domingo, 13 de enero de 2013

El CACmálaga (Centro de Arte Contemporáneo de Málaga)

Es una entidad del Ayuntamiento de Málaga, instalada sobre el Mercado de Mayoristas, obra de Luis Gutiérrez Soto (1900-1977). El viejo edificio, inaugurado en 1944, ha sido reacondicionado para dejar un espacio provisional que se completará con una ampliación diseñada por Rafael Moneo. Fue inaugurado a principios del año 2003 con un modelo de funcionamiento que conjuga  "los modos de gestión de la empresa privada con los ideales y objetivos del ámbito público". 


El CAC Málaga se convierte en junio de 2005 en el primer museo español con certificado de calidad ISO 9001:2000 (Ver ISO 9000), que contempla todas las áreas (es decir, diseño, organización, gestión y coordinación de exposiciones, actividades pedagógicas, cursos, seminarios y conferencias).

¿Conjugar los modos de gestión de la empresa privada con los ideales y objetivos del ámbito público?¿Calidad ISO 9001:2000? ¡La releche!

Cuando lo visitamos entre las multitudes habituales ofrecían tres exposiciones de carácter muy distinto: Muntean/Rosenblum, Richard Deacon e Idígoras y Pachi. De las tres me sorprendió especialmente la de Muntean/Rosenblum (23 de noviembre de 2012 – 20 de enero de 2013), que se presentaba del siguiente modo:

"El Centro de Arte Contemporáneo de Málaga presenta Muntean/Rosenblum. The Management of Insignificance del tándem artístico formado por Markus Muntean (Austria, 1962) y Adi Rosenblum (Israel, 1962). Los artistas han realizado esta instalación expresamente para este espacio del centro. Está compuesta por una cinta corredora de 20 metros de longitud que atraviesa la sala en la que alrededor se han instalado unos bancos, similares a los que se pueden ver en los vestuarios de los gimnasios, orientados hacia las quince pinturas colgadas en las paredes de la sala.  Algunas  pinturas son trabajos que se verán por primera vez en el CAC Málaga. La estética de la instalación recrea el juego de ordenador de “Los Sims”. Para esta exposición se van a utilizar dos espacios distintos del centro: la Sala Central y el Espacio 5, donde se proyectará un vídeo que se grabará durante una performance que tendrá lugar en la inauguración."

Por desgracia, para conocer el alcance de la exposición, era imprescindible acudir a la inauguración... Llegamos demasiado tarde y sólo nos quedaba intentar reconstruir la integridad del mensaje estético mediante un esfuerzo exagerado. ¿Certificado ISO 9001:2000 para ofrecer una propuesta estética que, finalizada la inauguración, se transformaba en "otra cosa", en un exposición convencional, con matices no muy alejados de ciertas expresiones populares...?
El mundo del arte es demasiado complejo para encorsetarlo en una normativa concebida para "asegurar" la calidad de un producto o un servicio. No me imagino cómo el CACmálaga puede extraer utilidad de una normativa que pretende "responder a las exigencias de clientes que, cada vez más, requieren proveedores certificados" o aumentar la satisfacción de aquellos.
Me pregunto si, desde las indicaciones museísticas más generales  no sería suficiente con aplicar sentido común y, sobre todo, tener en cuenta la normativa básica que rige sobre las actividades públicas. Sin ir más lejos, la Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público, en su artículo 1 indica:


Artículo 1. Objeto.
1. El presente Estatuto tiene por objeto establecer las bases del régimen estatutario de los funcionarios públicos incluidos en su ámbito de aplicación.
2. Asimismo tiene por objeto determinar las normas aplicables al personal laboral al servicio de las Administraciones Públicas.
3. Este Estatuto refleja, del mismo modo, los siguientes fundamentos de actuación:
  • Servicio a los ciudadanos y a los intereses generales.
  • Igualdad, mérito y capacidad en el acceso y en la promoción profesional.
  • Sometimiento pleno a la Ley y al Derecho.
  • Igualdad de trato entre mujeres y hombres.
  • Objetividad, profesionalidad e imparcialidad en el servicio garantizadas con la inamovilidad en la condición de funcionario de carrera.
  • Eficacia en la planificación y gestión de los recursos humanos.
  • Desarrollo y cualificación profesional permanente de los empleados públicos.
  • Transparencia.
  • Evaluación y responsabilidad en la gestión.
  • Jerarquía en la atribución, ordenación y desempeño de las funciones y tareas.
  • Negociación colectiva y participación, a través de los representantes, en la determinación de las condiciones de empleo.
  • Cooperación entre las Administraciones Públicas en la regulación y gestión del empleo público.
Los vientos actuales empujan hacia la "externalización" de los servicios públicos y, en consecuencia, hacia fórmulas grandilocuentes como las de quienes recurren a las normas ISO, que día tras día se ofrecen poco útiles. Frente a la implementación de cataplasmas mágicas —fuego fatuo para consumo de liberales—, quienes tenemos relación con "lo cultural" debiéramos insistir en proponer contrapartidas que pasen por recuperar las posibilidades de "lo público" y apostar por mejorarlo.

Al margen de estas consideraciones, el CACmálaga ofrece un espacio de cierta amplitud, agradable, con buenas instalaciones y obras interesantes pero de escasa relevancia... Como otros muchos de los que se han inaugurado en España durante los últimos 40 años... para lucimiento de políticos y satisfacción de los aficionados al arte contemporáneo. Merece la pena recorrerlo con más calma que otros de la misma ciudad demasiado enfatizados por los medios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada