martes, 12 de febrero de 2013

Cristina Iglesias en el Reina Sofía: Metonimia

metonimia.
(Del lat. metonymĭa, y este del gr. μετωνυμία).
1. f. Ret. Tropo que consiste en designar algo con el nombre de otra cosa tomando el efecto por la causa o viceversa, el autor por sus obras, el signo por la cosa significada, etc.; p. ej., las canas por la vejez; leer a Virgilio, por leer las obras de Virgilio; el laurel por la gloria, etc.
Diccionario de la Real Academia Española


"La exposición organizada por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, conformada por más de cincuenta piezas, supone la mayor retrospectiva que se ha realizado hasta la fecha de esta artista, desde sus inicios hasta la actualidad. A lo largo de estas tres décadas, Cristina Iglesias ha mostrado un decidido interés por redefinir lo escultórico como un campo expandido que sirve para cuestionar lo objetual en sus relaciones con lo espacial y lo arquitectónico. Sus esculturas se integran con la arquitectura del lugar en el que se ubican, estableciendo un juego en el que la realidad y la apariencia se entrelazan. Creaciones que generan de este modo sugerentes mundos ficticios y abandonan sus fines utilitarios para convertirse en escenografías que propician una observación reflexiva. Intersecciones entre lo natural y lo cultural, sombras, cascadas, remolinos y follajes, en las que la idea de refugio resulta la metáfora más recurrente."


¿Cuestionar lo objetual en sus relaciones con lo espacial y lo arquitectónico?
Cristina Iglesias lleva muchos años trabajando en un territorio expresivo que desborda los límites de la escultura para penetrar en los de la arquitectura: materia, textura, espacio, luz y el resto de las cualidades asociadas al "volumen" establecen el repertorio de un discurso estético sencillo y complejo a la vez. De hecho sería difícil "clasificar" algunas de sus propuestas recientes. Y casi siempre con propuestas concebidas para ofrecer al espectador problemas perceptivos o de "ambigüedad" más o menos sutiles. En esa línea me ha interesado mucho su obra porque ofrecía reinterpretación de temáticas de honda solera en la historia del arte español. Sus propuestas formales construidas a partir de lo vegetal hacen pensar en el ornato plateresco y, por supuesto, en el ataurique hispano- islámico e, incluso, en fórmulas mucho más orientales. No creo que sea difícil contextualizar algunas de sus obras en ambiente zen...
Un origen similar más próximo podría rastrearse para los elementos geométricos (cuasiverbales), que pueden interpretarse como desarrollo de lacerías, celosías y otros elementos geométricos y epigráficos de profundo arraigo en las culturas mediterráneas.
Y todo ello en un contexto estético que se proyecta hacia dimensiones propias de los planteamientos postcoceptuales inclinados hacia la integración de la naturaleza.

Creo que la exposición del Reina Sofía no enfatiza las cualidades de la obra de Cristina Iglesias y, muy especialmente, sus posibilidades para relacionarse con el espacio circundante. Creo que se podría haber hecho una exposición mucho más espectacular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada