sábado, 15 de febrero de 2014

Reconocimientos al (o del) Arte Contemporáneo

Vivimos en un país donde llegan las noticias tarde, pero arraigan con furia de provincianismo. Con mucho retraso sobre la emisión de ciertos programas de televisión en Inglaterra y con más de un año de desfase sobre las declaraciones de Chris Dercon (director de la Tate Modern), que comparó su trabajo con el de un gestor de una empresa de radiodifusión pública, parece haber llegado la misma idea a los ambientes españoles (hace poco hubo un precedente muy discutido en Barcelona). Y acaso por ello, el director del MNCARS ha cedido sus instalaciones para la celebración de un evento que, a buen seguro, contribuiría a fomentar su capacidad "relacional".
El pasado jueves, elconfidencial  ofrecía un artículo de Peio H. Riaño que, con matices de la Carver Media Glovar Network,  anunciaba una noticia que sucedería al día siguiente en el MNCA Reina Sofía: la concesión de los "Reconocimientos del Arte Contemporáneo" (sic),  entregados por decisión conjunta de tres instituciones:  el Instituto de Arte Contemporáneo,  la Asociación de Mujeres en las Artes Visuales y la Asociación de Coleccionistas 9915.

"El inventor de los RAC (Reconocimientos al Arte Contemporáneo) (sic) es Miguel Cereceda, presidente del Instituto de Arte Contemporáneo (IAC), que, como indica a este periódico, llevaba esta gala en el ADN de su candidatura a la presidencia de dicha asociación. Así que cuando tomó las riendas de la sociedad, hace un año, se puso en contacto con una productora para que hiciera realidad su sueño. Porque de estos saraos la gente del arte no sabe mucho.
“Mi idea era realizar unos premios del arte contemporáneo para dar mayor visibilidad a los profesionales del sector. Me parece que el modelo mediático de los Goya ha hecho mucho a favor del cine español y buscaba lo mismo”, explica a este periódico. Cereceda tenía una prioridad: “La visibilidad es lo más urgente del arte contemporáneo. Mi obsesión es llegar a la gente y al público, romper con el círculo elitista que se reduce a los suplementos cultuales. Necesitamos que el arte esté en las televisiones”, aunque avisa que esto no será una exposición, sino un “espectáculo”, una “fiesta”.
Salsarosa y performance
En la productora le dijeron, tal y como cuenta el propio Cereceda a El Confidencial, que necesitaban “gente mediática”. “Nos han dicho que ni al director más famoso de España, ni a la galerista más importante les conoce nadie. Así que si queremos estar en la televisión debemos aceptar sus normas. De momento, ya han confirmado su presencia en la gala Televisión Española y Telecino. Y las redes sociales están que arden”, apunta Cereceda.
Por eso contrataron los servicios de Álvaro Forqué (director de cine y realizador de los premios de cine que llevan el nombre de su padre, José María Forqué) para escribir el guion. La gala será presentada por el periodista de Telemadrid Jota Abril –es el presentador de los informativos territoriales-, junto a Topacio Fresh, “galerista y socialité” –reza en el dossier de prensa, aunque ella prefiere definirse como “galerista y vedette”, que hace sus pinitos en el reality de Mario y Alaska. Juntos repartirán los 14 reconocimientos, que no premios.
También habrá actuaciones durante la gala retransmitida: Antonio Chávez, “compositor y productor de última generación tecnológica”; Lumen, “dos linternas y un lienzo lumínico tamaño cine donde son capaces de dibujar cualquier cosa”; Boa Mistura, “los mejores grafiteros del momento”; José Hernández, “considerado actualmente el mejor guitarrista flamenco que conquistará a todos los presentes”. El problema de mezclar es la resaca." (...)

Desde lo que ya hemos comentado en este blog sobre la práctica museística del MNCARS, me parece difícil —por no decir imposible— alterar su carácter endogámico, pero reconozco que la idea de forzar su proyección social me parece buena, aunque el planteamiento apeste a lo mismo que las fiestas de señores píos y señoras pías, para recaudar fondos a "beneficio de los huérfanos, los huérfanos y los pobres de la capital". En todo caso, ignoro la relevancia que habrán otorgado los medios más populares habrán otorgado a la celebración, pero hoy, el mismo medio y la misma persona dan noticia de la crónica de un fracaso anunciado, bajo un título esclarecedor: "La vergüenza ajena toma el Museo Reina Sofía":

"Las previsiones más agoreras vaticinaban tormenta y aquello acabó en ciclogénesis explosiva. Pocas veces el fracaso suma tantos reconocimientos a la salida de un evento, como ocurrió anoche en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, donde se entregaron los Reconocimientos al Arte Contemporáneo (RAC), organizados por la asociación IAC, que preside Miguel Cereceda, el hombre que tuvo el sueño de emular a Los Goya del cine y terminó convirtiéndose en el principal responsable del mayor bochorno jamás vinculado a la imagen del arte contemporáneo español.
Cereceda quiso hacer doblar las campanas en nombre de la visibilidad, quería romper con la barrera de los suplementos culturales –como aseguró en declaraciones a este periódico-, quería entrar en las casas de los telespectadores y enseñar el maravilloso mundo del arte contemporáneo. Afortunadamente, no hubo emisión en directo, porque las campanas terminaron llamando a funeral.
Cereceda confundió el envoltorio con el caramelo; se perdió en el acontecimiento persiguiendo el reconocimiento. Habló en su discurso institucional –en un tono de guerrilla peleona- sobre dignidad y excelencia, sobre valores democráticos y sociales, pidió racionalidad y transparencia a los gestores públicos, reclamó la igualdad de géneros, se revolvió contra la discriminación sexual e instó a defender el patrimonio del arte contemporáneo." (...)

La verdad es que la situación parece pensada para nutrir de contenido a los "pedagogos" de Tele 5 o lo que sería aún más lamentable, para que hicieran ejercicio de vanidad liberal los "periodistas" de Tele Madrid. 
La personalidad de quienes han sido "premiados" es lo de menos, incluso aunque hayan mediado distinciones aparentemente contradictorias con los principios reconocidos por los organizadores. Quienes han votado sabrán por qué lo han hecho... Lo del premio "artista revelación" a Cildo Meirelles (64 años) es de chiste... si no se trata de un error de elconfidencial.

La anécdota me ha recordado un curioso incidente sucedido en la Facultad de Bellas Artes de Madrid hace muchos, muchos años, cuando por iniciativa provocadora de tres jóvenes brillantes, se organizó un alboroto fenomenal porque acudió a inaugurar una exposición Yola Berrocal. ¡Jamás había acudido tanta gente! Naturalmente, nadie acudió con la intención de contemplar las maravillosas obras de los creadores brillantes. Las razones motivadoras eran prosaicas, redondeadas y, por supuesto, sexistas.

¿Realmente desean incrementar la capacidad "relacional" del arte contemporáneo y de las instituciones correspondientes? Es sencillo: bastaría con que quienes lo gestionan y sus allegados dejaran de mirarse el ombligo, al amparo de declaraciones "democráticas", pomposas y manidas, que hacen sonreír a la mayoría. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada