domingo, 18 de septiembre de 2016

El patrimonio disperso de Santiago

Hace una semana Infolibre recordaba que la familia Franco aún conserva en su poder dos piezas del Pórtico de la catedral de Santiago, que fueron regaladas por el Ayuntamiento. Según parece, las obras son "legalmente" de los herederos de Franco, que las conservan en la Casa Cornide. Y culminaba el artículo en los siguientes términos:

"El profesor de Historia del Arte de la Universidad de Harvard y coordinador de la investigación histórico artística del programa de restauración del Pórtico, Francisco Prado-Vilar, asegura que "juntar todas las esculturas sería lo ideal. Su identificación es uno de los grandes descubrimientos, ayuda a entender todo el programa iconográfico de la fachada diseñada por el Maestro Mateo". 

Sin embargo, el historiador admite que recuperar las piezas en manos de la familia Franco va a ser "complicado", aunque aboga por una negociación "diplomática" para que los particulares donen las esculturas, que, "una vez identificadas, tienen un valor inmenso". Prado Vilar también destaca la "generosidad" de algunas personas e instituciones, que decidieron donar esculturas que estaban en su poder para poder completar la labor de restauración del Pórtico, algo que, lamenta, no ha pasado con la familia Franco."


"Muchos males han venido por los reyes que se ausentan.
Cosas tenedes, Cid, que farán fablar las piedras"

Pues eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada