sábado, 26 de noviembre de 2016

David Hamilton

Los medios de comunicación han publicado la muerte, probablemente por suicidio, de quien fuera uno de los fotógrafos más populares de los años setenta del siglo pasado, creador de un "estilo"que causó furor durante algún tiempo y que consistía en forzar el grano de la emulsión y combinarlo con efectos de flow, conseguidos mediante filtros de naturaleza diversa (vaselina, gasa, malla metálica, etc.) hasta conseguir efectos similares a los que hoy denominamos "resplandor difuso". Aplicó esa fórmula, muy especialmente, para realizar desnudos más o menos "pudorosos" de jóvenes adolescentes —ninfas—, que según sus propias declaraciones, estaban inspirados en las ideas expuestas por Mr. Humbert en la novela Lolita, de Vladimir Nabokov; supuestamente, le unía a él la misma "obsesión por la pureza" y el objetivo de perseguir "el candor del paraíso perdido"... Todo muy literario.



Con el paso de los años, buena parte de sus modelos manifestaron que las intenciones de Hamilton no fueron, precisamente, espirituales. Por suerte para él y desgracia para ellas, para entonces, los posibles delitos ya habían prescrito...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada