viernes, 2 de enero de 2015

¡Copiad malditos!

Por Barp


¿Qué es copiar? Con este, en apariencia, inocente interrogante se abre el documental coproducido por TVE “¡Copiad malditos! derechos de autor en la era digital”, estrenado en mayo de 2011, bajo la dirección de Stéphane M. Grueso. Tal y como podemos leer en la web que completa el proyecto, el objetivo es poner “sobre la mesa los nuevos retos éticos y morales que la revolución digital está planteando”. Así, editado bajo una licencia Creative Commons BY/NC 3.0 (Atribución / No Comercial), se permite su libre copia y distribución para uso no comercial, introduciendo ya de primera mano el concepto de copyleft. Dicho concepto, harto desconocido por la mayoría de nuestra sociedad, en la que me incluyo, resulta además ignorado por aquellos que insisten en “educar” a las nuevas generaciones como defensores de la cultura y, por ende, contra la terrible piratería (tal y como hemos tenido ocasión de ver en este mismo blog), dando una visión totalmente sesgada de lo que es una realidad mucho más amplia y compleja. Con todo esto, lo interesante de esta película radica en ese esfuerzo por desenmarañar y aportar algo de luz a esa realidad que nos resulta tan ajena y que, sin embargo, forma parte de nuestro día a día más inmediato. Basta con echar un vistazo a las noticias de actualidad que, con la nueva Ley de Propiedad Intelectual (LPI) que entrará en vigor el 1 de enero de 2015, no hacen más que incidir en esa imperiosa necesidad educativa en términos de propiedad industrial, propiedad intelectual, derechos de autor, copyright, canon digital, copyleft, software libre, cultura libre, open access, etc. Repito: una necesidad informativa, no adoctrinadora.


En cuanto a la LPI, de lo que más eco se ha hecho la prensa ha sido precisamente de la tasa Google, por la cuenta que les trae. Sin embargo, poco o nada se habla sobre los efectos del canon aplicado a la Universidad. Como aquí  señala Javier de la Cueva, abogado especializado en propiedad intelectual, “el Ministerio de Cultura ha vuelto a la carga con la reforma de la LPI creando un canon: las Universidades públicas y privadas tendrán que pagar 5 euros por alumno. Si coges el número de alumnos y Universidades, sale a 8 millones de euros anuales a favor de CEDRO. Y todo por publicar objetos bajo Creative Commons” es decir, CEDRO, la SGAE de los libros, la sociedad privada que gestiona los derechos de escritores y editores, detrás de la cual se encuentran grandes editores, además de la Cuatro, la Sexta, La Razón y el Grupo Planeta, pretende hacer pagar un canon a las Universidades por el material que se utiliza en sus campus virtuales (en este vídeo la cosa quizá se entienda algo mejor). Todo esto, sumado a la EU2015, va claramente en una misma dirección: la privatización de la educación pública, con lo que ello supondría para el conjunto de la sociedad…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada