domingo, 20 de enero de 2013

El trabajo es la dictadura

Por Mene

Santiago Sierra vuelve a ser "noticia". El artísta que esta exponiendo ahora en la galería Helga de Alvear, prepara ya su siguiente obra. El trabajo es la dictadura es el titulo de lo que será una performance, en la que veremos a 30 trabajadores durante 9 días (anteriormente desempleados) escribiendo la frase que da titulo a todo este asunto, a jornada completa y por el salario mínimo.


Su intencion además es vender los libros de artísta que serán escritos de tal manera por la módica cantidad de 18 euros el ejemplar, el precio debe ser parte de la obra. Es evidente la crítica que pretende realizar, así mismo también es evidente que pretende crear polémica, quizás para darse más relevancia, o quizás para dar más relevancia a la crítica, quien sabe. Digo esto último porque lo más curioso es el haberme encontrado como portada de un periódico digital un artículo dedicado a esta futura obra de arte, alarmado rápidamente revisé la mayoría de webs de periódicos españoles, pero gracias a Dios que en ningún otro había siquiera una mención. Curioso es buscar el título en Google y ver que tipo de medios se hacen eco.

http://www.huffingtonpost.es/2013/01/15/el-trabajo-es-la-dictadura_n_2479016.html
http://www.santiago-sierra.com/index_1024.php
http://www.ivorypress.com/content/el-trabajo-es-la-dictadura
https://www.google.es/#hl=es&safe=off&tbo=d&output=search&sclient=psy-ab&q=el+trabajo+es+la+dictadura&oq=el+trabajo+es+la+dictadura&gs_l=hp.3..33i21.549.7395.0.7491.26.20.0.6.6.1.145.2413.0j19.19.0...0.0...1c.1.1F4bESWGWfY&pbx=1&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.r_cp.r_qf.&bvm=bv.41018144,d.d2k&fp=58aad6541050ab7f&biw=1366&bih=653

3 comentarios:

  1. Lo mejor es la encuesta:

    ¿Qué te parece el proyecto de Santiago Sierra "El trabajo es la Dictadura"?

    - Me encanta. Me declaro su fan. Por fin arte que responde a la crisis.

    - ¡Vaya tontería! Aunque al menos alguien más tendrá trabajo unos días...

    - No me gusta este tipo de arte, pero al menos sirve como denuncia.

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=EZ0GYlIVqts

    ResponderEliminar
  3. Con prácticamente 6 millones de parados en España la reflexión sobre la palabra “trabajo” se hace aún más significativa. Sin querer entrar en el debate sobre la hipocresía del arte político, las preguntas que propone este artista acerca del sentido del trabajo son en mi opinión relevantes. La etimología de la palabra trabajo se asocia a (tripallium), tortura. Es por lo tanto sinónimo de sufrimiento, esfuerzo, cansancio. ¿Sin embargo, como entendemos hoy las reivindicaciones sociales del trabajo como derecho?
    El trabajo es una actividad esencial del hombre en la cual este se realiza, se reconoce, demuestra sus capacidades y su valor. Nuestro trabajo no esta determinado como el de los animales. Y en este sentido es lo que nos hace libres. "Una araña ejecuta operaciones semejantes a la de un tejedor; y una abeja supera a más de un arquitecto, al construir su colmena. Pero lo que distingue al peor arquitecto de la mejor abeja, es que el arquitecto prefigura en su mente lo que va a construir, antes de transformar su imaginación en realidad", Marx, “El Capital”. El humano actúa de manera consciente y no por instinto. Todo trabajo se orienta hacia un objetivo previsto. Bertrand Russel en “La conquista de la felicidad” declara que “El trabajo ayuda a saborear mejor los momentos de descanso, no aburre, provoca posibilidades de éxito, mata el tiempo y proporciona un cauce. Los trabajos interesantes son el ejercicios de aptitud, de construcción”.
    El trabajo además tiene una función social. Trabajar es contribuir al esfuerzo colectivo. Por eso el paro es una tragedia, no solo económica sino también psicológica: el hombre pierde la capacidad de ser útil para le resto.
    Sin embargo esto no se cumple con todos los trabajos. La realidad social del trabajo es otra. Marx analizó las condiciones reales del trabajo. Mostró como esta actividad puede dividir a los hombres (lucha por el reconocimiento, envidia…). Unos imponen a otros un cierto trabajo y estos tienen que trabajar por que no tienen otra forma de sobrevivir. Las condiciones repetitivas reducen al hombre al trabajo animal ya que este aquí no desarrolla ninguna competencia. Un trabajo que no permite el reconocimiento de un mismo en el producto acabado no tiene sentido. En una sociedad capitalista como decía Marx, los salarios de los obreros están calculados para cubrir lo estrictamente necesario para cubrir sus necesidades básicas (si no, no podrían trabajar). En Dubai por ejemplo se asegura incluso la sanidad de los trabajadores no con un fin social sino para que estos sigan siendo productivos. Este tipo de trabajo se asemeja a la dictadura. No tiene ningún sentido, es absurdo. Esta hecho para no pensar y condicionarnos.
    Recordarnos que el trabajo sin sentido sigue en vigor en la actualidad es lo que propone reflejar y recordarnos el artista. Sin embargo nos enfrentamos a una contradicción constaste ya que no todos los trabajos son dictatura y no todas las actividades que abarca la palabra deberían mencionarse como tal.

    ResponderEliminar