lunes, 11 de noviembre de 2013

Anthony Howe

Por Eva

Las obras de Anthony Howe casi parecen medusas metálicas que flotan en el viento. Este escultor estadounidense vive en una zona rural de Washington, donde diseña y construye estas meticulosas obras que tienen tanto de ingeniería como de arte.



El montaje final es, aunque no lo parezca, la parte más sencilla. Obras como Octo apenas llevan media hora de ensamblaje. En la web de artista y en algunos vídeos a continuación podéis ver más de estas extrañas y fascinantes esculturas. Howe trabaja sobre todo en una pantalla de ordenador, donde imagina diversas formas y las combina en estructuras que giran libremente mediante programas de diseño industrial tipo CAD. De esta forma puede ver rápida y fácilmente cómo interactúa cada engranaje con el resto al moverse. Cuando ha llegado a una forma que le gusta, el artista envía el archivo a una máquina automática que corta las piezas en acero inoxidable. Después curva cada pieza una por una.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada