jueves, 7 de noviembre de 2013

Luz... de gas en Sevilla

La Fundación Focus-Abengoa, en colaboración con el Dalas Museum of Art (Dallas), ofrece en su sede de Sevilla (Hospital de los Venerables) una exposición muy promocionada sobre "La luz en el arte y la ciencia del mundo islámico". Según la web de la Fundación:

"Reúne 150 objetos excepcionales de todo el mundo que nunca han sido expuestos antes para explorar la importancia de la Luz en la estética y el conocimiento islámicos desde el siglo IX al XX.
Tras su inauguración en Sevilla, la exposición se trasladará al Museo de Arte de Dallas en la primavera de 2014. 27 de junio de 2013 
(...)
A través de los 150 objetos de diferentes colecciones públicas y privadas, de Europa, Medio Oriente y Estados Unidos, Nur: la Luz en el Arte y la Ciencia del mundo Islámico explorará la utilización y el significado de la luz en el arte y la ciencia del mundo islámico, poniendo de manifiesto que la luz es un motivo unificador en las civilizaciones islámicas de todo el mundo. La exposición, dirigida y comisariada por la Doctora Sabiha Al Khemir, experta en arte y cultura islámicos, contará con numerosas piezas inéditas, desde obras de arte, hasta manuscritos y objetos científicos."

Candil de doble piquera ("doble pico", según el panel de la exposición), adjudicado a los siglos X-XI (Furusiyya Art Foundation)
¿Objetos excepcionales del mundo islámico que nunca han sido expuestos antes? Pues yo diría que ya había visto unas cuantas, pero a lo mejor mis neuronas se autogestionan...
¿Explorar la importancia de la luz en la estética y el conocimiento islámicos desde el siglo IX hasta el XX? Nunca lo hubiera dicho de no haberlo visto por escrito... La relación de los objetos con la luz es tan forzada que provoca sonrojo y desconcierto, leer algunos de los floridos textos de los paneles explicativos:

"La palabra árabe Nur alude tanto a la luz física como a la metafísica. La luz como metáfora está presente en muchas culturas. Según el Corán, Dios es 'Luz sobre luz'. En la Biblia Jesús dice: 'Yo soy la luz del mundo' y en el comienzo del Génesis también aparece 'Dijo Dios: Sea la luz y hubo luz'. La luz da forma y color al mundo. La luz ha llegado a convertirse en símbolo del conocimiento, de la belleza y de la bondad; conceptos íntimamente relacionados con nuestra condición humana. La luz está presente en el arte y en la ciencia, que son las expresiones más duraderas de la cultura. Esta exposición es un viaje por la belleza y el conocimiento en el arte y la ciencia del mundo islámico desde España (sic) a Asia Central, a través de siglos de luz intemporal"

La exposición, organizada según criterios escenográficos depurados, muestra una panorámica algo elemental y demasiado diversificada sobre la cultura islámica, que no responde ni de lejos a las expectativas generadas por la publicidad directa e indirecta que llegó a mis manos y a mis ojos. Reconozco que hay algunas cosas interesantes, pero...
Lo más destacable: la colección de astrolabios entre los que, según me pareció, había "alguno" muy conocido... Pero ya digo que acaso mi cabeza engendre alucinaciones...
Lo más sorprendente, según la supuesta intención de ofrecer objetos "nunca expuestos": los procedentes de cierto museo, que ofrecía en sus salas hasta hace poco...
Aunque se pueden ver algunas imágenes en la página de la Fundación, los vigilantes de seguridad impiden realizar fotos... no sé si por preservar el espíritu de las piezas o por evitar que los diletantes destruyamos la imagen inflada que han transmitido los medios. 
Cobran 5,50 € por entrar, con derecho a visitar parte del edificio y la reducida pero importante colección de pinturas atesoradas entre las que, para mi gusto, destacan una de Murillo y otra de Velázquez.

Y luego dirán que la luz es cara...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada