martes, 12 de febrero de 2013

Casa Museo Picasso, A Coruña


Por Laura Reimúndez 


La Casa Museo Picasso de A Coruña es la vivienda donde residió Picasso con su familia entre 1891 y 1895. Fue en A Coruña donde Picasso comenzó a hacer sus primeros dibujos y pinturas de gran realismo siendo todavía un niño, que sentía  predilección por elementos y personajes de la vida cotidiana. En el museo se conservan  27 reproducciones de las obras iniciales del artista malagueño y algunas de su padre, José Ruíz Blasco, que era profesor en la Escuela de Bellas Artes.
El  museo no centra la atención en la obra de Picasso,sino que muestra a los visitantes el entorno que rodeaba a Picasso durante sus primeros años de vida y su relación con la ciudad.  En una visita guiada se explica cómo vivía el día a día, curiosidades  y anécdotas de su infancia y datos biográficos de relevancia, como la muerte de su hermana pequeña cuando vivía en esa casa. La casa está ambientada en la época y conserva bastantes muebles y objetos que estaban cuando Picasso vivía ahí, como una paleta y pinturas de Picasso y una silla que utilizaba para pintar. La falta de obras originales hace que no esté a la altura de otros museos dedicados al artista como el de Barcelona, Málaga o París. La mayor parte de las visitas son de turistas, especialmente durante los fines de semana, pero entre semana en muchas ocasiones está vacío.
El hecho de que el museo esté centrado en este tipo de sucesos anecdóticos, me lleva a pensar que quizá este lugar no se habría hecho de cualquier otro pintor, y es que Picasso es uno de esos son artistas cuya obra siempre va acompañada por su vida, destacando a menudo  la especialidad del carácter del “genio”; como por ejemplo Van Gogh, Goya o Caravaggio.


Estos temas trataban Ernst Kris  y Otto Kurz en el libro “La leyenda del artista” (1979), en el que hablaban sobre un perfil típico de artista. Llegan a esa conclusión cuando encuentran una serie de sucesos que se repiten en todoslos relatos de la vida de diferentes artistas. Nietzsche, ya afirmo en su momento que se podría resumir el carácter de cualquier personalidad histórica con la ayuda de 3 anécdotas.
Esto va unido, según se explica en el libro, a la existencia en nosotros de  un instinto que nos lleva a interesarnos profundamente en la niñez de personas excepcionales. Esto se puede explicar de dos formas:
“Un punto de vista  expresa que los acontecimientos de la infancia tienen una importancia decisiva para el futuro desarrollo del hombre, de aquí los intentos de demostrar la temprana influencia del destino en las vidas de los grandes personajes de la historia. El otro interpreta estas primeras informaciones sobre la vida de los héroes no como precursoras en cuanto a causalidad, sino como signos premonitorios; ve en las experiencias del niño un indicio de sus futuros logros y las considera como prueba de la temprana consumación de singularidad”
Teniendo en cuenta estos estudios, la forma en las que nos muestra el museo a Picasso sería un claro paradigma. Por poner un ejemplo, hay un artículocolgado en una de las paredes de la casa, perteneciente a un periódico de la época que se hace eco  de la primera exposición de Picasso, en la que hacían énfasis en el  talento innato del pequeño  Picasso, y que el museo presentaría como un hecho premonitorio.
En cualquier caso es un museo interesante, incluso para los visitantes que no estén  familiarizados con la obra, como un acercamiento muy breve a la obra de Picasso o simplemente por el hecho de ver la casa en sí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada