domingo, 15 de junio de 2014

La imagen del futuro rey Felipe VI

Hasta un medio tan poco sospechoso de manipulación desde los intereses dominantes en España como The Art Newspaper se unía al clamor teresiano promonárquico con un breve artículo en el que se indicaba que el futuro rey se había distinguido por acumular un largo periplo de apoyo a la cultura. Y destacaba la "costumbre" de inaugurar ARCO y, sobre todo, enfatizaba su papel al frente de la Funadación Príncipe de Asturias, dedicada a promover la cultura, el deporte, las humanidades y las ciencias. Y destacaba también que desde ella se había premiado a "Richard Serra, Sebastião Salgado, Eduardo Chillida, Antoni Tàpies y más recientemente Frank Gehry".También mencionaba la iniciativa de convocar a Oscar Niemeyer para diseñar el centro cultural de Avilés...

ARCO 2014. Imagen tomada de Silviacastillo
Más allá del carácter cosmético de la mayor parte de las fundaciones de ese tipo, la "del" Príncipe de Asturias, en su estructura organizativa, ofrece una idea clara de con qué mimbres se ha construido la imagen destacada por el informativo con sede en Londres: seis empresarios, cinco banqueros, un notario, una catedrática de oftalmología, una personalidad de la OMS, un rector y un presidente de Patronato...  Aún es más explícita la configuración de la Fundación Príncipe de Gerona, que acaso sirviera para acreditar especial atención a Cataluña, cuya presidencia de honor ocupan el Príncipe de Asturias, junto con Artur Mas y donde conviven representantes de empresas como Abertis, Telefónica, El Corte Inglés, Grupo Zeta, Repsol, Banco Santander, Nestlé, Acciona, Sol Meliá, Gas Natural, ACS, Banco Bilbao Vizcaya, INDITEX, Planeta, Indra, Banco Sabadell, Osborne, Agbar, etc., etc. ¿Apoyo al arte y la cultura? Sería más preciso decir que el grupo "presidido" por el heredero al trono español junto con los sectores de poder más relevantes utilizan la Fundación Príncipe de Asturias con "instrumento" a beneficio de "la marca" España —de la estructura socioeconómica española—, tal y como ésta se entiende desde el IBEX 35.
Para que el nuevo rey apoyara de modo efectivo al arte y la cultura, debería tener atribuciones que corresponden a otros estamentos del Estado; en todo caso, es preferible que consiga buena imagen de esa manera que presidiendo corridas de toros.
En todo caso, estoy seguro de que el futuro Felipe VI, así como su esposa, son personas muy cultas e interesadas por todo lo que dignifica al ser humano. Faltaría más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada