domingo, 18 de septiembre de 2011

¿Galería de retratos o pinacoteca?


De nuevo me acuerdo de los galgos y los podencos, porque por ahí van los tiros.  Si el señor Marín quiere que su imagen para la "galería de retratos" del Congreso de los Diputados sea realizado por Cristina García Rodero, ¿qué sentido tiene replicar que esa "galería de retratos" es, en realidad, una "pinacoteca" y que, por consiguiente, no encajaría bien una fotografía?
Me temo que en este debate bolonio, subyace una cuestión obvia: la importancia de la manualidad.  Una imagen conseguida mediante los procedimientos asociados a la fotografía "no armoniza" con las conseguidas mediante mano y pincel. "Una fotografía sólo requiere el esfuerzo de apretar un botón".
Para escapar de cualquier juicio —los políticos son doctos en ello—, el señor Bono, que ofrece imagen de bonhomía y virtud ciudadana senequista ¿por intersección de Pemán?,  ha hecho saber que "si finalmente Marín creyera que debe enviarnos una fotografía en vez de un cuadro, como se ha hecho desde 1810, lo dejaría colocado en mi despacho para que la siguiente Mesa (del Congreso) decida qué hacen con la fotografía". La prudencia, que es atributo esencial de los grandes políticos, virtud cardinal y atributo de la ignorancia, por encima de todo.
Si para el señor Bono es tan importante el mantenimiento de la tradición, yo le recomendaría una solución salomónica. Si su predecesor en el cargo insiste en la fotografía, negocie con él un marco afín a los existentes... para  que no desentone, según su peculiar criterio "estético".
Mucho me temo que en la opción elegida por el señor Marín implica una decisión estética que el señor Bono sólo entenderá cuando, animado en su lucha contra la persistencia del "Diablo Vanguardista" —el más rojo y ateo de todos—, se tome la molestia de estudiar, con fortaleza de ánimo y templanza, la evolución del arte durante los últimos doscientos años. De ese modo, acaso formulara un juicio implícito más justo y, sobre todo, armónico con la situación de la cultura occidental... 
El paso siguiente: que su retrato —el del señor Bono— lo realice Barceló o Eugenio Merino. 

3 comentarios:

  1. Espero que sea un óleo sobre lienzo. Nada de acrílicos o "sinteticadas".

    ResponderEliminar
  2. ¡Óleo de aceite de oliva español!

    ResponderEliminar
  3. Lo que podrían hacer es: se sacan una foto, y se la mandan a esta empresa

    http://www.chinaoilpaintinggallery.com/
    que les va a hacer un retrato "in museum quality by the best price"! Seguro que si les mandas el aceite y los pigmentos "made in Spain" tambien te lo hacen.
    Un retrato de 160x110 sale al increíble precio de 500 dólares!
    Una ganga!

    ResponderEliminar