domingo, 26 de diciembre de 2010

Art Exchange, la primera bolsa de arte, al fin la especulación abierta...

Por Mirian Herráez

Finalmente se va a crear una bolsa de arte. Dudo que esto promocione el arte, mis razones son las siguientes:
- Las obras serán compradas por individuos que desconocen completamente lo que es arte, comprarán participaciones, y si dichas obras alcanzan valores muy altos los inversores considerarán que "es beneficioso invertir en dichas obras" y el valor de dichas obras seguirá aumentando.
Esto puede provocar que las obras más apreciadas en términos artísticos posiblemente sean las más apreciadas en términos económicos, entonces hemos de identificar que dichas valoraciones económicas de las obras podrían venir dadas por un proceso puramente especulativo, lo cual no favorece la valoración del arte, ya manipulada sin necesidad de participar en bolsa.
- Manteniendo la conclusión del punto anterior, dicha valoración de las obras desde mi punto de vista no beneficia si se desea acercar el arte a todos y promocionar el arte, ya que si en el momento actual existe un pensamiento social de falta de comprensión del arte, una valoración fundada en un proceso especulativo basada en criterios totalmente ajenos a los que objetivamente se puedan determinar, o incluso subjetivamente, dudo que mejore la concepción general del arte.El hecho de que algunas obras valgan más porque personas que puede que ni las hayan visto compren participaciones, hace que no sean valoradas en términos objetivos por críticos o historiadores ni subjetivos, por su belleza, impresión o cualquier característica que personalmente hace que nos atraiga una obra.
- Las galerías definirán cuales son las obras "suficientemente valiosas" como para que puedan entrar en la bolsa, si actualmente las galerías no son sólo intermediarios ahora se convertirán en los auténticos críticos de arte y tendrán un poder enorme sobre las tendencias, evaluaciones...
En fin, lo más curioso es el comentario de un galerista:
"tenemos la esperanza de inspirar a la gente a convertirse en coleccionistas. Hemos optado por ofrecer a través de este sistema únicamente obras que sean propiedad de la galería, una fórmula que nos parece más respetuosa con los intereses de los artistas. No queremos implicarles en los posibles riesgos".
¿Por tengo la impresión, de que en un mercado en el que se valora lo que dicen unos pocos, un mercado en el que se "engaña" al público e incluso se le hace sentir ignorante y se saca partido de ello, un mercado en el que se está perdiendo la formación, la valoración de la tradición y generando posturas extremas ante el arte contemporáneo, no paran de tomarnos el pelo?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada