sábado, 9 de mayo de 2009

Algo huele a podrido en la Caja Mágica

Desde este púlpito deseo felicitar a quienes decidieron colocar la "Caja Mágica" en su actual emplazamiento, a escasos metros de la depuradora de La China, porque me parece una fórmula genial para convencer a los aficionados al tenis de las bondades de los olores fétidos. Según explican en una página web que no he podido volver a encontrar, el hedor es ideal para activar el sistema nervioso y el mejor ornato para la joya de las instalaciones deportivas madrileñas que optan a las olimpiadas del 2016. En consecuencia, se espera que aumente el rendimiento de Rafael Nadal... Como no entiendo de tenis, no puedo pronunciarme sobre el particular.Dicen que está previsto el cierre de la depuradora y la incorporación de sus terrenos que al parque del Manzanares... También dicen que los alrededores del Manzanares se transformarán en un vergel y que el aeropuerto de Cuatro Vientos será un parque regional... Se dicen tantas cosas... Me gustaría saber lo que dirán los muy selectos aficionados al tenis cuando sople el aire del sur y con el polvo sahariano lleguen otros efluvios.
Sin embargo, no seré yo quien critique el emplazamiento, porque me parece bien que estas dotaciones, adornadas de cualidades arquitectónicas excepcionales, se construyan también a los barrios del sur... incluso aunque las tierras rojas se disfracen del color de los pitufos y de don Alberto, que según fuentes generalmente bien informadas está pensando pintar en tonos de lapislázuli el antiguo Palacio de Comunicaciones.
Lamento no poder decir nada sobre las cualidades del edificio proyectado por Dominique Perrault, que sólo he visto desde la M-40 y desde esa posición parece un engendro cuadriculado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada