jueves, 13 de enero de 2011

La catedral de Cádiz y los dolores de cabeza

Otro ejemplo de gestión "creativa" del patrimonio Histórico-Artístico. Como se les desprenden fragmentos de las bóvedas, ha decidido colocar un "falso techo" de tela de gallinero tupida que evita coscorrones y dolores de cabeza a fieles y diletantes. En consecuencia, a catedral ofrece un aspecto de indolencia difícil de  encontrar en otros lugares afines.

Según un cartel del exterior, el Ministerio de cultura está financiando obras en la sacristía baja por importe de 350.000 €. A pesar de ello, el empleado que vigila la entrada y cobra la visita a files y diletantes, afirma con desfachatez que el dinero recaudado sirve para "la conservación del edificio"... Y lo dijo así, no como he oído la cantinela en otros lugares: "para la conservación del templo" o para "la conservación del culto".
Hice unas cuantas fotos y me fui apresuradamente, con mucho pesar; para un diletante es doloroso no colaborar directamente en la conservación del Patrimonio Histórico Español... por "razones de conciencia". Por supuesto, es mucho más doloroso, advertir cómo se ceden partidas presupuestarias obtenidas de la recaudación tributaria a entidades que, con coartadas de justificación cultural, las utilizan en beneficio propio.Si lo hacen los de la SGAE por qué no lo va a hacer la Iglesia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada