sábado, 3 de marzo de 2012

Chagal entre derechos de reproducción


La Fundación Caja Madrid ofrece una exposición de Chagall, que se completa con otra en la antigua sede de la Banca López-Quesada...
Aunque esté mal decirlo, no me gusta Chagall; con su pintura me pasa lo que con algunas películas de la Nouvelle Vague, que me parecen "cortos" ampliados. Creo que con el guión de Los 400 golpes se podría haber hecho un magnífico corto. Algo parecido me sucede con Chagall: sus obras, de buen oficio pictórico y estructuras cromáticas bien calibradas, me parecen reiterativas y construidas mediante recursos excesivamente elementales
No obstante, es indiscutible que las obras son amables, están bien armonizadas... Son, en suma, ideales para recabar la aprobación de amplios sectores de la beatería estética, que disfrutan contemplando imágenes concebidas para activar la fantasía y la imaginación.
Mediante fórmulas ya conocidas, las salas de la antigua Casa de Alhajas están cuidadas por vigilantes a quienes parecen haber aleccionado con energía extrema para evitar la toma de imágenes... Resulta patético verlos pendientes de los smart phones de los visitantes más jóvenes... ¿Defendiendo los intereses del estamento nobiliario?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada