lunes, 8 de septiembre de 2014

Pontenova, otro caso de gestión anómala del patrimonio histórico


El caso no ha llegado a los extremos chuscos de Borja, pero... En esta ocasión ha sucedido en Pontenova, donde algunos feligreses acudieron ante la guardia civil para denunciar el supuesto “cambiazo” de una imagen . Según recoge pontenova.es:

"La Guardia Civil de Lugo se ha puesto en contacto con Patrimonio de la Xunta para determinar si la imagen de la Virgen de Conforto, una talla que algunos expertos datan en el siglo XV, fue cambiada por el párroco de A Pontenova, Xosé Anxo Fernández, tal y como han denunciado a los agentes un numeroso grupo de parroquianos. En torno a 200 personas secundaron esta iniciativa vecinal después de los incidentes del viernes, cuando los feligreses sacaron en volandas la diminuta talla de la iglesia para comprobar si medía lo mismo que la que ellos veneran.
(…)
El cura de Conforto reconoce que para esta intervención no pidió permiso ni a Patrimonio ni al Obispado de Mondoñedo-Ferrol, que estos días emitió una nota intentando templar los ánimos y reconciliar al clérigo con el pueblo. Según el gobierno de la provincia eclesial, el religioso actuó de buena fe, y busca un entendimiento antes de que llegue el día grande de la patrona, el lunes que viene. Los vecinos piden otro cura para esa fecha, y la Guardia Civil se prepara para evitar altercados en la fiesta."

Al parecer, "sólo" se trata de una "restauración" chapucera, realizada con el asesoramiento de un párroco supuestamente bien informado en asuntos estéticos.
Sea como fuere, es lamentable que con tanta frecuencia se repitan incidentes erosivos para el el patrimonio histórico-artístico desde la “de buena fe” de quienes no ven bienes culturales sino, ante todo, objetos de culto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada