domingo, 18 de noviembre de 2012

Koko, la gorila que aprendió a hablar y a pintar

Lucía Soto Rivero


Koko es el nombre de una gorila adiestrada por la doctora Francine 'Penny' Patterson y otros científicos de la Universidad de Stanford. La finalidad de su entrenamiento era poder comunicarse con ella mediante más de 1.000 signos basados en la lengua de signos. Comprende aproximadamente 2.000 palabras de inglés hablado.


Algunos científicos afirman que Koko usa la lengua de signos, y sus acciones son coherentes con los gestos que usa, indicando que domina el uso del lenguaje. Otros sostienen que ella no comprende el significado que hay detrás de lo que hace, pero aprende a completar los signos porque los investigadores la recompensan por hacerlo.
La doctora Patterson cree que Koko inventa nuevos signos para comunicar nuevas ideas. Por ejemplo, ella afirma que nadie enseñó a Koko la palabra "anillo", por lo tanto para referirse a ella Koko combina las palabras "dedo" y "pulsera", por lo tanto "pulsera de dedo". Otro evento que sugiere que Koko comprende sus expresiones tuvo lugar durante un chat-encuentro de internet documentado. Cuando Koko fue entrevistada en presencia de la Dr. Patterson sobre la posibilidad de tener hijos con su pareja, Ndume, Koko indicó decididamente que no, incluso usando términos como "retrete" y "malo" para referirse a Ndume.
Las críticas de una parte de la comunidad científica se centran en el hecho que mientras que se publica mucho en la prensa popular sobre Koko, en las publicaciones científicas se publica mucho menos.
El debate requiere un planteamiento cuidadoso sobre que significa "aprender" o "usar" un lenguaje.
El entrenamiento de Koko comenzó cuando cumplió 1 año. La doctora Patterson ha valorado que su vocabulario supera las 1.000 señas, lo cual la sitúa entre los más hábiles no humanos en el uso del lenguaje. Otro dato curioso es que Koko ha cuidado de varios gatos a través de los años.
Este documental almacenado en Youtube muestra como Koko es capaz de comunicarse con la doctora Patterson y entender lo que ella trata de trasmitirle:



Por otra parte, existe numerosa documentación sobre los avances de Koko o su “charla” sobre la familia y su deseo de tener un hijo en su canal de Youtube.
Un estudio ha desvelado que los gorilas pueden ser creativos y expresivos emocionalmente, de manera que son muy similares a los humanos. Por ello, hay que destacar que a Koko le encanta pintar, y ha producido algunas hermosas obras de arte, incluyendo una pintura abstracta que ella llama "amor", una pintura figurativa que ella llama "Bird", que se basa en un verdadero pájaro azul que solía visitarla, y una pintura llama "Pink, Pink, Stink, good drink", basada en una foto que vio en un libro, que cuenta con un río rodeado de flores de color rosa. Ya decía Roger Fouts "Es parte de la naturaleza del mono pintar. Les gusta usar ceras, lápices y pinturas. Por supuesto, también les gusta comer...". En la página web de su fundación podemos encontrar numerosos videos que registran a Koko pintando: enlace


Pero Koko no ha sido el único gorila “artista”. Doc, tampoco era un gorila corriente. Le encantaba pintar y su talento impresionó al personal del zoológico, hasta tal punto que su trabajo apareció en una exposición.
Estos gorilas, a través de sus pinturas han demostrado la gran inteligencia y capacidad que pueden llegar a tener, han demostrado que una buena obra de arte no tiene por qué salir de las manos de un humano. Una buena obra de arte puede salir desde el más puro instinto animal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada