sábado, 20 de abril de 2013

Paul Klee: maestro de la Bauhaus

La Fundación Juan March ofrece una exposición especialmente interesante para "entender" la pedagogía artística en Occidente durante los últimos cincuenta años, cuando menos. El montaje está relacionado con el "legado pedagógico" acumulado por  Paul Klee mientras permaneció en la Bauhaus, organizado recientemente por Fabienne Eggelhöffer y Marianne Kellerse y que se puede consultar on line.

"Las obras de Klee están organizadas en secciones según cinco temas –el color, el ritmo, la naturaleza, la construcción y el movimiento–centrales tanto en su creación artística como en su enseñanza, y que ordenan la mirada en el amplio universo plástico de un artista tan imaginativamente fértil como fue Klee: los fenómenos de la génesis y el crecimiento de la naturaleza le sirvieron de modelo para explicar la configuración y el diseño. Su tesis de que lo esencial no es tanto la forma definitiva de las cosas como más bien el proceso que conduce a ella, su idea de que una forma no "es", sino que deviene, impregna toda su enseñanza y explica su interés por el interior y la generación de las formas. Junto a los fenómenos naturales, Klee estudió también, en el arte y en la teoría, el ritmo, el color, las construcciones geométricas y el movimiento."



Un verdadero filón para toda suerte de análisis y una referencia fundamental para las enseñanzas artísticas de quienes entiendan el arte como una actividad eminentemente espiritual. En el tríptico enfatizan las relaciones con Friedrich Hebbel, "cuya idea del arte confirmaba la convicción de Klee de que la configuración debía entenderse como algo orgánico" y con la teoría del color de Goethe. Entiendo que también es importante la relación con Kandinsky y, por supuesto, con Worringer y con los postulados teosóficos del contexto... Supongo que en el volumen editado al efecto y que se puede adquirir por el módico precio de 38 €, darán cumplidas explicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada