martes, 27 de septiembre de 2016

El gobierno turco suspende los trabajos de los arqueólogos austriacos en Éfeso

Según publicaba recientemente The Art Newspaper, en el curso de los recientes hechos políticos, el gobierno turco ha decidido cancelar los trabajos que estaba realizando el Instituto Arqueológico Austriaco en Éfeso, bajo la dirección de Sabine Ladstätter. Las "razones" del bloqueo estarían en las declaraciones que realizó en agosto el canciller Christian Kern, que valoró como "ficción diplomática" que Turquía pudiera entrar en la Unión Europea. Por su parte, Mevlüt Cavusoglu, ministro de Asuntos Exteriores turco, ha declarado que Austria es "la capital del racismo radical" y que es inaceptable que en ese país europeo se permitan manifestaciones en apoyo del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado como grupo terrorista por Turquía y la UE.

Biblioteca de Celso, Éfeso
Es importante tener en cuenta que el gobierno turco ha reconocido, de hecho, su incapacidad para dar "respuesta" adecuada al rico patrimonio arqueológico conservado en su territorio y que, fruto de esa precariedad, muchos de sus yacimientos más relevantes están siendo estudiados por instituciones extranjera. Concretamente, la antigua ciudad de Éfeso, hoy convertida en un inmenso yacimiento arqueológico, ha sido excavada por diferentes potencias occidentales. El Museo Británico empezó a trabajar en 1869; continuaron los austriacos gracias al patrocinio de Karl Ritter von Mautner Markhof, que donó 10.000 florines. En consecuencia, los restos de los trabajos de arqueología se pueden contemplar en el Museo Arqueológico de Selçuk, en el Museo Británico y en el Museo Ephesos de Viena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada