domingo, 31 de marzo de 2013

Azucena Vieites en el Reina Sofía


La exposición ocupa el Espacio Uno y la Sala de Protocolo, y se presenta del siguiente modo en la web del MNCARS:

"Utilizando el dibujo y el collage como principales herramientas de trabajo, Azucena Vieites (Hernani, 1967) lleva a cabo en su obra un proceso de apropiación y resignificación iconográfica de materiales y referentes que están vinculados al imaginario cultural contemporáneo. A partir y a través de este ejercicio de reelaboración visual, Vieites explora las potencialidades expresivas de las formas no lineales de narración y de producción de conocimiento, al tiempo que plantea una reflexión crítica en torno a cuestiones como la concepción de la creación estética como un trabajo procesual y ligado siempre a un contexto social y económico determinado o la necesidad de generar estrategias discursivas que contribuyan a romper con la lógica binaria que aún pervive en gran parte de las representaciones culturales actuales.
En la configuración y evolución de su práctica artística, donde podemos reconocer una serie de constantes estilísticas y conceptuales (uso intensivo de la fragmentación y de la repetición, búsqueda de una inmediatez expresiva, apuesta por el trabajo colaborativo...) y que está fuertemente ligada, desde sus proyectos con el Colectivo Erreakzioa-Reacción al activismo (post)feminista y queer, ha jugado un papel fundamental la noción de Do It Yourself ("hazlo tú mismo - hazlo tú misma"). Y, de manera especial, una de las materializaciones históricas más emblemáticas de la “cultura DIY”: el fanzine, un tipo de publicación que ha posibilitado que colectivos sin acceso a los medios de producción tradicionales contaran con una herramienta que les permitía documentar y visibilizar sus propias representaciones.
En sus trabajos recientes, Azucena Vieites ha dirigido su mirada hacia los modos de hacer de la infancia. En ellos hay una voluntad de construir lenguaje y una capacidad de desbordar normatividades y convenciones sociales, dos cualidades que, en su opinión, deben aspirar a tener siempre las prácticas artísticas, cuyo principal objetivo es generar en el espectador un efecto de extrañeza que le lleve a repensar su relación con lo que le rodea. La exposición de Vieites en el Museo Reina Sofía ha estado precedida por la celebración de un taller infantil titulado Coloring Book, en el que un grupo de niños "intervinieron", coloreando, algunos de sus dibujos. Parte del material generado por este taller se muestra en Tableau vivant, donde también podemos ver el primer trabajo en vídeo que ha realizado esta artista o un conjunto de serigrafías elaboradas a partir de imágenes preexistentes que le permiten abordar -y cuestionar- la distinción entre obra original y copia (entre obra única y obra seriada o reproducible)". (sic)

No consigo establecer relación específica alguna entre el texto y lo que se ve en el Espacio Uno; demasiadas justificaciones "de oficio" para una obra... sorprendente.
Y lo de la Sala de Protocolo... ¡Con lo que ha llovido desde la tesis de Bayo Margalef! Recuerdo a cierta persona —ya fallecida—que, trasladando algunos aspectos de ese estudio al territorio creativo, afrontó una aventura interesantísima con niños... Por citar sólo lo más lejano entre lo más relevante. Nadie pregunte por lo más inmediato... para evitar sonrojos.
El "vídeo" proyectado en la Sala de Protocolo también es sorprendente. Acaso debiéramos hablar ya de "la escuela videográfica del RS", por no confundir al espectador ingenuo y a los aficionados a las generalizaciones demasiado "intuitivas". En España hay muchas personas haciendo vídeo-creación de gran calidad.

Azucena Vieites debe ser una persona excepcional...




Asombra que Masimiliano Gioni no contara con los creadores seleccionados por el Reina Sofía  para el Espacio Uno para The Encyclopedic Palace...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada