jueves, 12 de septiembre de 2013

Sobre la vigencia de la escala de Maslow

Hace unos días, BBC Mundo publicaba un artículo deWilliam Kremer y Claudia Hammond sobre la vigencia de la pirámide de Maslow, aquel viejo modelo que intentó “superar” las "limitaciones científicas" de las indicaciones de S. Freud. Por entonces y aún hoy, se reprochaba a Freud la imposibilidad de contrastar unas teorías que parecían excesivamente artificiosas y abstractas. Frente a la teoría freudiana, Maslow ofrecía una fórmula avalada por su manifiesta "homologación científica", conseguida gracias a la “observación sistemática” y al registro “riguroso” de los datos...

"En 1943, el psicólogo estadounidense Abraham Maslow publicó un ensayo llamado "Una teoría para la motivación humana", en el cual decía que las personas tenían -en un orden particular- cinco tipos de necesidades. En la medida que se satisface un nivel de necesidad, se activa el deseo de cumplir el siguiente.
Primero, tenemos las necesidades básicas para el funcionamiento del cuerpo, que son comer, beber e ir al baño. Maslow también incluyó en este grupo las sexuales.
Después le sigue un deseo de estar seguro, y también de asegurarse que en el futuro esas necesidades básicas estarán cubiertas. 
Lo siguiente es la necesidad de amor, amistad y compañía, en este nivel Maslow escribe que el individuo "incluso se puede llegar a olvidar que una vez, cuando tenía hambre, se había burlado del amor".
El paso siguiente trata sobre el reconocimiento, estatus y respeto social. 
Mientras que el último tramo, representado en el gráfico en la punta superior de la pirámide, Maslow lo etiquetó con el término psicológico de "autorrealización".
Se trata de realización, hacer lo que te pusieron a hacer en este planeta. "Un músico debe crear música, un artista debe pintar obras, y poeta debe escribir, si quiere ser en última instancia feliz", escribió Maslow. "Lo que puede ser un hombre es lo que debe ser".
Si bien en el trabajo original no hubo pirámides o triángulos, en la actualidad se ilustra la jerarquía de necesidades de Maslow con este símbolo. Y a pesar que el ensayo fue escrito como pura psicología, su principal aplicación se encuentra en la teoría de gestión."


Por desgracia, los acontecimientos de los últimos años han puesto en tela de juicio las observaciones de Maslow y, sobre todo, la existencia de multitud de personas que en su práctica vital no asumen el esquema piramidal del psicólogo norteamericano y aún lo quiebran de modo radical... Los recientes movimientos sociales materializados en todo el mundo y la "duplicidad" social impuesta por la crisis, ofrecen contra-argumentos demoledores. Asimismo, en el mundo de la creación artística, lo genérico, lo más frecuente establece estrategias de desarrollo personal y profesional muy alejadas de la progresividad indicada por Maslow. En suma, millones de personas escapan de un modelo que, en todo caso, ofrecía un perfil demasiado sintonizado con los intereses de la gestión empresarial en el sistema capitalista y que fue discutido desde los diversos sectores creativos norteamericanos en todas las formas de expresión estética. Véanse, por ejemplo las películas de Arthur Penn o de Mike Nichols... por no citar referencias literarias de mayor enjundia, relacionadas con la alienación asociada a las ideologías dominantes en el sistema capitalista (tradicional y desarrollado).

Si unimos la crisis del modelo de Maslow a las aportaciones recientes proporcionadas por la Genética, podríamos confluir con la tesis de Carlos Castilla del Pino, quien defendía la "utilidad teórica" y "estratégica" del modelo freudiano, entendido en sus cualidades básicas, con sólo matizarlo mediante las necesarias acotaciones impuestas por el desarrollo de los conocimientos (en especial, de la estructura económica). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada