lunes, 20 de febrero de 2012

El arte es divertido


El mercado demanda a Banksy que firme sus obras porque su costumbre de no hacerlo está creando graves problemas de autentificación: los espabilados aprovechan para vender obras falsificadas.
El problema no es simple porque no siempre es fácil establecer quién es el propietario de las obras y porque si Banksy reconociera "sus obras" asumiría la responsabilidad que ello comportaría a efectos legales, allí donde está prohibido pintar paredes sin licencia municipal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada