martes, 20 de noviembre de 2012

Jean Paul Gaultier en Madrid


Por Cristina Campos Navarro


Hace poco pudimos observar una mágnifica exposición en la fundación Mapfre dedicada a 125 vestidos de alta costura de Jean Paul Gaultier, y coincido con muchos críticos en denominarlos obras de arte, ya que todos ellos son fruto de un gran proceso imaginativo, una estética cuidada y un gran dominio de la técnica. Creo que es todo un acierto el nuevo rumbo que últimamente están adaptando ciertas entidades de proyección estética; se están empezando a interesar en exponer no sólo cuadros o esculturas... sino también objetos como puede ser un vestido, una joya (exposición de Cartier en el Thyssen) o incluso un maniquí (con caras proyectadas, todo un acierto).
Veo que se están abriendo a más posibilidades de las que teníamos antes; las instituciones empiezan a adaptarse al "nuevo" arte y a las obras de los artistas modernos, muchos de los cuales no están interesados en trabajar el óleo o el grabado, sino a probar nuevas técnicas totalmente diferentes a las tradicionales.
Poco a poco vamos avanzando, debemos actualizarnos, apoyar y aceptar las nuevas técnicas que ofrecen muchos artistas del siglo XXI sin descartar las que heredamos de siglos anteriores, aunque sean totalmente diferentes.

Quizá a mucha gente este tipo de exposiciones sólo les parezca una provocación, pero como decía Salvador Dalí "El que quiere interesar a los demás, tiene que provocarlos...".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada