lunes, 24 de febrero de 2014

Arte y derechos laborales

Luis Manuel me pasa referencia del incidente acaecido en Guggenheim Manhattan hace dos días, relacionado con un asunto que está pesando como una losa sobre el prestigio de las instituciones relacionadas con ello: las condiciones en las que están trabajando en Abu Dabi quienes están construyen las sedes "deslocalizadas" de algunas grandes instituciones, entre las que destacan la Fundación S. Guggenheim, y el Museo del Louvre. Según dichas fuentes, los gestores de dichas instituciones han decidido cerrar los ojos para no conocer que en Abu Dhabi los derechos laborales se parecen mucho a los paradigmas que defienden los sectores españoles ultracentristas.

Hyperallergic
Alrededor de 40 personas, relacionadas con el movimiento Occupy Museums, entraron en el museo diseñado por Frank Lloyd Wright, aprovechando la hora de pay-what-you-wish para lanzar consignas, desplegar pancartas y someter a los visitantes a una anómala sesión de trompeta.
Obviamente los "extremistas violentos" son incapaces de entender que los museos y, sobre todo, los de arte contemporáneo, no son lugares donde reinar el Bien, la Verdad y la Belleza; y que no son adecuados para albergar zafiedades: los museos son uno de los pocos recintos de espiritualidad pura que existen y todos los ciudadanos de bien deberíamos impedir que fueran profanados...  Además, la construcción de las nuevas sedes de Abu Dhabi se está acometiendo cumpliendo la legalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada