martes, 28 de mayo de 2013

Graffiti en Luxor

Lo han publicado los medios:

"La publicación en las redes sociales chinas de una imagen con una pintada en mandarín en una de las paredes del célebre templo egipcio de Luxor ha causado la ira de los internautas del país asiático y desató una "caza y captura" virtual de su autor, un adolescente chino cuya familia ha tenido que pedir disculpas.
Según relatan hoy muchos medios de comunicación chinos, la pintada en Luxor, un templo con 3.500 años de historia, se ha difundido ampliamente en las redes chinas, con decenas de miles de "tuiteos", y culminó una "caza en la red" contra su autor, Ding Jinhao, de 15 años, especialmente durante el pasado fin de semana."



Frente a ello, en Alcorcón tenemos un museo callejero de graffitis iconoclastas: casi todas las obras colocadas en plazas y jardines y financiadas con dinero público, están "decoradas" con las firmas de esos otros "artistas" nihilistas, rebeldes y, aún, desconocidos. Me pregunto si acciones de ese tipo, exacerbación del ego frente a los intereses sociales, proporcionan currículum en la carrera de artista urbano y posmoderno; estas "obras" siempre contienen elevada carga metafórica...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada