domingo, 26 de febrero de 2012

El Museo de Santa Clara, de Murcia


Es un antiguo convento de clausura, asentado cobre un palacio islámico, del que conserva  la concepción global y restos arqueológicos de gran interés. Entre éstos, destaca un fragmento pintado con una figura femenina, según fórmulas ornamentales documentadas en la eboraria califal. No es un retrato como los de Al-Fayum, pero tiene su gracia.
Hay restos de épocas diversas (desde el siglo X hasta el XIII) y varios capiteles; entre ellos uno califal, derivado del orden compuesto, muy evolucionado y muy erosionado (ha perdido la corona inferior de hojas), seguramente realizado a finales del siglo X y trasladado desde la capital a la caída del califato. Los de hojas lisas, esbeltos pero de gran relación con los cordobeses, podrían ser del siglo XI. aunque en el museo amplia la atribución hasta el XII.

Capitel califal de ataurique derivado del orden compuesto

Capitel de hojas lisas derivado del orden compuesto; hacia el siglo XI

Capitel de hojas lisas, derivado del orden compuesto. Hacia el siglo XI

Capitel de hojas lisas. Siglo XI


Cuando estaba haciendo fotografías se dirigió a mí un vigilante para indicarme que estaba permitido hacer fotografías de la arquitectura pero no de las piezas... Ante mi perplejidad, se encogió de hombros y repitió la cantinela de "las órdenes recibidas" y de la petición de permiso.
—Solicítelo a la directora; da permiso para hacerlas sin problemas —reforzó.
En la zona islámica han colocado en el pavimento una amplia fuente gallonada cuyo surtidor no funciona; en consecuencia, el agua parece cristal y, según cuentan, no es raro que los visitantes se equivoquen y "metan la pata". Será para que se diviertan los vigilantes...
La planta superior pretende dar réplica cristiana apabullante a los restos antiguos, pero la entidad de las obras explica la indolencia de sus gestores en la gestión de la climatización. manifiestamente mejorable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada