sábado, 23 de noviembre de 2013

Sobre la Casa Encendida

Por Elena

Historia del edificio

Se inaugura el 1 de Mayo de 1913 como la segunda sucursal de la caja de ahorros de Madrid y la casa de empeños “Monte de Piedad”. Durante esta etapa de la arquitectura, era común inspirarse en corrientes anteriores. En el caso de “La casa encendida” tiene reminiscencias del estilo neomudéjar por diferentes colores de los ladrillos, la planta rectangular o el patio interior propio de las arquitecturas palaciegas.
El sótano albergaba los objetos de empeño, la planta a nivel de calle eran oficinas y las dos superiores se dedicaban tanto a espacios de trabajo como viviendas de los jefes.
Arriba del todo, en la azotea había dos pabellones que utilizaban para ventilar la ropa que se utilizaba en las exposiciones universales.

El edificio en la actualidad

La rehabilitación comienza en 1999 y termina en el 2003. Se conserva la arquitectura original casi en su totalidad. La fachada, el patio, la escalera con barandilla de hierro y los torreones son los mismos pero el interior de las salas ha sido renovado para adaptarlo a los nuevos usos.
Las paredes blancas y el suelo de color gris dan un aspecto al edificio frío e impersonal capaz de albergar cualquier exposición. El único color presente en pequeños detalles es el verde de Bankia. La finca se convierte en el centro social y cultural de Caja Madrid.
Las transformaciones respecto a la distribución de los siguientes espacios quedan de la siguiente manera: En el sótano se encuentra el Auditorio, la sala de Audiovisuales y dos salas para exposiciones. En la Planta 0 encontramos la escalera original con la barandilla y el patio, subiendo unas escaleras vemos la tienda ecológica y el restaurante, en el lado opuesto se ubican 4 salas expositivas.
La planta 1 contiene los espacios de la biblioteca para jóvenes, niños y adultos, Mediateca, Hemeroteca, sala de lectura, la sala de imagen y sonido, el curso de idiomas, dos salas de trabajo y la sala de ordenadores.
Los espacios para consulta de material didáctico pueden ser disfrutados por clientes de Bankia, estudiantes, profesores, investigadores, voluntarios de ONGs, discapacitados y mayores de 65 años. Están abiertos todos los días pero los sábados y domingos cierran de 14:00 a 16:00.
En la planta 2 se encuentra la mayoría de espacios para talleres y cursos, el laboratorio fotográfico, el laboratorio de radio y la sala multimedia.
La casa encendida ofrece un curso de fotografía por 50 euros, así como la posibilidad de utilizar su laboratorio de positivado por 2 euros al día y el laboratorio de revelado por 1 euros por película. En ambos casos, hay una persona que tratará de asesorarte y ayudarte en todo momento.
La sala multimedia ofrece todo tipo de recursos para montaje de video. El coste es de entre 5 y 8 euros cada 5 horas.
El laboratorio de radio cuesta 10 euros por 5 horas de uso.
En todos los casos expuestos, para poder acceder a estos espacios es necesario enviar una petición y especificar el proyecto o motivo por el cual deseas utilizar estas instalaciones.
Por último, en la cima del edifico se encuentra la azotea. Un jardín sostenible rodea el margen de este espacio. En él han colocado diferentes etiquetas que describen las plantas que allí crecen.
Los dos pabellones originales de la primera construcción permanecen en este lugar dedicados a múltiples e indeterminados usos.

Líneas principales de desarrollo del centro

La casa encendida ofrece exposiciones, talleres, programación cultural y cursos.
Se basan en cuatro líneas de desarrollo: solidaridad, medio ambiente, cultura y educación.
Funciona como centro promotor de la acción social y contiene el punto de información al voluntariado, perteneciente a la Comunidad de Madrid, donde ponen en contacto al interesado o interesada con las ONGs e informan al visitante de qué características compone un programa de voluntariado.
Respecto al apoyo al medio ambiente, ofrece cursos acerca de esta temática y promueve proyectos para evitar la degradación del planeta.
En cultura divide su labor en cuatro aspectos diferentes: literatura y pensamiento, artes plásticas, artes visuales y artes escénicas. Todo esto reforzado siempre por los talleres sobre cada una de las disciplinas artísticas.
La educación es promovida desde La Casa Encendida por medio de talleres de animación, idiomas, campamentos urbanos y clases de informática.
Otros servicios que ofrece este centro son becas para la producción artística y cultural como por ejemplo la convocatoria abierta desde hace unos días para jóvenes comisarios.
En ocasiones anteriores, ha habido becas para la danza o de poesía.
También cabe destacar el programa que emite la cadena de televisión “La 2” los sábados a la 1:00 de la madrugada con el fin de promover sus actividades semanalmente.

Percepciones

Es un edificio interesante por la disposición de los diferentes espacios.
El recibidor de la entrada es muy atractivo. Pone a nuestra disposición el folleto mensual con toda la programación del centro así como flyers de las exposiciones. Además hay una persona encargada de informar sobre lo que puedes encontrar en La Casa Encendida en ese momento y el resto de actividades programadas.
Las salas expositivas de la entrada están bien. No son muy grandes pero suelen disponer las obras de manera que resulten atractivas al visitante.
Lugares como la cafetería o la tienda solidaria los encuentro especialmente acogedores en comparación con el resto de salas. La decoración de la cafetería invita a sentarse a tomar un café porque es muy original.
El patio cubierto es uno de los grandes atractivos de este centro. Allí realizan tanto conferencias como conciertos o proyecciones.
La primera y segunda planta son muy similares. Opino que no son intuitivamente accesibles.
A menos de que te lo propongas, no caes en la cuenta de que es un lugar por el que puede pasear el público abiertamente. Da la impresión de ser oficinas con el paso restringido.
Una vez que cruzas esa barrera y comienzas a investigar descubres las múltiples posibilidades que te ofrecen.
Desgraciadamente, al no ser un lugar público debes tener un perfil muy concreto para poder acceder a zonas como la hemeroteca o mediateca.
La biblioteca de adultos me pareció pequeña, así como el catálogo de libros que ofrecen para pertenecer a una entidad tan popular.
Los laboratorios de imagen y radio me parecen excelentes porque son lugares difíciles de encontrar y de acceder Los precios que cobran creo que son razonables.
La azotea es otro de los lugares a resaltar. Pero creo que es un error denominar “jardín sostenible” a la casi anecdótica vegetación que allí se encuentra.
Las líneas de trabajo del centro son muy loables, quedan muy bien pero cuesta relacionarlas con la entidad bancaria dado el panorama que ha proporcionado en los últimos años.
Los 80.000 desahucios que ha llevado a cabo y el famoso rescate bancario son dos buenos ejemplos.
Creo que Bankia debería poner todo su empeño en explotar este centro porque necesita un lavado de imagen de grandes magnitudes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada