lunes, 21 de abril de 2014

De agua potable y defecaciones

Tal y como han publicado la noticia los medios parece una broma de niños, pero por lo visto, no lo es:

"La Organización Mundial de la Salud propone como objetivo del milenio 2030 no defecar al aire libre"

Maria Neira, directora general de la OMS ha indicado que la "defecación libre" es un problema higiénico y sanitario muy grave en lugares como la India o China. Según su criterio, las defecaciones descontroladas son un factor de riesgo importante para el control del agua potable... 
Tal y como han ofrecido la noticia los medios me brotan varias "dudas" de perfil diverso. La primera y más obvia: ¿forma parte del objetivo de la OMS controlar la defecación de todos los seres vivos?; ¿pretende crear retretes para el ganado vacuno?; ¿cómo piensa resolver la inexistencia de infraestructuras de saneamientos en las zonas donde éstas no existen?; ¿deberemos prescindir de los pozos negros?
Teniendo en cuenta los sucesos del pasado reciente y, muy especialmente, los negocios asociados a ciertas amenazas sanitarias, como la gripe aviar, me pregunto si la señora Neira no estará "creando ambiente" para favorecer la cantinela que cada vez se oye más en los medios apesebrados: "el agua es un bien escaso". El agua es un bien escaso donde no la hay... 
Lo dicen los profetas apocalípticos: el próximo pelotazo estará asociado a la gestión privada del agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada