domingo, 27 de noviembre de 2016

Llegó Fidel... y 57 años después, se fue

Cuando estamos a punto de descubrir las virtudes del sistema esclavista, muere uno de los personajes con mayor proyección histórica del siglo XX, aunque sus decisiones apenas afectaran directamente a quienes vivían en una "apartada" isla del Caribe. A pesar de ello, por la fuerza de las circunstancias, para “muchos”, Fidel Castro se convirtió en un símbolo, en una referencia sobre “lo que se podía hacer” para defenderse del avasallamiento de quienes no tienen otros objetivos que la acumulación de beneficios que, según dice otros, es la energía motriz del interés general
Para compensar las manipulaciones maniqueas “regaladas” por los medios con persistencia goebbeliana (Goebbels fue ministro para la Instrucción Pública) y sin que ello signifique argumentar implícita o explícitamente las bondades del sistema castrista y menos aún su adecuación para un país inmerso en la "sociedad del bienestar", ofrezco a quienes hayan “aterrizado” en este blog una canción popular, que es documento categórico sobre los juegos de intereses que propiciaron la derrota de Fulgencio Batista, por entonces, paladín de los intereses "democráticos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada