domingo, 16 de enero de 2011

Museos y medios digitales

Por Mirian Herraez


Las galerías y museos han sido influenciadas de diferente modo por los medios digitales. Mientras que las galerías han sufrido una penetración hasta el punto de disponer de galerías virtuales, los museos han aumentado su información, pero no todos han llegado a una penetración del medio digital como para disponer de exposiciones virtuales.
 Una de las diferencias que parece se establecen en algunas ocasiones, entre galería y museo, es la finalidad lucrativa. Parece que la definición de galería viene vinculada a una finalidad lucrativa, mientras que la definición de museo no necesariamente, como podemos encontrar en una de las definiciones de la RAE (Real Academia Española) de museos: "Institución, sin fines de lucro, abierta al público, cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de los objetos que mejor ilustran las actividades del hombre, o culturalmente importantes para el desarrollo de los conocimientos humanos".
Sin dificultad, localizamos multiplicidad de galerías virtuales, y en  tan sólo en 6 días se inaugurará una feria virtual : VIP Art Fair
"El diseño de VIP Art Fair permite a los coleccionistas ver en línea obras de arte como nunca, gracias a la tecnología innovadora AO que presenta las piezas en relación con otras obras y en la escala relativa a la figura humana.
Los visitantes pueden acercarse para examinar los detalles de una pintura, la superficie de una obra, obtener múltiples vistas en tres dimensiones y ver vídeos multimedia. Por su parte, las galerías proporcionarán información general sobre obras de arte y artistas que incluyen biografías, ensayos para catálogos, películas y entrevistas".
Actualmente, los museos van aumentando su participación e información online.  En España, museos con exposición online destacados son: el Museo de arqueología de Cataluña, el proyecto museológico realizado para la creación del museo de las Artes Escénicas, la exposición  “Les presons de Franco”…en realidad, los museos han sobre todo aprovechado los medios digitales para generar proyectos educativos online, como los generados por el Reina Sofía o el Museo del Prado. Como prueba de la importancia de los recursos online, indicaremos que  existen empresas especializadas en la generación de museos online.
Pero para muchos individuos, esta penetración de los medios digitales no es suficiente, como expone Andras Szant, en su artículo Time to loose control, traducida en la siguiente dirección: www.hoyesarte.com/museos/museos/9030-el-lento-e-inevitable-camino-de-los-museos-hacia-los-medios-digitales.html
Personalmente, me parece correcto el uso que hacen los museos de los medios digitales, no me planteo entrar en discusión sobre si la causa es económica o no, posiblemente los museos no hacen más uso de los medios digitales porque el negocio de algunos museos está en los clientes que acuden o que compran, de cualquier modo, desean mantener el control de lo que ofrecen. Tan sólo valoraré la relación existente entre algunas aplicaciones de los medios digitales y la valoración del arte, en particular daré mi punto de vista a las posibles, diferentes valoraciones de arte  virtual o in situ.
Respecto a las galerías, tan sólo quiero remarcar que parece curioso que cuando el objetivo de la exposición es la venta se considere que se obtiene “suficiente información” como para vender una obra, con un análisis vía digital de las mismas, esto me hace plantearme: ¿qué tipo de individuos compran el arte vía virtual?, ¿cuál es el perfil del coleccionista de arte?, ¿podría asemejarse con el perfil del especulador?, compran arte sin conocer “in situ” la obra, ¿compran una obra por el nombre del artista o porque saben que dicho artista será reconocido en un futuro?, creo que esto nos debería, al menos, indicar como funciona el mercado del arte.
Desde mi punto de vista el arte debe ser degustado “in situ”, me parece un regalo el hecho de que las obras de arte sean cambiantes según la hora del día, según el ángulo en que nos coloquemos, el tamaño de la obra, la distancia a la misma, estos factores y muchos más específicos del individuo, tanto físicos como de aprendizaje, desde mi punto de vista establecen unos vínculos entre el individuo y la obra de arte que no se podrán establecer mediante un conocimiento virtual de dicha obra, asimismo, no hemos tenido en cuenta por otro lado, si existe tridimensionalidad en la obra o las posibilidades de distintas texturas de las obras, aunque como hemos leído anteriormente este problema de captura de las diferentes texturas quedaría solventado, imagino que será solventado del mismo modo que lo solventan las tiendas de moda por Internet, en las que uno puede perfectamente hacerse a la idea de la textura de la prenda, el color, el formato, pero en estos casos, el conjunto de características da igual, lo importante es el conocimiento de la prenda y como nos quedará, parece ser que con el arte vamos por el mismo camino, no es necesario que nos genere ninguna impresión, sino que nos encajen como buscamos, las características de la obras, nos agrade la textura, el tamaño en comparación con otros objetos, el color...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada