martes, 23 de septiembre de 2014

El museo de Arte Sacra y Arqueología de Oporto


Está en la iglesia de San Lorinzo dos Grilos y es lo más patético que he visto jamás en museos
El día que lo visitamos lo atendía un señor como de 65 años, de cabellos blancos y gesto antipático. No hay vigilancia, pero se ven carteles que indican que se graba en vídeo a los visitantes "por su propia seguridad". No creo que gasten un euro en mantener las cámaras funcionando...
La zona arqueológica ocupa un patio interior con pequeña alberca y un diminuto puente. Existe un cartel que adjudica la instalación a la Fundación Calouste Gulbenkian, hace 50 años; me pareció que desde entonces nadie ha tocado nada.


En las vitrinas desvencijadas ofrecen varios conjuntos prehistóricos con planteamientos pedagógicos anacrónicos.También hay unos pocos objetos de época romana repartidos por el suelo. Son
varias aras y lápidas, sin indicaciones de procedencia ni otros datos; algunas con los consabidos discos habituales en el noroeste de la Península...
La visita no fue demasiado frustrante porque, además de las estelas, también había un capitel de una modalidad que ya he comentado aquí en varias ocasiones, y que es relativamente frecuente en Galicia y Asturias. Aún se aprecian en él las huellas del trépano y no es difícil imaginar el diseño de las hojas; es posible que tuviera el conjunto caulículos-cáliz-volutas. Como es frecuente entre los capiteles romanos del noreste, tuvo collarino, que ha sido mutilado. Como los que tienen la misma estructura, debió ser tallado en los alrededores del año 300.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada