sábado, 24 de enero de 2015

Dejad de mirar vuestro ombligo

Por Dafer

Cuando uno se encuentra entre amigos, familiares o conocidos en medio de una amena conversación y de repente todos se ven atrapados por el tema de la política en nuestro país; cuando nuestros gobernantes y demás políticos pasan a ser el centro, a más de uno le entran escalofríos, algunos echan humo por donde pueden y los hay que hasta se largan del lugar.
Nadie queda indiferente, y por supuesto, todos tienen algo que decir. Ese es nuestro panorama actual, el de unos políticos a los que solo parecen preocupar los números, aunque no tanto los del país como los suyos, claro está. Las medidas que toman deben ser verdaderamente eficaces solo para ellos, los recortes demasiado sangrantes para todos y la corrupción... eso ya es tema aparte, por favor, que manera más descarada tienen de reírse del ciudadano.
Bajo esta situación, y como no podría ser de otra forma, el arte tiene algo que decir y por ello nacen obras originales y críticas con lo que viene sucediendo. Este es el caso de Debate, obra del artista griego Georgios Cherouvim que nos muestra dos figuras trajeadas con elementos geométrico por cabeza que "debaten" mediante un idioma difícilmente entendible, uno formado por pitidos que parecen proceder de una máquina. Podría decirse que se les entiende más o menos igual de bien que a cualquier político de turno.


Debate from Georgios Cherouvim on Vimeo.

Ambos se presentan en un estrado a una altura superior a la del resto de la sala, por lo cual vemos a dichos elementos por encima de nosotros, emitiendo unos ruidos que ni entendemos ni nos agradan, porque verdaderamente son chirriantes, y hacen que nos entren unas ganas irrefrenables de callarlos. ¿Podremos encontrar retrato más acertado?
Esta obra fue exhibida en Octubre del año pasado en una galería de Atenas junto a otras tantas creaciones en la que fue la primera exposición individual del autor, Monomorphia. Entre las obras que se exponían había varios bustos de bronce que venían a plantearnos, entre otras cosas y según las palabras del autor, si la sociedad tiene que verse obligada a recordar a los opresores de la misma forma que a los héroes; también había una serie de catorce serigrafías expuestas junto a hojas con varias columnas de números y letras, con los que el artista pretendía hablar de todas esas cuentas que los políticos deben cumplir y explicar mediante lenguajes técnicos e incomprensibles; además se proyectaban varias animaciones y se realizaron algunas performances.
Por lo que vemos, esta, es toda una serie que nos muestra lo lejos que están a día de hoy estos señores y señoras de nosotros, hecho que ya conocemos sobradamente. Supongo por ello que la obra está más bien dirigida a ellos, para que se vean en el espejo, pero sinceramente, no creo que ninguno fuera a hacerse la foto esta vez a la hora de inaugurar algo como esto, y si lo hiciera, tan solo pensaría en lo hipócritas que pueden llegar a ser.

Enlaces de referencia:

- http://www.yorokobu.es/el-arte-de-la-telepolitica/
- http://ch3.gr/monomorphia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada