lunes, 19 de septiembre de 2016

Unos cauntos capiteles de la catedral de Aix-en-Provence

La catedral de Aix-en-Provence está construida en un espacio que pudo estar ocupado por un templo dedicado a Apolo. Aunque el edificio sufrió múltiples vicisitudes "negativas" y "positivas", han pervivido unos cuantos restos de ornamentación arquitectónica de especial interés para los objetivos de este blog y que componen dos grupos perfectamente delimitados: los capiteles del baptisterio y los dos "sueltos" de la capilla de "Sainte-Madeleine", al parecer, procedentes de la "Sainte Chapelle".
Desde el análisis arqueológico de los restos, se considera que el baptisterio fue construido entre finales del siglo V y principios del VI, aunque fue sometido a múltiples reformas y acomodaciones durante los siglos sucesivos.
Aunque es de planta octogonal y ello le aproxima a edificios de Riez, Fréjus, Djemila, etc., la relación con el de Benevento (exagonal) es más que evidente, sobre todo, en el uso que se hizo de los materiales antiguos, también en este caso en buen estado de conservación. Los capiteles del baptisterio definen dos grupos que, muy probablemente, nos sitúan ante dos edificios de origen diferentes. Los APCB01, APCB02, APCB05, APCB06, APCB07 y APCB08, poseen acantos de traza y labor de calidad homologable a los mejores de la capital del Imperio, con ojales alargados, propios de los tiempos de Cómodo y Séptimo Severo, es decir, de hacia el año 200. Más allá de la hechura magnífica, especialmente sensible en el cuerpo superior, destaca el ornamento del ábaco, tal y como es frecuente en el sur de Francia (Nimes, Arlés, etc.), mediante motivos seriados de lengüetas y ovas y dardos.

APCB01
APCB02
APCB05
APCB06
APCB07
APCB08
El segundo grupo lo determinan los APCB03 y APCB04, que acreditan un tipo de talla menos virtuoso y algunas "anomalías" propias de tiempos más evolucionados o de talleres menos sujetos al rigor imperial. Destacan la manera de definir las volutas, según fórmula alejada de los prototipos anteriores, mediante zonas de unión retranquedas hacia el exterior. El APCB03 ha perdido los florones pero cuenta con motivo axial bien definido, frente a lo que sucede en el otro, que tiene espata triangular con dentellones, pero no pedúnculo.
El siglo IV define una buena referencia para situarlos, sin olvidar la posibilidad tantas veces mencionada de que, en realidad, fueran productos de un taller escasamente dotado.

APCB03
APCB04
En la capilla de Sainte-Madeleine" hay dos columnas, que según una cartela pertenecieron a la "Sainte Chapelle", destruida en 1808. Las columnas culminan en dos capiteles de concepción peculiar, pero que hacen pensar en ciertos asuntos muy queridos desde este blog... Aunque no estoy muy familiarizado con los restos altomedievales franceses, creo que la relación entre ellos y los de los diócesis de Astorga y, por supuesto, con ciertas series bizantinas y del sur de Italia, están bastante claros. Me limitré a destacar lo más relevante: cesto troncocónico muy marcado, en un caso (APCCM02), incluso, con labio de bocel liso; ambos derivan de las variedades evolucionadas de los siglos IV y V, en este caso, sin volutas; dos coronas de hojas de folíolos alargado, que hacen pensar en los capiteles "asiáticos" más evolucionados: talla de escaso relieve pero de buena ejecución; ábaco de fuerte concavidad; parecen concebidos para soportar cimacios o impostas...  Se alejan de los capiteles leoneses en la inexistencia de collarino, pero en todo lo demás, indican una proximidad, a mi juicio, bastante clara.

APCCM01
APCCM02
Obviamente, el cuerpo me pide situarlos en el siglo VI, cuando según han acreditado los trabajos arqueológicos se realizaron importantes obras que fueron alteradas durante los siglos VIII y IX, por obra de los musulmanes y, más tarde, durante el siglo XI, cuando se comenzó a construir la catedral llegada a nuestros días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada