domingo, 2 de junio de 2013

Martin Martensen-Larsen

Según informa The Art Newspaper:

"Martin Martensen-Larsen tiene la intención de cubrir el cadáver de Travis Runnels, que está encarcelado en la prisión Allan B. Unidad Polunsky en Livingston, con pintura dorada y colocar su cadáver en una silla. Runnels, cuya fecha de ejecución aún no ha sido programada, se ha comprometido a donar su cuerpo para la pieza que se inspira en el Lincoln Memorial en Washington, DC."



Además del las muy variadas implicaciones sociales, la propuesta de Martensen-Larsen, sintonizada con las  habituales dimensiones metafóricas, abre un interesante debate sobre las relaciones entre realidad y representación... Y por supuesto, activa los resortes morbosos del ser humano, que pueden convertir una "idea estética" en un acontecimiento de gran proyección mediática. Me pregunto qué museo estará "intrigando" para quedarse con la obra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada