thek son creadores de cierta entidad, pero de una calidad tal que si la utilizáramos como "referencia de nivel" permitiría exponer a una legión infinita de artistas de todo el mundo... encabezados por mil o dos mil españoles. ¿Cómo entender que la exposición de Bacon haya tenido lugar en El Prado...? Por ese camino, se reducirán drásticamente las cifras de visitantes y si los presupuestos de los museos se gestionan con criterios de interés social, el futuro del Reina Sofía parece más negro que el casco de Darh Vader.
Culminada la peregrinación dominguera, desemboco en océanos extraños desde mis propias previsiones: lo mejor que expone el Reina Sofía durante estos días es la obra reciente de Eulalia Vlldosera, paradigma de "ingenio aplicado" ("ingenio cutre"), según los parámetros definidos en su día por J. A. Marina (Elogio y refutación del ingenio)...
¡Deprimente!

1 comentario:

  1. esto es un asco de blog malisimoooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar